Molly Dresner nos comparte nuevas y divertidas ideas de cómo ayudar a nuestros hijos a desarrollar su habilidad para seguir instrucciones.

Como siguen siendo muy jóvenes, los niños necesitan indicaciones y pausas para hacer las cosas que les pedimos. En lugar de recitarles una serie de instrucciones, ve despacio, sé clara y dale el ejemplo a tu hijo o hija para que pueda realizar una tarea. Aprovecha las ventajas de la música, los ritmos, las búsquedas del tesoro y los juegos de imitación para entrenar a tu pequeño o pequeña y ayudarle a concentrarse y terminar una actividad que tiene varios pasos.

1. Usa la música

¡La música es una excelente herramienta para motivar a los niños a seguir instrucciones! Existen muchísimas canciones infantiles que fueron compuestas precisamente con este objetivo en mente. Laurie Berkner y su banda han hecho un trabajo increíble al incluir instrucciones en sus canciones más pegajosas (por ejemplo, We Are The Dinasours [Somos dinosaurios]). También me encantan las canciones de Plaza Sésamo (muchas disponibles en YouTube). Existen muchos otros clásicos que me encantan porque a veces incluyen conceptos espaciales (abajo, sobre, arriba) aparte de dar indicaciones corporales.

2. A moverse se ha dicho

¡Crea una carrera de obstáculos con cualquier objeto y mueble que tengas en casa! A los niños pequeños les encantan estos circuitos porque les dan recordatorios visuales de qué paso es el que sigue. Crea una carrera de obstáculos con los muebles de la sala: pasa por debajo de la silla, escala el taburete, deslízate por el sofá, gatea por la alfombra, etc. También puedes hacer esto al aire libre o en el jardín si tu hijo necesita más espacio para ejercitarse y descargar energía mientras sigue instrucciones: pasa por debajo de las escaleras, corre alrededor del árbol, gatea por el césped, etc.

3. Sigue a Simón

Simón, dice es un juego legendario porque es motivador, divertido y una excelente manera de seguir instrucciones. ¡La mejor parte es que no necesitas ningún material! Puedes jugar esto en todas partes: en casa, esperando en la fila del supermercado o cuando van en el coche. Entre más joven sea tu hijo, será más necesario que le des instrucciones visuales. Es decir, tal vez debas mostrarle qué es lo que debe hacer con cada indicación. Sin embargo, con la práctica, poco a poco, tu hijo aprenderá a seguir solo indicaciones verbales.

4. Hagan una búsqueda del tesoro

Las búsquedas del tesoro son otro juego fácil y práctico para jugara a seguir indicaciones. Puedes diseñar una con materiales específicos o simplemente usar objetos cotidianos. A mí me gusta crear mapas usando imágenes de cosas que ya están distribuidas en la casa. Por ejemplo: encuentra 3 sombreros, recoge 2 dinosaurios, enséñame 1 plátano, etc. También puedes incluir algunas rutinas de limpieza durante la actividad (por ej. Recoge todos los cochecitos y guárdalos en la caja).

5. Hora de juegos

Existen juegos de mesa geniales que fueron diseñados para seguir instrucciones. Algunos de mis favoritos son: Twister, los juegos de cocina, Ve a pescar, etc. Si tu hijo prefiere los juegos estructurados, estas serán tus mejores opciones.

Powered by Rock Convert

 

Molly Dresner es una patóloga y terapeuta del lenguaje que reside en Nueva York.

Recientemente, publicó su libro The Speech Teacher’s Handbook (Manual para enseñar a hablar), una interesante guía para padres que incluye consejos prácticos y sencillos, y actividades que ayudan a los padres a ayudar a sus pequeños.

Síguela en su Instagram @thespeechteacher donde publica diariamente información relevante, o conéctate con ella a través de su página web o su Facebook.