El gateo es una parte importante del desarrollo de tu bebé. Ahora que comienza a desplazarse, prepárate para perseguirlo por toda la casa. En este artículo hablaremos sobre las diferentes habilidades que se desarrollan al gatear.

Equilibrio: Esta es una habilidad que tu pequeño necesitará toda la vida. El equilibrio es necesario para caminar, correr, saltar, patear una pelota, escribir y colorear. Conforme tu hijo lo trabaje, aprenderá a distribuir su peso para moverse de un lado al otro. Una investigación de la Universidad Estatal de San Francisco descubrió que los bebés que gatean aprenden más rápido a controlar tareas que requieren estar en una posición erguida y mantener el equilibrio; este aprendizaje se da a través de estímulos visuales.

Motricidad fina y gruesa: Cuando tu bebé se apoye sobre sus palmas estirará los músculos de las manos y los dedos. Esto propiciará habilidades como recoger objetos pequeños, manipular juguetes y escribir. Además, conforme aprenda cómo moverse, tu hijo coordinará movimientos amplios de brazos, piernas, pies y torso, lo que le dará la fuerza para cargar su peso y alcanzar nuevos hitos, como lanzar o atrapar cosas.

Coordinación ojo-mano: Tu pequeño trabajará esta habilidad porque se guiará con las manos. Esto le servirá para enfocarse en algo mientras sus manos ejecutan una tarea. Esta habilidad es necesaria para leer, escribir y practicar deportes.

Visión binocular: Tu bebé se acostumbrará a mirar a la distancia y luego enfocar la vista en sus manos mientras gatea o alcanza un objeto. Esta habilidad le será de utilidad en la escuela cuando tenga que copiar cosas del pizarrón.

Procesos cognitivos: La mecánica del gateo estimula diferentes áreas del cerebro que procesan la comprensión, la memoria y la concentración. Como tu pequeño también está coordinando ambos lados del cuerpo, estimula ambos hemisferios cerebrales potenciando su aprendizaje, navegación y resolución de problemas. Cuando tu hijo gatee y se mueva alrededor de las cosas, explorará objetos y aprenderá a descifrar cómo llegar a los lugares que desea. Esto estimulará su confianza y seguridad.

Recuerda que el proceso de aprender a gatear varía de un bebé a otro y que cada se mueve de la forma que le parece más cómoda. Si ves que tu bebé aún no gatea, revisa este artículo que te recomienda ejercicios para estimular esta habilidad.