Las actividades sensoriales para bebés son muy importantes en su desarrollo temprano y, al mismo tiempo, pueden ser fuentes de entretenimiento para los pequeños.

En este artículo, haremos un listado de 16 actividades de este tipo, indicando los rangos —dentro del primer año de vida— en los cuales conviene realizarlas.

¡Toma nota!

Primeros 3 meses

En esta fase es clave que tu bebé empiece a desarrollar sus sentidos de manera paulatina y amigable, teniendo cuidado de evitar prácticas que no son acordes a su corta edad.

También, esta es una etapa en que es esencial fomentar los reflejos, las posturas y la coordinación temprana. Más adelante, estas habilidades ayudarán a tu bebé a explorar el mundo de manera independiente o incluso pueden contribuir a grandes avances físicos, como el control de la cabeza.

Las características de este periodo —que también es fundamental para el apego seguro, el desarrollo de la atención y el inicio de las interacciones— hacen convenientes las siguientes ideas de actividades sensoriales:

1. Colgar un móvil colorido sobre la cuna

Esto ayuda a estimular el sentido de la vista. Adicionalmente, tu bebé podrá empezar a levantar sus brazos y mostrar progreso físico al intentar tocar el móvil.

2. Hacerle cosquillas al bebé

Toca con mucha suavidad a tu bebé para que se ría, ya que esta es una forma de estimular el sentido del tacto y, a la vez, de fortalecer el reconocimiento y la relación con sus padres o cuidadores.

3. Animar al pequeño a que sostenga o sacuda un juguete o sonajero apropiado para su edad

Esta es una actividad favorable para el tacto, la coordinación y el desarrollo de la fuerza y movilidad de dedos y manos. Puede ser que al principio tu bebé no lo pueda tomar el juguete, pero poco a poco podrás observar cómo se estira para intentarlo, lo sigue con la mirada e incluso lo toma por el reflejo palmar.

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

4. Cantar sutilmente

Mediante tu canto ayudarás a desarrollar las habilidades auditivas de tu pequeño. Por supuesto, otra manera de hacerlo es poniendo melodías y canciones para bebés en los dispositivos que tengas en casa.

Otra idea para aplicar en esta hermosa etapa de reconocimiento es que cada vez que le cambies el pañal a tu pequeño toques diferentes partes de su cuerpo y digas “bip”. De esta manera, ayudarás a que comience a seguir tu mano y anticipe el tacto.

Del cuarto al sexto mes

Este es un periodo de exploración para tu bebé. Muy probablemente comenzará a hacer movimientos intencionales para tomar objetos cercanos y mirará a su alrededor cuando se encuentre en un lugar nuevo.

La coordinación de manos, la capacidad de voltearse y sentarse, y el gateo son avances cruciales en esta etapa, lo cual indica que las siguientes actividades sensoriales para bebés podrían ser muy útiles:

5. Animar al bebé a tocar telas

Las telas pueden ser de lana, pana y terciopelo, por ejemplo. Ya que estas tienen texturas diferentes, son ideales para que tu bebé empiece a explorar con el sentido del tacto.

6. Hablar con el bebé constantemente

En esta fase, escucharte constantemente seguirá fortaleciendo la capacidad de atención de tu pequeño y contribuirá a su sentido auditivo. Puedes contarle historias, hablar sobre su día o incluso leerle un libro.

7. Jugar en diferentes posiciones

Este es el momento ideal para que tu bebé se despegue poco a poco de la cuna y pase más tiempo en el piso, ya que tiene mayor capacidad de coordinación y puede sostener su cabeza sin problemas.

Asimismo, pasa momentos mágicos con tu pequeño jugando en diferentes posiciones sobre una alfombra cómoda, como ponerlo boca abajo. Así podrá entrar en contacto con diferentes elementos, estimulando el tacto libremente.

desarrollo de tu bebe

8. Usar pelotas para jugar

Enséñale a tu bebé a dejar caer, rebotar y rodar las pelotas para favorecer el tacto y la coordinación. Tal vez no las podrá tomar en su mano aún, pero observa cómo despiertan su curiosidad o si intenta tomarlas.

