Category Archives: Física

¡Preparados, listos, fuera! La evolución de las habilidades físicas

Desde que nació, tú y tu hijo comenzaron un viaje que lo llevará de aferrarse a tu dedo a escalar en el área de juegos. Tu pequeño te sorprenderá todos los días con sus logros y, conforme avance en su desarrollo, verás que no solo sus habilidades físicas maduran, sino que su independencia y confianza aumentan. ¡Sigue leyendo para aprender más sobre cada etapa e hito que encontrarán en el camino!

Aunque dar los primeros pasos se da alrededor del primer cumpleaños de un niño, tu hijo ha estado avanzando por el camino que lo llevará a adquirir la habilidad para caminar desde que nació. Cada esfuerzo, ajuste corporal y lucha lo ayudarán a superar cada uno de los hitos del desarrollo físico y lo guiarán para que aprenda a caminar y, más tarde, a correr, escalar y saltar.

Este es un mapa del viaje y las recomendaciones específicas para cada etapa del desarrollo. Conforme comiences esta aventura con tu hijo recuerda que, aunque como adultos nos parezca algo intuitivo, correr, caminar, ponerse de pie e incluso rodar requieren de un conjunto de diversas habilidades físicas. Cada nueva acción necesitará de planeación motriz, equilibrio, coordinación y atención.
Continue reading

Escribir y dibujar: ¿qué puede hacer mi pequeña en cada etapa?

¡Ser capaz de escribir y dibujar es un gran logro para cualquier niño! Como todos los demás aspectos del desarrollo, estas habilidades se adquieren a través de un proceso gradual que involucra habilidades cada vez más avanzadas y complejas. Desde su nacimiento, tu hija ha trabajado sus movimientos de mano y dedos, los cuales, más adelante, le permitirán sostener un crayón y garabatear. A partir de este momento, ella pasará por varias etapas mientras sigue practicando su escritura y dibujo.

Garabateo aleatorio
A partir de los 16 meses, tu hija comenzará a garabatear cosas sin sentido. Se dará cuenta de que las líneas que ve en el papel se crean si mueve los brazos. En este punto podrá sostener un crayón con el puño y sus trazos resultarán de amplios movimientos de brazo (originados desde el hombro).

Garabateo controlado
Conforme desarrolle más control sobre los músculos de su mano y dedos, tu pequeña comenzará a trazar líneas y garabatos más controlados. Tal vez notes que repite y practica una y otra vez las mismas líneas (verticales, horizontales, diagonales, etc.).
Continue reading

Una guía para entender los eructos y regurgitaciones de mi bebé

Cuando cuidamos a un recién nacido, una de las primeras habilidades que aprendemos como padres es hacer eructar a nuestro bebé. Cada eructo tiene un propósito. ¿Por qué eructan los bebés? ¿Es importante hacer eructar a mi hijo después de alimentarlo? Certificarse en esta tarea te llevará por un camino lleno de alegrías, babeo y, por supuesto, mucha ropa sucia.

El arte de hacer eructar

Los eructos son causados por la ingesta de aire, y eructar sirve para liberar el gas sacándolo por el esófago y después por la boca. Hacer a eructar a tu bebé le ayudará a asentar el estómago y a deshacerse del aire que tragó al comer.

En los bebés, muchas veces la irritabilidad y los gases van de la mano. Como el sistema digestivo de tu hijo apenas se está desarrollando, es probable que sienta incomodidad debido a los gases. Cuando tu bebé nace, su estómago es del tamaño de una canica, diez días después el órgano crece al tamaño de un huevo y posteriormente al de una pelota de softbol.

Hacer eructar a mi bebé

Cuando alimentes a tu pequeño con biberón, dale la oportunidad de eructar cuando haya consumido la mitad de la botella y después de terminarla. Mantén la tetina llena de fórmula mientras le das de comer para reducir la ingesta de aire. Si lo amamantas, deja que tu bebé eructe cuando cambies de seno y cuando termine de comer.

Continue reading

Explorando el concepto de “juegos de movimiento”

Si eres un fiel promotor de Kinedu y haz visto nuestros videos, entiendes la importancia y la relación que existe entre la actividad física y el desarrollo cerebral. En este artículo exploraremos el concepto de juego de movimiento, analizaremos cómo es que este tipo de juego impacta las cuatro áreas de desarrollo temprano y cuáles son algunas maneras de promoverlo en casa.

Pero primero lo primero, ¿qué son los juegos de movimiento?

