Comprender el desarrollo infantil ayuda a los padres, madres y cuidadores a monitorear mejor a sus pequeños, además de conocer los estímulos adecuados para cada necesidad infantil.

El desarrollo infantil puede parecer un gran misterio para muchos padres, madres y cuidadores. Esto se debe a que, a menudo, cada niño se desarrolla a su propio ritmo y hacen cosas diferentes a otros pequeños. Entonces, comienzan a aparecer comparaciones, dudas e incluso un poco de culpa.

Pero tómatelo con calma: tener hijos es una experiencia de aprendizaje para toda la vida y no es igual para todos. La idea de este artículo es, precisamente, ayudarte a comprender mejor las fases en que se desarrollará tu hijo durante la primera infancia. Además, mostraremos consejos sobre estímulos que se pueden practicar en casa.

¿Sientes curiosidad y quieres aprender más sobre el desarrollo de tu hijo? Entonces, ¡sigue leyendo!

El desarrollo infantil y sus etapas

El desarrollo infantil ha sido estudiado durante muchos años por diferentes médicos, científicos e investigadores. El principal hallazgo es que la primera infancia, etapa que comprende los primeros 5 años de edad, es muy importante y determinante para el resto de la vida. Esto significa que las acciones en esta etapa tienen efectos duraderos y determinan el comportamiento y el aprendizaje del niño.

Otro punto interesante que fue descubierto es que el desarrollo infantil no es lineal. Esto significa que existe un patrón percibido entre los niños, pero que el desarrollo no siempre sucede de la misma manera. Entonces, no hay ninguna regla fija.

Eso es un gran alivio, ¿no? ¡Tu hijo puede tener libertad para desarrollarse sin ser comparado con otros niños!

Sin embargo, no te sientas mal si escuchas comparaciones o incluso si haces algunas. Este proceso es natural para nosotros. De hecho, es una de las formas que tienen los propios niños de aprender, y es algo que hacemos a lo largo de toda nuestra vida. En lugar de tener desacuerdos y sentir culpa, intercambia información con el pediatra y otros padres, madres y cuidadores.

Ahora ya lo sabes –no necesitas comparar, porque cada niño se desarrolla de una manera diferente–, así que apoya a tu hijo, ayudándolo a seguir creciendo saludablemente. Además, cada área del desarrollo infantil sigue su propia línea de tiempo y está influenciada por varios factores, como la experiencia, los estímulos y la maduración de tu pequeño.

¡Descarga Kinedu GRATIS para iPhone o Android y comienza a impulsar el desarrollo de tu hijo!

Por cierto, vamos a presentarte las áreas del desarrollo infantil para que comprendas mejor a tu pequeño. 

Desarrollo físico

El desarrollo físico es un área que abarca tanto el crecimiento del cuerpo del niño como la forma en que se mueve y realiza acciones, como caminar, patear, correr, etc. Este es un proceso gradual, que involucra el sistema nervioso y los músculos. Por lo tanto, ambos sectores se desarrollan gradualmente desde que tu bebé está en el útero.

Algunas de las características del desarrollo físico, separadas por edades, son:

  • Recién nacidos: Fortalecimiento de los músculos y el sistema nervioso con movimientos bruscos, desordenados y aleatorios, como patadas involuntarias y el agitar los brazos.
  • Entre los 6 y los 12 meses: El bebé ya puede sentarse sin apoyo e intenta levantarse sin ayuda, practicando su equilibrio. Alrededor de los 9 meses, puede empezar a gatear y, a partir de los 12, a caminar apoyándose en los muebles.
  • Entre 1 y 2 años: Probablemente el niño ya esté caminando, pero la maestría  para caminar se dará a partir de los 18 meses.
  • Entre 2 y 3 años: Tiene un equilibrio mejor coordinado, ya salta con mayor seguridad. Además, tiene mejor motricidad fina, mejor sujeción de objetos como crayones o cubiertos.
  • Entre 3 y 4 años: El pequeño tiene mayor independencia higiénica, controlando sus necesidades fisiológicas, logra tener cierta independencia al comer y vestirse, tratando de hacerlo por su cuenta.
  • Entre 4 y 5 años: Rápido desarrollo muscular y gran actividad motriz. El niño tiene mucha energía y disfruta hacer actividades que lo estimulan físicamente. Además, ya tiene más control sobre sus movimientos y es capaz de cepillarse los dientes, ducharse y vestirse con menos ayuda.

Desarrollo cognitivo

La cognición es la capacidad de recibir información y separarla en partes más pequeñas para que el niño pueda percibir, comprender, responder e integrarse con el entorno y sus estímulos. Por ejemplo, cuando el bebé está en la habitación jugando en el suelo y con la televisión encendida, en cuanto oye la voz de su madre, se vuelve hacia ella.

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados y clases en vivo por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

Además de tener cierta capacidad motriz para esto, el niño necesita su cognición para distinguir los diferentes sonidos (TV y voz de la madre) y entender hacia qué dirección debe dirigir su atención, no mirar juguetes y prestar atención a su madre.

A su vez, esta misma habilidad ayudará a tu hijo a comprender el material escolar, obedecer las reglas de la escuela y convivir con sus compañeros de clase. Así, podemos decir que la cognición es un grupo de procesos mentales que incluye:

  • pensamiento abstracto
  • memoria
  • resolución de problemas
  • atención

¿Ves cómo tu hijo necesita todo esto para experimentar el mundo y comprenderlo? ¡No en vano el desarrollo cognitivo es tan importante!

Desarrollo lingüístico

Incluso antes de pronunciar su primera palabra, el desarrollo del lenguaje de tu hijo ya estaba recibiendo estímulos. Desde el vientre, el bebé ya puede escuchar sonidos, las conversaciones de la madre y de quienes se acercan al vientre. Al nacer, este aprendizaje y estímulo continúa con las conversaciones que escucha.

En las primeras semanas, notarás que tiene diferentes reacciones a diferentes sonidos, palabras y formas de hablar. Además, notarás que tu pequeño también intentará comunicarse con gritos, llantos y, al cabo de un rato, balbuceos.

La evolución del habla, para quienes ven crecer al niño, es algo increíble. En cuestión de meses, los gritos de tu hijo serán reemplazados por pequeñas palabras, luego términos y frases. Después de otros meses, alrededor de los 3 años, ya podrás entablar conversaciones vívidas con él. Pero los estímulos no deben detenerse para que tu hijo alcance hitos más avanzados como:

  • aprender diferentes idiomas
  • aprender a escribir y leer el idioma que ya habla
  • aprender la gramática del idioma que habla.
  • aprender lenguaje de señas
  • crear sus propias historias escribiéndolas.

Desarrollo socioafectivo

El desarrollo socioafectivo es el área que involucra la forma en que tu hijo socializa, además de la forma en que lidia con sus propias emociones. Al comienzo de su vida, las emociones de tu bebé se expresan básicamente llorando, incluso cuando está feliz cuando ve que alguno de ustedes regresa del trabajo. La mezcla de emociones que incluyen «Oh, cuánto te extrañé» y «Qué grandioso eres» se expresa con el llanto, pero también agitando las piernas y brazos. 

El desarrollo de un apego seguro, el autoconocimiento, la independencia, la empatía y la autorregulación (manejo de las propias emociones) también es parte del desarrollo socioafectivo del niño.

desarrollo de tu bebe

Con los años, incluso te darás cuenta de que el lenguaje entrará en juego, al igual que la cognición. Tu hijo expresará con palabras lo que siente y también comprenderá las emociones de quienes lo rodean. Esta es una de las razones por las que las primeras experiencias son tan importantes.

Hitos y picos del desarrollo infantil

Estos dos conceptos son importantes en el desarrollo infantil, sin embargo, se confunden fácilmente. A continuación, te explicaremos de forma objetiva en qué consiste cada uno. ¡Sigue leyendo!

Hitos de desarrollo

Estas son referencias que se utilizan para monitorear el desarrollo del niño (como, por ejemplo, cuando el bebé generalmente comienza a sostener la cabeza, a formar oraciones de dos palabras o a sentarse sin apoyo). Aquí entra lo que mencionamos antes acerca de que el desarrollo no es lineal y que los patrones son solo patrones, no reglas. Por lo tanto, no te preocupes demasiado e intenta comprender los hitos que tu hijo ya ha alcanzado y estimularlo para que alcance los demás.

¡Haz clic AQUÍ para descargar Kinedu GRATIS y seguir el progreso y los hitos de tu hijo!

Picos de crecimiento

Los bebés tienen una forma diferente de crecer físicamente. Esto significa que no crecen gradualmente; es decir, un poco cada día. Hay ciclos que duran, en promedio, de 7 a 10 días, y que puede ocurrir de nuevo a las 3 o 6 semanas. Estos ciclos son llamados picos de crecimiento. 

Durante estos periodos de tiempo, tu bebé crece de forma acelerada y esto se acompaña de llanto y de dificultad para dormir durante esta fase de desarrollo infantil. Además, es común que el bebé sienta más hambre, aumentando las tomas de leche.

