Category Archives: Lingüística

Los sonidos del habla más difíciles de pronunciar

Conforme los niños desarrollan sus habilidades para hablar, aprenden a pronunciar los diferentes sonidos de los idiomas que están aprendiendo. Algunos sonidos son más difíciles de articular que otros, y es normal que al principio los pequeños no puedan pronunciar las palabras correctamente.

¡El habla se desarrolla con el tiempo y con mucha práctica! Eso es parte del proceso. Así que, si notas que tu hijo tiene dificultades para pronunciar un sonido, probablemente no tengas nada de qué preocuparte. Muchos niños aprenden a articular correctamente todos los sonidos de las palabras para cuando cumplen 8 años (¡tu pequeño aún tiene mucho camino que recorrer!). Continue reading

La verdad sobre aprender un segundo idioma

Los niños tienen la capacidad de aprender a hablar más de un idioma simultáneamente. Ser bilingüe tiene muchas ventajas. Éstas incluyen un vocabulario más amplio, mejores habilidades de alfabetización, mejor capacidad para categorizar palabras, resolver problemas, escuchar y vincularse con otras personas. Aprender dos idiomas es lo mismo que aprender una nueva habilidad, ¡la práctica hace al maestro!

Algunos niños manejan dos idiomas con la misma maestría, mientras que otros conocen un idioma mejor que el otro. Es decir, tienen un idioma dominante. Conforme pasa el tiempo, el idioma dominante puede cambiar. Por ejemplo, es muy común que los niños que hablan un idioma en casa, comiencen a usar el idioma que les enseñan en la escuela como el nuevo dominante. Continue reading

Cómo fomentar el desarrollo lingüístico de mi pequeño

Los niños aprenden a hablar gracias a las interacciones diarias con sus cuidadores. Leer un libro, tener conversaciones o jugar ayuda mucho, pero ¿de qué otra forma puedes ayudar al desarrollo lingüístico de tu pequeña?

La adquisición de lenguaje comienza a desarrollarse desde muy temprano. Después de nacer, los bebés se comunican a través de sonidos y expresiones faciales. Después comienzan a balbucear y a usar gestos, como apuntar a lo que desean. Los bebés no necesitan que se les enseñe cómo comunicarse. Lo aprenden por imitación y con las interacciones que tienen con sus padres y cuidadores.

Las habilidades lingüísticas tempranas y de alfabetización también se aprenden a través de las actividades y experiencias del día a día. Estas son algunas ideas que puedes implementar en casa:

  • Lo más obvio y lo más importante es hablar con tu hija. Al conversar con ella no solo amplias su vocabulario, si no que la ayudas a practicar cómo construir oraciones.
  • Cuando hablen, anima a tu pequeña a que te dé su opinión haciéndole preguntas abiertas que requieran algo más que decir «sí» o «no». Por ejemplo, si ven que un pájaro sale volando, di: «¡Mira cómo vuela el pájaro! ¿A dónde crees que va?».
  • Responde a sus palabras con más palabras. Ayúdale a construir oraciones. Por ejemplo, si ella dice «Quiero jugar», respóndele «Sí, vamos a jugar. ¿A dónde quieres ir?».
  • Haz que tu hija haga cosas por sí misma o intente hacer tareas nuevas mientras le das instrucciones. Por ejemplo, deja que te ayude a guardar su ropa limpia.
  • Cuéntale historias. Ya sea que estén leyendo un cuento que ella escogió o que estés inventando una historia sobre la marcha, incluye detalles sobre cuándo o dónde pasan las cosas y quiénes las llevan a cabo.
  • ¡Rima! Ya sea que inventes rimas, canten una canción o lean un poema, las rimas entrenan el oído de los niños para que reconozcan los sonidos específicos que conforman las palabras y eso es muy importante para su futura alfabetización.

Hitos del lenguaje: Construir oraciones

Las primeras palabras de tu hijo probablemente fueron muy emocionantes, pero eso no fue nada comparado con sus primeros intentos de unir palabras en oraciones. Este es un importante hito del desarrollo del lenguaje. Descubre qué es lo que puedes esperar de las futuras habilidades lingüísticas de tu pequeño y cuándo comenzarán a manifestarse.

Entre los 18 y 24 meses de edad, muchos niños comienzan a unir dos palabras para formar frases simples. Por ejemplo, tal vez escuchaste decir a tu pequeño cosas como «Mamá ven» o «Mi pelota». Sin importar qué frase haya inventado, tu hijo probablemente adoraba repetirla una y otra vez para tratar de dejar claro su mensaje. Sin embargo, como aún estaba trabajando en su pronunciación, muchas veces era difícil entender qué trataba de decir. Continue reading

5 consejos para enseñar habilidades comunicativas

Comunicarse correctamente significa ser capaz de conectar y compartir ideas y emociones con otras personas. Esto se puede llevar a cabo tanto a través del lenguaje verbal como el no verbal. Desde muy temprana edad, los niños aprender a interactuar con sus seres queridos y cómo deben comunicar sus deseos y necesidades para que sus cuidadores los satisfagan. Esto luego evoluciona para poder transmitir sus ideas.

