En los primeros días con tu pequeño es normal que te surjan algunas dudas, como, a los cuántos meses ven los bebés o cuándo comienzan a moverse o sostenerse. Cada logro de tu niño es muy emocionante.

En cuanto a la vista, existen algunas referencias que puedes tomar en cuenta para saber en qué estado de desarrollo se encuentra tu pequeño. Algo importante a considerar es que este es uno de los sentidos que los bebés van madurando más rápidamente durante su primer año.

En este artículo nos gustaría exponer cuáles son esos indicadores que refieren el desarrollo visual de los bebés según sus meses de vida. La realidad es que cada niño crece y va desarrollando sus sentidos y habilidades a su propio ritmo, así que no te preocupes si tu bebé avanza un poco más rápido o más lento.

Recién nacido

Un bebé no nace con el sentido de la vista completamente desarrollado. Se puede considerar que su visión es bastante borrosa, no puede enfocar y aún no es capaz de distinguir colores.

Esto se debe a que la retina y los conos (las células encargadas de procesar los colores) todavía no se han desarrollado.

De igual forma, es probable que el color de los ojos de tu pequeño aún no esté definido por completo.

En algunos casos, los recién nacidos tienen ojos grisáceos, pero esto no quiere decir que ese será su color más adelante. Lo que ocurre es que las células de su iris aún no producen el pigmento que le otorgará su color característico.

La melanina es el pigmento encargado de dar su tonalidad a la piel, el cabello y a los ojos.

desarrollo de tu bebePowered by Rock Convert

Es aproximadamente a los 6 meses de edad cuando la distribución de melanina en los ojos del bebé refleja su color definitivo.

3 a 4 meses de edad

A partir de los 3 a 4 meses de edad es cuando tu bebé comenzará a reconocer, poco a poco, rostros. También será capaz de distinguir ciertos tonos, específicamente rojos y verdes.

Progresivamente el bebé empezará a percibir más tonalidades.

5 a 10 meses

Con la llegada del gateo, la habilidad visual del pequeño empezará a fortalecerse más: al colocarse sobre sus cuatro extremidades para gatear, comenzará a desarrollar su vista binocular (capacidad de superposición de las imágenes que recibe cada ojo, para formar una sola imagen tridimensional), el enfoque y su visión periférica.

Gracias al gateo, el bebé podrá ejercitar los músculos de los ojos, pues explorará y observará los distintos objetos que hay a su alrededor.

De igual forma, con el fortalecimiento de la visión binocular, los bebés podrán percibir mejor la profundidad.

Para concluir

Tu bebé irá incrementando su capacidad de visión progresivamente y es muy importante que la maduración y evolución de sus habilidades visuales sea adecuada. Seguramente te preguntarás: ¿cómo saber si el desarrollo de tu pequeño en esta área es el correcto?

En este caso, te recomendamos asesorarte siempre con tu pediatra para verificar de manera constante el avance de tu pequeño. Las pruebas periódicas de vista serán de mucha ayuda.