Por esta época, notarás que tu pequeño se frustra un poco o se irrita cuando trata de expresar lo que quiere y no puede. Tu bebé pasará por un periodo de varios meses en los que su capacidad de comprensión verbal y su deseo de comunicarse estará mucho más adelantado que su capacidad para hablar; sobre todo entre los 8 y 24 meses. Por eso, al principio, los gestos y la imitación cobrarán mucha importancia. Tu hijo observará lo que haces y tratará de imitar las palabras que dices, al igual que buscará estrategias para llamar tu atención o pedir ayuda. El llanto será su primera opción, y es comprensible porque aún no puede expresar con palabras lo que quiere y eso es muy frustrante.

La Academia Americana de Pediatría y la Clínica Mayo coinciden en que enseñarle lengua de señas a tu bebé es una herramienta que mejorará su comunicación y hará que el tiempo que pasen juntos sea más agradable, sobre todo durante estos meses. Puedes comenzar a enseñarle a tu hijo a cualquier edad, solo toma en cuenta que probablemente no trate de imitar los signos antes de cumplir los 9 meses. Esta es una lista de las palabras más recomendadas con las que puedes empezar: afuera, agua, arriba, avión, ayuda, bebé, beber, buenas noches, calor/caliente, cobija, comer, dolor, dormir, estrella, feliz, frío, gato, gracias, ir, leche, libro, mamá, más, no, pájaro, papá, pañal, pelota, perro, por favor, sentar, siesta, taza, terminé, te quiero. Comienza con conceptos sencillos y cotidianos con los que tu hijo ya esté familiarizado; cosas que describan su rutina. Trata de contextualizar los signos: la hora de la comida, la hora del baño, la hora de cambiar el pañal, la hora de dormir, etc.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Incluir gestos al cantar sus canciones favoritas también ayudará a tu hijo a expandir su repertorio de actividades donde usa la lengua de señas. El tiempo de lectura y los libros de imágenes también reforzarán el concepto de que todo tiene un nombre y expondrá a tu pequeño a más vocabulario y ejercicios de comprensión verbal. Ya sea que leas o hables con él, dale muchas oportunidades de participar. Hazle preguntes y espera a que te responda. Prestar atención a lo que dice también te ayudará a identificar qué palabras ya comprende, cuáles quiere expresar y cuáles no entiende aún.

Cosas que tomar en cuenta:
No te preocupes si al principio a tu pequeño se le dificulta imitar los signos, con tu paciencia y comprensión logrará hacerlo. Asegúrate de seguir hablando con él; mientras la lengua de señas no remplace las conversaciones orales no afectarás su desarrollo y tu hijo aprenderá a comunicarse tanto con palabras como con signos. Recuerda que enseñarle lenguaje de señas busca reducir la frustración y promover la diversión cuando pasen tiempo juntos; no es algo obligatorio. Será muy útil que le enseñes las señas que usas a tu familia o a la gente que frecuenta a tu bebé para que también lo ayuden a expresarse y promuevan su desarrollo lingüístico.

Para más información sobre el tema, visita estas páginas: