Este artículo describe el desarrollo táctil y olfativo, dos sub-dominios del área de desarrollo físico.

Aunque parezca que tu bebé no hace mucho además de dormir, comer y, seamos sinceros, ensuciar pañales; su cerebro está muy activo, absorbiendo el mundo a través de sus sentidos y aprendiendo a un ritmo acelerado, que no volverá a darse por el resto de su vida.

Los sentidos de tu bebé son su principal fuente de aprendizaje sobre el mundo que lo rodea. Al nacer, el sentido más avanzado es el olfato. En realidad, ¡los bebés comienzan a oler antes de nacer! Esto les permite detectar el olor de su madre, que rápidamente se convertirá en su olor favorito. Solo seis días después de nacer, un bebé elegirá el pecho de su madre antes del de otra persona. Los bebés también prefieren los olores dulces sobre los amargos inmediatamente después de nacer, pero también pueden mostrar una inclinación por ciertos olores dependiendo de lo que su madre comió durante el embarazo. Así que no te sorprendas si tu bebé comparte tu amor por las fresas, naranjas y, después, ¡el chocolate! Lo que esto indica es que puedes usar el sentido del olfato de tu hijo para calmarlo cuando nada parece funcionar. El olor a lavanda o vainilla puede relajarlo, o incluso tu propio aroma por la familiaridad que le brinda.

El sentido del tacto de tu bebé es tan útil como sensible a esta temprana edad. Este le permite explorar y aprender acerca de los objetos y notarás que lo hace a través de sus manos y su boca. El contacto físico es muy reconfortante para los bebés. Los abrazos y contacto piel a piel son esenciales para su desarrollo socio-afectivo. Durante su primer año, puedes estimular el sentido del tacto de tu pequeño de muchas maneras. Deja que juegue y ruede en el pasto, que toque una nueva cobija o que explore juguetes con distintas texturas. Todas estas experiencias le proporcionarán estimulación nueva e interesante. También expónlo a nuevos aromas, por ejemplo, llevándolo al supermercado, mostrándole el olor de su crema de bebé, tu perfume y la comida que cocinan en casa; todos estos serán excelentes estímulos.

Exponer a tu bebé a nuevas experiencias sensoriales ayudará a su desarrollo. ¡Revisa esta actividad Kinedu para obtener más ideas!

descarga_kineduPowered by Rock Convert