El movimiento es una de las primeras formas de comunicación que tu bebé utiliza cuando interactúa contigo. La teoría dice que, a través del juego libre de movimientos, tu pequeña trabaja todas las áreas de desarrollo, no solo la física. Los juegos de movimiento se dan cuando los niños, conforme se van desarrollando, se mueven de formas específicas y repiten esos movimientos. Ya sea con sus reflejos tempranos, sus sentidos o sus movimientos conscientes, tu bebé aprende y estimula su sistema neurológico de muchas maneras. Algunos ejemplos de juegos de movimiento se dan cuando juegan en el suelo (boca arriba o boca abajo), o cuando tu hija gatea sobre el estómago, gatea a cuatro patas, gira, se balancea o rueda, etc.

Continue reading

La motricidad del uso de las tijeras

Usar tijeras requiere y fomenta muchas habilidades de desarrollo. La acción de recortar permite que los niños fortalezcan los músculos de sus manos porque requiere que abran y cierren los dedos constantemente. Recortar también desarrolla la coordinación ojo-mano porque los niños deben ser capaces de mover las manos mientras miran algo. Como el cerebro debe procesar información de dos sistemas diferentes, cortar es una tarea complicada. Pero no te preocupes, sus manitas alcanzarán a dominar la motricidad fina necesaria para usar tijeras. ¡Sigue leyendo para aprender más sobre el tema!

¿Qué habilidades se necesitan?

Recortar con tijeras requiere de una serie de habilidades y la más importante es la separación de la mano. Esta es la capacidad de usar el pulgar, el índice y el dedo medio independientemente del dedo anular y el meñique. Cuando tu hijo practique recortar con tijeras, también trabajará la coordinación ojo-mano y la coordinación bilateral porque cada mano estará haciendo una tarea diferente.

Aunque estas acciones son necesarias para usar las tijeras, también se pueden practicar en la rutina diaria de los pequeños. Tareas simples como lanzar y atrapar una pelota, usar una cuchara o cerrar la cremallera de una chaqueta son acciones que promueven la coordinación de manos, la destreza de dedos y fortalecen los pequeños músculos de las manos.

Continue reading

¡Todo es diversión!

Los bebés y los niños pequeños exploran y aprenden sobre el mundo que los rodea cuando juegan con diferentes objetos. Al hacer esto, no solo se divierten, sino que aprenden habilidades básicas para la resolución de problemas y practican sus interacciones sociales. Jugar es una actividad indispensable durante la infancia y entender qué actividades y juguetes son los más adecuados para cada edad te permitirá estimular a tu hija para que trabaje sus habilidades y alcance todos los hitos del desarrollo.

Al principio, los bebés no entienden la diferencia entre un juguete y los objetos de la vida cotidiana. Para ellos, todo lo que ven, tocan, saborean y sienten es nuevo y excitante. Explorarán las cosas llevándoselas a la boca, golpeándolas y lanzándolas para ver qué es lo que pasa. Con el tiempo, aprenden a diferenciar entre lo que es un juguete y lo que no, pero seguirán usándolos de la forma que más los entretenga. Por eso, si una sonaja hace un sonido gracioso cuando se cae al suelo, tu bebé la tirará una y otra vez. Continue reading

Guía práctica para trabajar el control de la cabeza

Bien, ya hemos tocado este tema y ahora sabemos lo importante que es que los bebés fortalezcan los músculos del cuello para conseguir controlar la cabeza. En este punto probablemente ya hayas escuchado decir que conforme tu bebita crezca y se vuelva más fuerte, logrará dominar esta habilidad, ¡genial! Sin embargo, con tantos recursos a la mano (entre ellos Kinedu), se preguntarán qué pueden hacer ustedes en casa para ayudar a su hija a alcanzar este hito del desarrollo y aumentar su repertorio de habilidades motrices.

Primero que nada, repasemos. La adquisición del control de la cabeza es crucial porque sienta las bases de muchas otras habilidades físicas como el voltearse, sentarse, gatear y caminar. Si quieres leer más sobre qué esperar en cada etapa del crecimiento de tu pequeña, visita este enlace para ver el artículo correspondiente (Indicadores del desarrollo: control de la cabeza).