La importancia de las experiencias de la primera infancia

Tanto si las primeras experiencias son positivas como negativas, estas son muy importantes para el desarrollo infantil de tu hijo. Algunas investigaciones demuestran cómo afectan la formación del cerebro, además de impactar también en el ADN.

No fue hace mucho tiempo que la creencia común era que los niños no recordaban los hechos que sucedieron en la primera infancia. Aunque algunos recuerdos no se recuperan realmente, hay un impacto en sus genes y en la forma en que transitan algunos caminos en la vida.

¡Pero no debes preocuparte demasiado por esto! Lo único que debes hacer para garantizar las mejores experiencias de la infancia de tu hijo es protegerlo, amarlo, nutrirlo y proporcionarle estímulos positivos apropiados para su etapa de desarrollo.

Algunas sugerencias de estímulos son:

  • Participar en los juegos que propone tu hijo.
  • Pasar tiempo de calidad con él prestando toda tu atención.
  • Ofrecerle un ambiente cómodo y emocionalmente seguro.

Actividades para desarrollar al bebé o al niño en casa

Ahora ya comprendes mejor las fases y áreas del desarrollo infantil y también sabes cómo diferenciar entre los hitos del desarrollo y los picos de crecimiento. Incluso aprendiste lo importantes que son las experiencias de la primera infancia. Entonces, el próximo paso es comprender cómo estimular el desarrollo de tu hijo.

Consulta nuestras sugerencias:

Música para desarrollar el área física

La música es una excelente herramienta para el desarrollo físico de los niños. Eso es porque tu pequeño puede bailar al ritmo de la melodía o a su manera. Poco a poco, esos movimientos torpes se convertirán en hermosas piruetas, saltos y volteretas.

Además, tocar instrumentos musicales mejora simultáneamente la coordinación motriz, la cognición y las habilidades socioafectivas. Aquí hay algunos consejos de juegos que hemos separado para ti:

  • Tocar instrumentos musicales con la actividad “La orquesta”.
  • Localizar la fuente de los diferentes sonidos con la actividad “¿De dónde viene el sonido?”.

Conversaciones para el área cognitiva

Desde los 18 meses aproximadamente, tu hijo presta más atención a las conversaciones e incluso puede participar de una manera activa y más comprensible. Además de influir en su adquisición y comprensión del lenguaje, los estudios muestran que estos momentos de conversación estimulan la cognición de los niños. Cuando usas las formas verbales correctamente, por ejemplo, tu hijo aprenderá naturalmente a construir oraciones.

Además, la lectura será muy entretenida para tu pequeño, facilitando aún más su comprensión de las materias escolares. Estas son otras formas de mejorar la cognición de tu hijo:

  • Juegos con formas geométricas y rompecabezas.
  • Juegos de imitación.

Lecturas y rimas para el área lingüística

Todo el tiempo, el área lingüística del desarrollo infantil de tu hijo se estimula a través de sonidos, música, voces y conversaciones. La lectura de cuentos, en particular, juega un papel muy importante porque hace que el bebé o el niño sienta curiosidad por los libros. Pensando a largo plazo, será importante para el desarrollo escolar.

Sin embargo, existen diferentes formas de estimular el área lingüística durante la infancia, como pronunciar rimas y trabalenguas

Caras divertidas e imitaciones para el ámbito socioafectivo

Participar en actividades que fomenten un sentido de amistad y compañerismo es muy importante para el desarrollo socioafectivo de tu hijo. La identidad de tu niño se formará a través de sus experiencias, pero en cada edad interactúa con los demás de manera diferente. Es común que hasta los 36 meses, tu hijo prefiera los juegos individuales.

La música es una buena forma de fortalecer las habilidades sociales y afectivas de tu pequeño.

En los primeros meses de vida, el cerebro y cadena neuronal de un niño todavía se están desarrollando. Esto significa que sus primeras experiencias son muy significativas, al igual que la interacción con su entorno. Por lo tanto, tiene sentido que los padres y cuidadores busquen practicar las interacciones de servir y devolver.

Para fortalecer el desarrollo infantil y las interacciones puedes pensar en juegos de pelota. Por ejemplo, lanzar la pelota y pedirle a tu hijo que te la devuelva es un excelente comienzo. Otra idea es practicar la atención compartida con tu pequeño señalando el mismo lugar o haciendo el mismo ruido que él cuando ve algo que le interesa.

En Kinedu, encontrarás +2,200 actividades de desarrollo infantil creadas por especialistas y adaptadas no solo a la edad de tu hijo, sino también a su etapa de desarrollo. ¡Descarga la aplicación GRATIS AQUÍ!