Del séptimo al noveno mes

Sin duda, esta es una etapa inolvidable, pues los bebés comienzan a hacer balbuceos mucho más claros, emitiendo sílabas repetidas como “baba” o “dada”.

Si bien es un periodo de grandes avances en el que realmente te sorprenderás, las actividades sensoriales para bebés siguen siendo indispensables y necesarias para su correcto desarrollo. Practica las siguientes:

9. Pasar páginas de libros de cartón

Pasar las páginas —una a la vez— estimula la coordinación, el tacto y la movilidad de manos y dedos. Aún puede ser muy pequeño para hacerlo correctamente, pero deja que tu bebé explore los libros de cartón. Como detalle importante, procura utilizar libros gruesos, cuyos bordes no sean filosos o cortantes.

10. Levantar diferentes objetos livianos

Así, tu bebé empezará a experimentar diferentes niveles de fuerza —todos moderados— y seguirá trabajando su tacto. Algunos objetos livianos pueden ser cubos o animales de peluche.

11. Buscar objetos cercanos y relativamente lejanos

Señala objetos cercanos y lejanos para que tu bebé los busque. Esta actividad es valiosa para el sentido visual, la capacidad de identificar objetos, así como para la comprensión y atención.

¡Descarga Kinedu GRATIS y comienza a impulsar el desarrollo de tu bebé!

12. Dejar que el bebé observe el entorno desde diferentes posiciones

Acostado boca abajo o boca arriba, sentado o gateando, deja libre a tu bebé en diferentes momentos del día para que él mismo descubra y observe su entorno desde diferentes posiciones y perspectivas. Nunca lo dejes sin supervisión.

Cabe destacar —para esta etapa en especial— que la Academia Americana de Pediatría considera los juegos y la diversión como herramientas fundamentales para la experiencia sensorial, por lo que recomienda que de los 7 a 12 meses de edad los pequeños cuenten con un lugar seguro para gatear y explorar libremente todos los días.

Del décimo mes hasta el primer año

En esta fase, tu pequeño probablemente dará sus primeros pasos y habrá desarrollado mucho más sus habilidades comunicativas. En lo que a estimulación sensorial para bebés se refiere, las actividades que mencionamos a continuación le vendrán muy bien: 

13. Jugar al escondite

Jugar a las escondidas divertirá mucho a tu pequeño, le sacará unas cuantas carcajadas y le permitirá seguir ampliando su capacidad de movilidad dentro de casa. Puedes esconder algunos objetos o incluso esconderte tú.

14. Señalar partes del cuerpo en el espejo

Cuando estén frente al espejo, señala las partes del cuerpo de tu bebé para que se identifique a sí mismo y continúe con esta maravillosa etapa de descubrimiento.

15. Gatear sobre o debajo de objetos

Así, tu bebé desarrolla su percepción sobre los diferentes elementos del hogar y aumenta su capacidad de movimiento. Puedes hacer un pequeño campo de obstáculos con cojines, muebles, etc. para que gatee mientras los esquiva.

16. Presentarle nuevas texturas

Hazlo por medio de juguetes, prendas de vestir, esponjas y muchos otros elementos.

¡Muy bien! Ya conoces 16 valiosas actividades sensoriales para bebés que se pueden aplicar en la mágica época del primer año de vida.

En cuanto al sentido del olfato es importante tener cuidado con los olores fuertes para prevenir reacciones negativas. Puedes ensayar, ocasionalmente, acercándote a tu bebé con lociones y aceites perfumados de baja intensidad, observando que no le generen estornudos o molestias.

Por otra parte, la comida, los biberones y los mordedores le ayudarán a desarrollar cada vez más el sentido del gusto, así como conocer diferentes texturas.

¿Te pareció interesante esta lectura sobre las actividades sensoriales para bebés? Si quieres recibir más orientación sobre los primeros años de vida de tu pequeño, ¡anímate a descargar la app de Kinedu!