Si le has prestado mucha atención a tu bebé, probablemente hayas notado que antes de que siquiera pueda hablar, ha estado tratando de comunicarse contigo. Llorar, apuntar, sonreír y reír son formas de comunicación y, aunque al principio tendrás que adivinar qué significan, con tiempo y esfuerzo identificarás lo que quiere decir tu pequeño. Ahora, si deseas comprender mejor las necesidades y deseos de tu bebé, puedes probar una versión personalizada del lenguaje de señas para bebés.

¿Qué es el lenguaje de señas para bebés?

El lenguaje de señas para bebés es una herramienta de comunicación que busca motivar a los pequeños a comunicarse con gestos. Funciona mediante el uso de señas manuales que les permiten a los bebés comunicar sus deseos e incluso sus emociones antes de que puedan hablar.

Esta forma de comunicación disminuye la frustración, promueve el desarrollo del lenguaje y ayuda a fortalecer el vínculo entre padres e hijos. La evidencia con respecto a estas afirmaciones aún es limitada, pero ha habido muchos elogios y anécdotas positivas por parte de los padres y profesionales que utilizan esta herramienta.

desarrollo de tu bebe

Complementar el lenguaje con gestos y señas puede disminuir la frustración que experimentan los niños que saben lo que quieren, pero aún no tienen las habilidades verbales para expresarse. Los hallazgos en este campo han identificado que estar en sintonía con los gestos de su pequeño, motiva a los padres a ser más conscientes de las formas únicas de comunicación de su bebé, lo que lleva a una disminución en loso malentendidos y, por lo tanto, apoya un apego saludable.

Entonces, ¿por dónde empezar?

Si deseas probar el lenguaje de señas para bebés, puedes comenzar en casa con estos sencillos pasos.

  • Busca en internet algunas señas para bebés o inventa las tuyas y comienza a usar ese gesto cada vez que digas esa palabra en específico.
  • Sé realista. Puedes comenzar a enseñarle estas señas a tu pequeño a los 6 meses o incluso antes, pero es posible que no te responda hasta que tenga alrededor de 8 meses.
  • Manténlo simple. Asegúrate de que los gestos sean simples y significativos en la vida de tu pequeño. Por ejemplo, enséñale las palabras comer, dormir, leche, mamá, papá, libro, etc.
  • Asegúrate de que tu pequeño te esté prestando atención. Haz las señas siempre que digas las palabras que quieres enseñar, pero asegúrate de que tu pequeño te esté viendo.
  • Responde a los gestos simbólicos que inventa tu pequeño.
  • Modela la acción de apuntar. La mayoría de los bebés comienzan a apuntar para comunicarse entre los 9 y los 12 meses, así que tú también hazlo. Señala imágenes en los libros, partes específicas de un objeto o incluso cosas que emitan sonidos.
  • Responde a las solicitudes de tu bebé cuando señale algo y solicítale cosas tú también. Señala un juguete y pídeselo, o señala y pregunta de qué color es.
  • Usa gestos naturales con tu bebé. Puedes agregar gestos a tu repertorio de señas. Los gestos son una forma natural de comunicación, así que usa expresiones faciales, apunta, mueve la cabeza para decir sí y no, y usa muchos otros gestos comunes para comunicarte con tu pequeño.
  • Diviértete y ten paciencia. Recuerda que el lenguaje de señas para bebés debe ser simple y divertido. No te desanimes si tu pequeño no usa este lenguaje de inmediato, sigue intentándolo y asegúrate de que esta herramienta no se convierta en una tarea ardua.
  • Por último, no olvides seguir hablando con tu pequeño para desarrollar sus habilidades lingüísticas y fortalecer la comunicación.

¡Cuéntanos si has probado el lenguaje de señas para bebés y si te ha funcionado a ti y a tu pequeño!