Es bien sabido que el tiempo boca abajo es crucial para desarrollar la fuerza y las habilidades motoras que tu bebé necesita para alcanzar cosas, voltearse, sentarse, y gatear. Lo que no siempre se sabe es que el tiempo boca abajo también es crucial para el desarrollo cerebral. Esto ha sido estudiado y comprobado por psicólogos y neurocientíficos durante las últimas décadas. Los ejercicios y movimientos boca abajo, incluyendo levantarse, girar, empujarse hacia arriba, alcanzar, deslizarse, y gatear, ayudan a desarrollar las áreas inferiores del cerebro.

Sin embargo, en años recientes el tiempo que los bebés pasan boca abajo ha ido reduciendo debido a los nuevos accesorios para bebés, como sillas y columpios, que los nuevos padres compran entusiasmados. Para muchos padres, estos nuevos accesorios mantienen al bebé protegido de los gérmenes que puedan encontrar en el piso o en el exterior; para otros representan un descanso de cargar o arrullar a tu bebé. Para tu pequeño, estos aparatos pueden parecer más entretenidos, divertidos y dinámicos que jugar en el piso, pero tienen sus contras. Esto no quiere decir que debes deshacerte de estos accesorios divertidos, está bien usarlos siempre y cuando sigas promoviendo el desarrollo cerebral de tu bebé, asegurandote de que pase tiempo boca abajo.

Hablemos del cerebro

El cerebro es el órgano más complejo del cuerpo humano, y una de las partes más importantes es el tronco encefálico, o cerebral.

Cuando un bebé nace, la primera parte del cerebro que se desarrolla es el tronco encefálico. Entre otras funciones, el tronco cerebral es crucial para la regulación de emociones, la regulación corporal, las funciones visuales y verbales, y la planeación y coordinación motora. Mientras el tronco encefálico es la primer parte en desarrollarse, la maduración cerebral es un proceso natural que los padres pueden apoyar y optimizar. Los expertos concuerdan en que, desde una perspectiva neurológica, la posición más importante para el bebé es estar boca abajo en el piso.

¿Cómo saber a qué ponerle atención?

Durante la infancia, las áreas de cimentación se desarrollan a través de movimientos como levantar la cabeza, alcanzar, rodar, arrastrarse, y gatear. Estas actividades son fundamentales para el desarrollo cerebral, pero la mejor parte es que los bebés hacen estas actividades instintivamente. La mayoría de estos movimientos pueden hacerse jugando en el piso, o en cualquier superficie plana.

Es importante que no corras a cargar o ayudar a tu bebé cuando veas que se esfuerza por girar o voltear de lado. Tu pequeño no solo está aprendiendo una habilidad física, si no que está desarrollando partes críticas del cerebro.

desarrollo de tu bebePowered by Rock Convert

¿Cuánto tiempo boca abajo es suficiente?

Los bebés deben pasar boca abajo una porción de tiempo significativa para poder desarrollar los patrones fundamentales del cerebro, que establecen las bases para el aprendizaje, socialización, coordinación, y comportamientos saludables.

Esta es una guía simple sobre el tiempo que debe pasar tu bebé boca abajo dependiendo de su edad:

  • 0-3 meses: 30 minutos boca abajo
  • 3-6 meses: 60 minutos boca abajo
  • 6 meses o más: 90 minutos al día

En este punto, ¡es probable que tu bebé ya esté listo para gatear!

Siempre es bueno tomar en cuenta que la cantidad de tiempo no tiene que cumplirse toda al mismo tiempo, los intervalos cortos incluso funcionan mejor.

Cómo motivar a tu pequeño a pasar tiempo boca abajo

Aunque el tiempo boca abajo impulsa el desarrollo de habilidades físicas y motoras, algunos bebés se resistirán. Toma en cuenta que tu bebé tendrá un mejor desarrollo si se está divirtiendo, así que aquí te damos algunos consejos para que el tiempo boca abajo sea más divertido:

  • Mientras más temprano empieces, ¡mejor! Puedes empezar tan solo unos días después del nacimiento, poniendo a tu bebé sobre tu pecho, para que empiece a familiarizarse con estar boca abajo.
  • Pon a tu bebé en una superficie suave en la que pueda moverse cuando esté listo
  • Ponte boca abajo también, ve a tu bebé y háblale.
  • Pon un espejo seguro en el que tu bebé pueda verse a sí mismo y observar sus propios movimientos.
  • Imita los movimientos de tu bebé: estira la cabeza, arrástrate, gatea, gira, y siéntate.
  • Asegúrate de que tu bebé tenga libertad para mover los brazos y piernas.
  • Mantén las manos y piés de tu bebé descubiertos, para que pueda usarlos para arrastrarse, ya que este es un comportamiento importante. Los calcetines y las mangas largas son resbalosos, y pueden hacer que arrastrarse sea más difícil.
  • Pon música alegre y canta.
  • Invita a los hermanos o hermanas mayores a unirse a la diversión.
  • Agrega juguetes, bloques y sonajas para motivar a tu bebé a moverse, arrastrarse, y alcanzar objetos.

¡No te apresures!

Los padres siempre están entusiasmados por ayudar a sus pequeños a alcanzar logros tan pronto como sea posible. Aunque esto es completamente comprensible, es importante recordar que no debes apresurar a tu bebé. Tu pequeño caminará cuando sea momento, y mientras tanto, el tiempo boca abajo puede hacer maravillas por su cuerpo y su cerebro. Asegurarte de que tu bebé pase suficiente tiempo boca abajo es una de las mejores cosas que puedes hacer por el desarrollo físico y cerebral de tu pequeño.