Ahora, pasemos a la parte divertida. Pasar tiempo boca abajo es, de hecho, el secreto para ayudar a tu hija a hacer grandes progresos en su control de cabeza. Pero ¿qué significa pasar tiempo boca abajo? Nos referimos a los minutos que tu bebé pasa recostada sobre su estómago mientras está despierta y, sobre todo, bajo tu supervisión. La Academia Americana de Pediatría (AAP) informa que cuando los bebés pasan mucho tiempo acostados boca arriba la parte trasera de su cabeza puede aplanarse y, aunque eso no tiene consecuencias negativas para su desarrollo, es preferible hacer lo posible para evitar esta situación. Continue reading

Cómo tu bebé descubre sus manos

Al principio, los bebés no son capaces de asociar lo que ven con lo que tocan. Notarás que a menudo tu pequeño mira hacia un lado, pero mueve las manos hacia otro. Esto se debe a que los niños menores de dos meses no entienden que sus manos forman parte de ellos. Pero no te preocupes, hay muchas maneras de estimular la coordinación de manos de tu bebé. ¡Sigue leyendo para aprender más!

¿Cómo descubren sus manos?

La coordinación de manos en los bebés es muy importante para el desarrollo de sus habilidades físicas y cognitivas. Desde que nacen, comienzan a familiarizarse con sus extremidades gracias a la succión y el agarre.

En los bebés, el descubrimiento de las manos es algo que puede ser estimulado a través de los sentidos y funciona como un efecto dominó. Practica esto con tu pequeño mostrándole y haciendo sonar una sonaja. Primero le llamará la atención el sonido y luego enfocará el juguete con la vista. Cuando vea la agitación, seguirá el movimiento con los ojos e intentará alcanzarlo con las manos. Una vez que tome la sonaja, el niño comenzará a notar sus propias manos. Continue reading

Propiocepción: saber cómo mover el cuerpo

Seguramente, cuando observas a una bebé dar sus primeros pasos te da ternura la falta de coordinación de sus movimientos. Parece que no sabe dónde está cada parte de su cuerpo o que no está segura de la secuencia de movimientos necesarios para caminar. ¿Alguna vez te has sentado con las piernas cruzadas y perdido la sensibilidad de una de tus piernas? Seguramente te tomó un minuto recuperar la circulación y no supiste calcular cuánto peso podía soportar tu pierna o dónde estaba tu pie. Esas experiencias evidencian la increíble conexión que existe entre los procesos cerebrales de la sensibilidad y el movimiento. A eso se le llama propiocepción.

La propiocepción es un término usado en medicina y psicología para describir cómo es que sabemos dónde está nuestro cuerpo en relación con el espacio y, por lo tanto, es necesaria para movernos de forma automática y segura en donde sea que nos encontremos. Los músculos cuentan con receptores especiales que nos permite hacernos conscientes de nuestra postura, posición y equilibrio. Continue reading

La habilidad para atrapar y el desarrollo de la coordinación

Los años de preescolar son cruciales para el desarrollo de la motricidad gruesa y fina de los niños. La Academia Americana de Pediatría menciona que a los 36 meses muchos niños son capaces de atrapar con lo brazos una pelota grande sin perder el equilibrio, mientras que al cumplir 48 meses tienen suficiente control motriz y equilibrio para trabajar la habilidad de atrapar una pelota que ha rebotado o que deben atrapar usando solo las manos.

Aunque como adultos esto nos parezca sumamente intuitivo, atrapar algo requiere de múltiples habilidades cognitivas y físicas, tales como la planeación motora, la coordinación ojo-mano, la secuenciación y el pensamiento bilateral. Por lo tanto, es una habilidad que comienza a desarrollarse paulatinamente a partir de los 2 años de edad y continúa durante los años de educación primaria. Alrededor de los 24 meses de edad, tu hijo podrá prepararse para atrapar una pelota y se parará derecho, mantendrá el equilibrio y estirará los brazos al frente. Sin embargo, como la tarea seguirá siendo algo complicado para él es probable que solo atrape las cosas de vez en cuando apretándolas contra su pecho y luego se caiga hacia atrás. Sin embargo, cuando cumpla 36 meses podrá atrapar con las manos una pelota que le ha sido lanzada desde una distancia aproximada de dos metros, y ya no usará sus brazos o pecho como apoyo. A los 48 meses de edad, tu pequeño ya doblará los brazos para atrapar un objeto, y verás que hace movimientos preparatorios y se posiciona para recibir algo.

Cuando quieras estimular la coordinación de tu hijo, juega con él a lanzar y atrapar una pelota, a lanzarla contra una pared y cacharla, o, dependiendo de su edad, puedes consultar las actividades sugeridas en el siguiente enlace: The Developmental Benefits of Practicing Ball Skills with your Child