Comúnmente conocemos la creatividad como los colores que elegimos para una pintura o para un dibujo. Pero la creatividad va mucho más allá; es una manera de pensar, resolver problemas y aplicar el conocimiento.

Los expertos mencionan que la creatividad no tiene edad o tiempo, ¡y lo más importante es que puede ser adquirida y fomentada! Desde sus primeros días, los niños responden a los contrastes, colores, sonidos y movimientos. Cómo integran estas diversas experiencias influirá significativamente en su desarrollo, sobre todo en su creatividad. Cuando esta es fomentada desde muy temprano, puede ser muy beneficioso para los niños. A raíz de un estudio realizado por la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill se descubrió que la imaginación y la creatividad ayuda a los niños a lidiar mejor con el dolor. Así mismo, la creatividad ayudará a que tu pequeño tenga mayor confianza en sí mismo, desarrolle habilidades sociales y aprenda mejor.

Puedes fomentar la creatividad de tu pequeño de muchas maneras. Aquí te enlistamos 5 ideas para intentar en casa:

1. Trabaja en sus habilidades físicas. Aprender a caminar, gatear, tomar objetos, entre otras habilidades físicas se convierten en las bases para que tu hijo aprenda a explorar el mundo. Estas mismas bases le ayudarán a desarrollar habilidades cognitivas como aprender nuevas formas de pensar y de resolver problemas. ¿Qué hacer? Jueguen con juguetes como bloques, aros u objetos que hagan sonidos interesantes. Estos harán que tu hijo desarrolle su curiosidad hacia su entorno y le ayudarán a impulsar sus habilidades motoras.

2. Estimula sus sentidos. Cuando los pequeños tienen oportunidad de explorar a través de sus sentidos aprenden que descubrir cosas nuevas puede ser muy divertido. Esto los llenará de entusiasmo por seguir haciéndolo, lo cual les ayudará a ser aún más creativos más adelante. ¿Qué hacer? Jueguen con diferentes texturas, música e incluso con alimentos nuevos. Cambiar el ritmo y explorar objetos nuevos será muy divertido para los dos.

3. Practica el juego simbólico. Permite que tu pequeño tenga un lugar seguro dónde expresar sus pensamientos, sentimientos, deseos e imaginación. ¿Qué hacer? Juega con tu pequeño a ser un conejo y salten por la sala, o rujan como un león. Vayan más allá de lo normal, sean un cometa que vuela por el cielo o un globo que está muy inflado y luego se desinfla. Este tipo de juego impulsará su imaginación.

4. Lean libros. Los libros no solo mejorarán el lenguaje de tu hijo, sino que también lo ayudarán a descubrir nuevos mundos, ¡y fomentarán su creatividad! ¿Qué hacer? Haz que el tiempo de lectura sea parte de su rutina diaria. Un buen momento para leer es antes de dormir. Elige libros con historias divertidas y diferentes, para que así la imaginación de tu pequeño vuele.

5. Hagan obras de arte. El arte es una de las formas más fáciles y divertidas de fomentar la creatividad y dejar volar la imaginación. Las experiencias táctiles son importantes y es crucial darle a tu pequeño rienda suelta sobre su trabajo. ¿Qué hacer? Pinten, dibujen, creen diferentes figuras y decoren todo lo que se les ocurra. No fuerces a tu pequeño a pintar de cierta manera, mejor deja que explore y juegue libremente.


¿Te gustaría obtener más información sobre creatividad y cómo impulsarla en tu pequeño? Revisa estas ligas:

descarga_kineduPowered by Rock Convert