Las habilidades comunicativas de tu hija se desarrollarán exponencialmente durante sus primeros años de vida, sobre todo si recibe la ayuda de los adultos que la rodean. Esta es una lista de cinco cosas que puedes hacer para ayudarle a tu pequeña a comunicarse mejor:

  1. Habla con tu hija y escúchala atentamente. Haz contacto visual y ayúdala a desarrollar su lenguaje haciéndole preguntas abiertas que la inviten a compartirte lo que piensa.
  2. Respeta y reconoce los sentimientos e ideas de tu pequeña. Ella te contará lo que piensa si se siente segura y sabe que no la juzgarás o criticarás. Recuerda que puedes empatizar con sus sentimientos, pero desaprobar su conducta.
  3. Pregúntale cómo estuvo su día. Esto le mostrará que te interesas genuinamente por ella y lo que tiene que contarte. Pueden establecer esto como una rutina antes de irse a dormir y recordar qué fue lo que hicieron y sintieron ese día.
  4. Si aún no lo haces, incluye un momento de lectura en su rutina diaria. Cuando leas con ella pídele que repita las frases o palabras después de ti y hablen sobre la historia y las imágenes del cuento. Tal vez algo le dé curiosidad y te pregunta qué es eso.
  5. Dale el ejemplo a tu hija. Ella te observa atentamente y aprende de lo que haces. Si hablas respetuosamente con las personas y ella hará lo mismo. Sé un modelo de buenas habilidades comunicativas como escuchar atentamente y hablar hasta que la persona haya terminado.

El poder especial de las rimas

Si alguna vez les has cantado alguna canción de cuna a tu hijo, inconscientemente, lo has estado preparando para aprender a leer.

Las palabras que comparten sonidos o rimas pueden utilizarse para enseñarle a tu pequeño la noción de fonemas (las unidades de sonido que conforman las palabras) y de escritura. Por ejemplo, el sonido «ma-»: mamá, manzana o mano. Tu hijo puede aprender a identificar que todas esas palabras empiezan con el mismo sonido. La conciencia fonológica es considerada como el primer paso para el aprendizaje de la lectoescritura porque, con ella, el niño diferencia los sonidos individuales de las palabras. Lo que es genial de las rimas es que no solo son divertidas, si no que entrenan el oído para identificar las diferencias y similitudes entre los sonidos de los vocablos. Al identificar los fonemas, los niños aprenden cómo combinar sonidos para formar palabras.

Varios estudios descubrieron que los niños que han escuchado canciones de cuna desde muy pequeños y que las reconocen antes de alcanzar la edad de preescolar aprenden a leer más fácilmente. Esto puede deberse a que las rimas los ayudaron a descubrir patrones comunes entre las palabras, facilitándoles la tarea de reconocer cómo se ve ese sonido una vez impreso.

Continue reading

Aprendiendo las reglas del idioma

Habrás notado que tu pequeña ya comienza a hablar con frases casi siempre gramaticales. Este aprendizaje se dio de forma natural. Muchos niños aprenden las reglas de su idioma a través del uso y sin necesidad de explicaciones formales.

Los niños aprenden el dialecto que hablan las personas que los rodean. No solo lo interiorizan por imitación, si no que van descifrando solos las reglas a través de la prueba y el error. Esto lo puedes ver cuando tu hija usa mal una regla gramatical y comete un error que un adulto nunca haría. Por ejemplo, tu pequeña puede llegar y decirte que su juguete está «rompido». Pero no te preocupes, con el tiempo aprenderá por sí mismos a hablar correctamente y descifrará las reglas y excepciones de su idioma.

Tu hija probablemente ya habla con oraciones de entre dos y seis palabras y está aprendiendo a usar los pronombres «yo», «tú» y «ellos». Estos pueden parecer palabras muy simples, pero en realidad son conceptos complejos difíciles de entender para tu hija porque marcan una diferencia entre quién es ella y quiénes son los demás. ¡Además de que cambian según quién los esté usando! No es nada fácil. Con el tiempo, tu pequeña practicará y aprenderá cada regla hasta que el habla fluya naturalmente. Ayúdala a usar los pronombres correctamente cuando hable. Por ejemplo, en vez de decir «Mamá está orgullosa de ti», di «Yo estoy orgullosa de ti». No solo estimulas su adquisición de lenguaje, sino que ella empezará a verte como un individuo separado de tu rol especial de mamá.

