¿Crees que tu bebé pueda estar atrasado en su desarrollo? Antes de llegar a cualquier conclusión, recuerda que cada niño se desarrolla a su propio ritmo y la curva de lo que es «normal» es bastante amplia. Sin embargo, siempre es útil conocer las señales de alerta para saber si puede haber posibles retrasos en el desarrollo de un niño.

¿Qué significa tener un «retraso en el desarrollo»?

Este término es usado por los médicos cuando un niño no ha alcanzado los hitos que se esperan en cierto período de tiempo. Por ejemplo, si el rango normal para aprender a caminar es entre los 9 y 18 meses, y un niño de 20 meses aún no ha comenzado a caminar, esto sería considerado un retraso en el desarrollo. Hay diferentes tipos de retrasos y estos podrían presentarse en una o más áreas, por ejemplo: motricidad gruesa, motricidad fina, habilidades lingüísticas, habilidades de pensamiento, habilidades de autoayuda o habilidades sociales. Es importante mencionar que si el bebé se está quedando atrás temporalmente, esto no quiere decir que tenga un retraso en el desarrollo. Recuerda que cada niño se desenvuelve a su propio ritmo, pero sí es importante saber cuáles son algunas de las señales de alerta que debes de tener en mente.

 ¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene un retraso en el desarrollo?

Un retraso en el desarrollo es diagnosticado por un médico basándose en indicadores muy estrictos. Por lo general, los padres son los primeros en darse cuenta de que su hijo no está progresando al mismo ritmo que otros niños de la misma edad. La intervención temprana puede marcar una gran diferencia para muchos niños con retrasos en el desarrollo. Por lo tanto, si tu pequeño parece estar retrasado en su desarrollo, consúltalo con tu médico de cabecera, un pediatra del desarrollo y de la conducta, o un neurólogo pediátrico. Recuerda que no está de más familiarizarse con la tabla de desarrollo que debería seguir tu hijo.

Señales de alerta a observar durante el primer año:

2 meses

  • No responde ante ruidos fuertes
  • No sigue con la vista las cosas que se mueven
  • No le sonríe a las personas
  • No se lleva las manos a la boca
  • No puede levantar la cabeza cuando empuja el cuerpo hacia arriba estando boca abajo

4 meses

  • No sigue con la vista las cosas que se mueven
  • No le sonríe a las personas
  • No puede sostener la cabeza con firmeza
  • No se lleva las cosas a la boca
  • No gorjea ni hace sonidos con la boca
  • No empuja con los pies cuando le apoyan sobre una superficie dura
  • Tiene dificultad para mover uno o los dos ojos en todas las direcciones

6 meses

descarga_kineduPowered by Rock Convert
  • No trata de tomar cosas que están a su alcance
  • No demuestra afecto por quienes le cuidan
  • No reacciona ante los sonidos a su alrededor
  • Tiene dificultad para llevarse cosas a la boca
  • No se ríe ni hace sonidos de placer
  • No rueda en ninguna dirección para darse vuelta
  • No emite sonidos de vocales (“a”, “e”, “o”)
  • Se ve rígido y con los músculos tensos
  • Se ve sin fuerza como un muñeco de trapo

9 meses

  • No se sostiene en las piernas cuando se le sostiene de pie
  • No se sienta sin ayuda
  • No balbucea (“mamá”, “tata”,“papá”)
  • No juega a nada que implique responder e interactuar
  • No responde cuando lo llaman por su nombre
  • No parece reconocer a personas conocidas
  • No mira hacia donde señalas
  • No pasa juguetes de una mano a la otra

1 año

  • No puede permanecer de pie con ayuda
  • No busca las cosas que te ve esconder
  • Pierde habilidades que había adquirido
  • No aprende a usar gestos como saludar con la mano o mover la cabeza
  • No señala cosas
  • No dice palabras sencillas como “mamá” o “papá”

Toma en cuenta que si tu hijo nació prematuro, por lo general necesitará un poco más de tiempo que otros niños de su edad para ponerse al día. Los médicos dan un seguimiento al progreso de niños prematuros basándose en su fecha prevista de nacimiento, en lugar de su fecha de nacimiento real; esto cambia al alcanzar el segundo o tercer cumpleaños cuando el niño logra “normalizarse”.

¿No sabes si tu pequeño cumple con alguna señal de alerta? Sigue tus instintos, tú lo conoces más que nadie, así que no dudes en preguntarle a tu médico. La Academia Americana de Pediatría recomienda que los bebés y los niños sean evaluados de manera informal durante las visitas médicas para evaluar si tienen retrasos potenciales, y deben recibir una evaluación del desarrollo formal y estructurada a los 9, 18 y 30 meses.

 

¿Quieres más información? Visita estas ligas: