Seguramente, cuando tu bebé realizó su primer intento por ponerse de pie, ahí estuviste para ayudarla y sostenerla un poco. Cada vez que lo hacía, adquiría mayor fuerza muscular y coordinación. Ahora que los meses han pasado, es probable que intente ponerse de pie sin tu ayuda, tal vez tambaleándose un poco al principio, pero poniendo mucho más esfuerzo de su parte.

Después de practicar muchas veces apoyándose en los muebles o sosteniéndose de tus manos, tu bebé reforzó su equilibrio para permanecer de pie sola. Sin embargo, en ocasiones y a pesar de que tu pequeña ya tiene la fuerza necesaria en las piernas para sostenerse, ella puede preferir que le des tu apoyo para sentirse más segura y protegida. Eso es totalmente normal. Quizás solo necesite un poco más de confianza en sí misma. Por lo tanto, para alentar a tu bebé, puedes hacer el siguiente ejercicio tratando de repetirlo varias veces.

Ejercicio para aprender a ponerse de pie

  1. Siéntate con las piernas cruzadas y sienta a tu bebé sobre tus rodillas, con sus pies en el piso.
  2. Después, pon tus manos alrededor de sus caderas y ayúdala a pararse.
  3. Observa si mantiene el equilibrio lo suficiente como para que la sueltes unos segundos.

Estar sentada de esta manera te asegura estar cerca de tu bebé en caso de que se caiga. Sin embargo, recuerda que las caídas serán parte del proceso de aprendizaje, por lo tanto, no te preocupes si ocurre de manera frecuente. Siempre anima a tu bebé a volver a intentarlo.

desarrollo de tu bebe

Para hacer más divertidos estos ejercicios de mantenerse de pie, ¡puedes organizar una cita de juegos con otros pequeños! Los niños aprenden a través de la imitación y, de esta manera, tu bebé podrá observar y copiar las habilidades de sus compañeros.

Comúnmente los pequeños logran desarrollar esta habilidad entre los 7 y 12 meses, es decir, toma varios meses consolidarla. Te recomendamos ser paciente y transmitir la seguridad que tu bebé necesita para ayudarla a lograr este hito. Tal vez le tome tiempo hacerlo sin tambalearse o caer. No te preocupes, la forma de aprender de cada niño es diferente y única. Lo más importante es estar presente para celebrar cuando por fin lo logre.

Si quieres saber más sobre el tema, lee este artículo.