Aquí te sugerimos algunas actividades que ayudarán a tu pequeña a lograr esta meta.

Por lo general, los bebés se voltearse alrededor de los 6 meses. Pero para lograrlo, necesitan mucha fuerza en la parte superior del cuerpo, y para desarrollar esos músculos tu bebé necesitará de tu ayuda. Desde que tiene tres meses, tu pequeña comenzará a usar los brazos para tratar de moverse y desplazarse. Ese será el momento indicado para comenzar su “entrenamiento”.

Cómo ayudar a tu bebé a voltearse:

1. ¡Jueguen en el suelo!

Nunca es demasiado temprano para comenzar a pasar tiempo boca abajo. El tiempo que tu bebé pasa en el suelo le ayuda a fortalecer los músculos necesarios para aprender a voltearse. Comienza con unos pocos minutos de tiempo boca abajo al día y ve aumentando esto hasta acumular 20 minutos diarios. Esto le ayudará a tu pequeña a explorar sus alrededores y trabajar los músculos de la espalda, las piernas, el cuello y los brazos.

2. Anima a tu bebé a jugar sobre su costado

Recuerda, voltearse es una habilidad de motricidad gruesa, esto significa que involucra a los músculos más grandes. Tu bebé necesita desarrollar fuerza en el tronco alrededor del estómago y el abdomen. Estar recostada de lado puede asustarla, así que trata de usar un juguete para guiar este movimiento y, con el tiempo, ella adquirirá la fuerza y la confianza para hacerlo por sí misma.

desarrollo de tu bebePowered by Rock Convert

3. Cambia de lado

Una vez que domine voltearse hacia un lado, haz que lo intente hacia el otro. Ayuda a tu bebé a sentir el movimiento paso a paso y acomoda su brazo en una posición cómoda cuando se coloque de costado. También puedes practicar cargándola y moviéndola físicamente de un lado a otro. Entre más le ayudes a pasar su peso de un lado a otro, más segura se sentirá para voltearse.

4. Bailen y canten

Coloca a tu bebé boca arriba y muévela de un lado a otro mientras le cantas una canción. Si guías sus movimientos mientras cantas, le ayudarás a sentirse más cómoda. Recuerda que rodar y voltearse requiere moverse y torcerse en diferentes direcciones, así que anima a tu pequeña a hacerlo hacia todos lados.

Con el tiempo, tu bebé comenzará a voltearse sin tu ayuda. Toma esto en mente, porque entonces será buen momento para asegurarte de que tu hogar cumple con todas las medidas de seguridad y es a prueba de niños.

Referencias:


Sofía Martínez es una psicóloga especializada en el Desarrollo de la Primera Infancia. Es una instructora certificada de yoga y meditación, y le encanta compartir estas técnicas con niños y adultos. Sofía ha pasado tiempo trabajando con niños para estudiar su desarrollo normal, así como ha trabajado con pequeños de capacidades diferentes para entender su desarrollo individual. Quiere continuar estudiando sobre la primera infancia y llevar el modelo Kinedu a familias alrededor del mundo.