Otros dos consejos sencillos para fomentar el desarrollo lingüístico de tu pequeña es leer todos los días y cantar canciones infantiles. Se ha demostrado que ambas actividades ayudan a la adquisición y comprensión del lenguaje. Nunca es demasiado tarde para incluirlas en las rutinas diarias de tu hija.

Detectar un retraso en el desarrollo del lenguaje

Los años de preescolar son un periodo de muchas variaciones en los niveles de adquisición del lenguaje de los niños. Algunos lo desarrollan a un ritmo estable, mientras que otros no. Algunos pequeños hablan mucho más que otros, pero eso no significa que sean más inteligentes o que tengan un vocabulario más rico. Simplemente, los niños más callados son más selectivos a la hora de hablar. Estas diferencias del desarrollo tienden a nivelarse cuando los pequeños alcanzan la edad escolar, pero a veces ese no es el caso y puede existir un retraso en la adquisición del lenguaje.

Según la Academia Americana de Pediatría, a los dos años los bebés deben ser capaces de:

  • Apuntar a muchas partes del cuerpo y objetos cotidianos
  • Apuntar a imágenes en un libro
  • Obedecer instrucciones individuales sin necesidad de ver gestos ilustrativos, por ejemplo «Tráeme tus zapatos»
  • Decir entre 50 y 100 palabras
  • Decir frases de dos palabras como «papá, ven» o «quiero más»
  • Decir algunas frases de tres palabras como «quiero vaso agua» o «beso de mamá».
  • Ser comprendido por otras personas en algunas ocasiones

Continue reading

Lenguaje receptivo: Lo que entiende tu hijo de dos años

El lenguaje receptivo de tu hijo de dos años está floreciendo. Probablemente, ahora posee un vocabulario activo de poco más de 50 palabras y entiende casi todo lo que le dices. A esto se le llama lenguaje receptivo y es la capacidad de entender el significado de las palabras. Específicamente, a esta edad los niños entienden entre 200 y 300 palabras y agregan alrededor de 10 vocablos nuevos cada día. Cuando tu pequeño cumpla 3 años, su vocabulario se habrá ampliado hasta llegar a poseer 900 palabras. Esto incluirá adjetivos, verbos comunes y preposiciones como sobre o debajo.

El lenguaje receptivo de los niños se desarrolla conforme reciben información de su entorno (ya sea en sus rutinas, señales visuales, sonidos, palabras escuchadas, palabras escritas, etc.). Absorben y aprenden constantemente. Las bases de desarrollo que necesita el lenguaje receptivo son la atención y concentración, la comunicación con gestos, y las habilidades sociales y de juego (como el participar por iniciativa propia en alguna actividad).

¿Sientes que tu hijo no entiende lo que le dices? Intenta lo siguiente para ayudarle a desarrollar su lenguaje receptivo:

  • Ponte cara a cara con él y haz contacto visual antes de darle una instrucción, asegúrate de que te está poniendo atención.
  • Cuando hables con él, usa palabras un poco más avanzadas que su lenguaje expresivo o las palabras que usa normalmente.
  • Apóyate en lenguaje corporal y expresiones faciales para ayudarle a comprender visualmente lo que le estás diciendo.
  • Evita distracciones apagando los sonidos de fondo, como la televisión o la radio, cuando estén hablando.
  • Anímalo a que te pida que le aclares algo o le repitas lo que dijiste si no te entendió la primera vez.

Ahora que sabes que tu pequeño entiende casi todo lo que dices, será mejor que tomes esto en cuenta cuando hables sobre él y pueda escucharte.

Alfabetización: La importancia de la conciencia fonológica

Entre los 3 y los 5 años de edad, la alfabetización de los niños de preescolar comienza a desarrollarse y sienta las bases para las habilidades lectoras y académicas futuras. Los expertos establecen que la habilidad más importante para la alfabetización es el desarrollo de la conciencia fonológica, es decir la capacidad para reconocer los sonidos individuales que conforman a las palabras. Adquirir una conciencia fonética será fundamental para el aprendizaje de lectoescritura. También es considerada como la mejor forma de predecir qué tan bien aprenderá a leer un niño.

Cuando tu hija pueda distinguir los sonidos individuales de lo que escucha, entonces será capaz de relacionarlos con su representación visual, ya sea una letra o una palabra. Por lo tanto, en lugar de enseñarle el nombre de las letras del alfabeto, mejor enséñale los sonidos de cada una. Esto será mucho más útil para su alfabetización. Por ejemplo, di «mmm» en vez de llamar a la letra la «eme». Continue reading