¿Te preocupa que tu bebé esté un poco atrasado? Antes de sacar conclusiones apresuradas, recuerda que cada niño se desarrolla a su propio ritmo y el rango de lo que es «normal» es bastante amplio. Sin embargo, es útil estar al tanto de las señales de alerta que advierten sobre algún retraso del desarrollo en los niños.

¿Qué son los retrasos del desarrollo?

Los médicos utilizan este término cuando un niño no ha alcanzado un hito esperado en un período de tiempo determinado. Por ejemplo, si el rango normal para aprender a caminar es entre los 9 y 18 meses, y un niño de 20 meses no ha comenzado a caminar, esto se consideraría un retraso del desarrollo.

Hay muchos tipos diferentes de retrasos en el desarrollo en bebés y niños pequeños, y pueden ocurrir en una o más áreas: la motricidad gruesa, motricidad fina, habilidades lingüísticas, habilidades cognitivas, habilidades de autoayuda, habilidades sociales, etc. Es importante mencionar que si tu bebé se está retrasando un poco, eso no es necesariamente un retraso del desarrollo. Recuerda que los niños se desarrollan a su propio ritmo, por lo que es importante conocer algunas de las señales de alerta que debes tener en cuenta.

desarrollo de tu bebe

¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene un retraso del desarrollo?

Un retraso del desarrollo suele ser un diagnóstico realizado por un médico basado en pautas estrictas. Por lo general, los padres son los primeros en notar que su hijo no progresa al mismo ritmo que otros niños de la misma edad. La intervención temprana puede marcar una gran diferencia, por lo que si crees que tu pequeño puede tener un retraso, debes consultar a un médico, a un pediatra o a un neurólogo pediátrico. Recuerda que no está de más familiarizarse con la línea de tiempo normal del desarrollo de tu hijo.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades enlista algunas señales de alerta que puedes tener en cuenta. Recomiendan que hables con tu pediatra si notas que tu hijo tiene alguna de ellas.

Señales de alerta sobre retrasos en el desarrollo según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades

2 meses

  • No responde a sonidos fuertes
  • No mira las cosas mientras se mueven
  • No le sonríe a la gente
  • No se lleva las manos a la boca
  • No puede levantar la cabeza cuando está boca abajo

4 meses

  • No mira las cosas mientras se mueven
  • No le sonríe a la gente
  • No puede mantener la cabeza firme
  • No hace sonidos o balbuceos
  • No se lleva cosas a la boca
  • No empuja hacia abajo con las piernas cuando los pies se colocan sobre una superficie dura
  • Tiene problemas para mover uno o ambos ojos en todas las direcciones

6 meses

  • No intenta tomar cosas que están a su alcance
  • No muestra afecto por sus cuidadores
  • No responde a los sonidos a su alrededor
  • Tiene dificultad para llevarse cosas a la boca
  • Su cuerpo es poco firme, como una muñeca de trapo
  • No emite sonidos de vocales («ah», «eh», «oh»)
  • No se voltea en ninguna dirección
  • No se ríe ni hace chillidos
  • Parece muy rígido, con músculos tensos

9 meses

  • No soporta su propio peso con las piernas teniendo apoyo
  • No se sienta sin ayuda
  • No balbucea («mamá», «baba», «papá»)
  • No juega ningún juego que involucre un intercambio con alguien más
  • No responde a su propio nombre
  • No parece reconocer a personas conocidas
  • No mira hacia donde apuntas
  • No pasa juguetes de una mano a la otra

12 meses

  • No puede estar de pie con apoyo
  • No busca cosas que ve que han escondido
  • No apunta a cosas
  • No aprende gestos como saludar con la mano o negar con la cabeza
  • No dice palabras sueltas como «mamá» o «papá»
  • Pierde habilidades que alguna vez tuvo

Ten en cuenta que si tu hijo nació prematuramente, es posible que necesite un poco más de tiempo que otros niños de su edad para alcanzar los hitos de desarrollo. Los médicos suelen hacer un seguimiento del progreso de los niños utilizando la fecha de parto estimada en lugar de su fecha de nacimiento real, hasta que cumplen dos o tres años.

¿Tienes dudas sobre algunas señales de alerta? Hazle caso a tus instintos, tú conoces mejor a tu pequeño, así que no dudes en preguntarle a tu médico. La Academia Americana de Pediatría recomienda que los bebés y los niños sean examinados de manera informal durante las visitas de rutina para detectar posibles retrasos y que se les realice una evaluación del desarrollo formal y estructurada a los 9, 18 y 30 meses.