La coordinación de motricidad gruesa se relaciona con los movimientos realizados con los músculos grandes. Por lo tanto, es necesario incentivarla para asegurar el sano desarrollo del bebé.

Los primeros años del bebé están marcados por logros en varias habilidades importantes para su desarrollo, como sonreír, gatear, reconocer a las personas, etc. Pensando en ello, preparamos este artículo para hablar un poco más sobre una de las habilidades más destacadas: la motricidad gruesa. ¡Conoce más sobre el tema!

El movimiento es natural para los humanos. Saltar, correr, atrapar, patear, caminar y rodar son ejemplos de habilidades fundamentales que, tarde o temprano, el niño domina. Por lo tanto, los cuidadores estar al tanto de todo lo que sucede para poder ayudar a sus pequeños a alcanzar nuevos logros y tener un desarrollo saludable.

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

¿Quieres saber más? Entonces, continúa leyendo para conocer la respuestas a preguntas frecuentes sobre la coordinación de motricidad gruesa y cómo estimularla en tu bebé. 

¿Qué es la coordinación de motricidad gruesa?

La motricidad gruesa está relacionada con los movimientos de las extremidades superiores e inferiores del cuerpo, es decir, aquellos que involucran los músculos más grandes, como los de las piernas, los brazos y el abdomen. Ejemplos de actividades que requieren esta habilidad son: correr, sentarse, estirar los brazos, rodar, etc.

¿Cómo desarrollamos esta habilidad? La coordinación de motricidad gruesa se desarrolla a partir de un proceso gradual de fortalecimiento muscular y coordinación entre músculos. Entonces, con cada nuevo logro, tu bebé se prepara para adquirir la siguiente habilidad. Por ejemplo, después de gatear, tu pequeño probablemente aprenderá a caminar y, más tarde, a correr.

¿Cuál es la diferencia entre la motricidad gruesa y fina?

Mientras que la motricidad gruesa utiliza músculos grandes, la motricidad fina se relaciona con el movimiento de los músculos pequeños del cuerpo, como los de las manos y los ojos. Escribir, levantar objetos con las manos, atarse los zapatos y abrocharse la camisa son algunos ejemplos de actividades que requieren esta habilidad.

La coordinación ojo-mano también forma parte de la motricidad fina, ya que es necesario utilizar músculos más pequeños. Cuando el niño dibuja, juega con plastilina o arma un rompecabezas, está desarrollando esta habilidad.

¿Para qué sirve la motricidad gruesa?

Como hemos visto, la coordinación de motricidad gruesa está relacionada con el fortalecimiento y la sincronización de los movimientos de los músculos más grandes. Por lo tanto, es fundamental para el equilibrio, la percepción general y el tono muscular.

Las actividades de motricidad gruesa están directamente ligadas a nuestra rutina. Después de todo, caminar, correr, saltar, estirar los brazos, alcanzar objetos, entre otros, son movimientos que hacemos a diario.

Por eso es necesario estimular a tu pequeño, de acuerdo a su edad y etapa de desarrollo, para que se desarrolle de manera saludable y aprenda habilidades motrices gruesas básicas, como sostener la cabeza, sentarse, gatear, caminar, correr y saltar.

desarrollo de tu bebe

Estas primeras habilidades serán la base de otras que adquirirán con el tiempo. Por eso, es muy importante que los niños las desarrollen adecuadamente. Para ello, es necesario estimularlos mediante actividades apropiadas. A continuación, te sugerimos algunos juegos para trabajar esta habilidad.

¿Qué actividades puedo hacer en casa para estimular la motricidad gruesa?

¿Sabías que es posible estimular la coordinación de motricidad gruesa de tu bebé desde el nacimiento? ¡Sí! Hay varias actividades que animan a tu pequeño a trabajar esta habilidad. Aquí, hemos reunido algunas.

¡Descarga Kinedu GRATIS y accede a +2,200 actividades para ayudar al desarrollo de tu bebé!

Aprendiendo a sentarse

Alrededor de los 4 meses, algunos bebés quieren sentarse y, a los 5 o 6 meses, la mayoría puede hacerlo apoyados por almohadas o cojines. A los 9 meses, es muy probable que tu pequeño pueda sentarse sin apoyo y sea capaz de permanecer en esta posición durante mucho tiempo.

Para que esto suceda, es importante fortalecer los músculos del abdomen. Una excelente actividad para fomentar esto es acostar al bebé boca arriba y entregarle un objeto que pueda tomar con ambas manos. Mientras él agarra el objeto, jálalo lentamente hacia arriba hasta que se siente. Puedes hacer esto varias veces al día.

Si tu hijo no puede sostener la cabeza, levántalo sólo 2 cm del suelo. Esto le ayudará a fortalecer los músculos del cuello y la espalda.

Aprender a bailar

Bailar no sólo es placentero y un excelente ejercicio físico, sino que también es una auténtica lección para los más pequeños. Mientras baila, tu niño desarrolla su rango de movimiento y usa todas las partes del cuerpo,trabajando su motricidad gruesa y fina. Otros beneficios del baile incluyen desarrollar una mejor postura, equilibrio, resistencia, flexibilidad y conciencia corporal.

En lugar de simplemente poner una canción para que tu hijo baile, dile qué movimientos puede hacer. Por ejemplo, «Levanta el brazo así», «Mueve la pierna hacia un lado», «Da un paso adelante». Esta actividad también puede ayudar a desarrollar la imaginación y la resolución de problemas.

¿Cómo Kinedu puede ayudar con esto?

Kinedu es una aplicación para monitorear y estimular el desarrollo de niños de 0 a 6 años. Esto significa que, además de acompañar todos los logros relacionados con las habilidades de tu hijo, te sugiere actividades para hacer con él y ayudar a desarrollar sus habilidades.

No solo estimula la coordinación de la motricidad gruesa, sino todas las áreas del desarrollo, como la cognitiva, la lingüística, la física y la socioafectiva. Funciona así: ingresas todos los datos de tu bebé y Kinedu te sugiere actividades para que las hagas con tu hijo de acuerdo con su edad y los hitos de desarrollo que ya ha alcanzado. Además, te sugiere artículos basados ​​en lo último en ciencia.

La motricidad gruesa es una de las habilidades más fáciles de notar en los hitos del desarrollo infantil. A pesar de ser algo natural para los humanos, es necesario que los padres y otros cuidadores la estimulen para que su bebé la desarrolle de manera adecuada.

¿Estás interesado y quieres saber más sobre Kinedu? Entonces, descarga la aplicación gratis y pruébala ahora mismo.