El desarrollo del lenguaje es un proceso largo que comienza desde muy temprano. Ya hemos hablado sobre cómo es que los niños aprenden a pronunciar diferentes sonidos conforme van adquiriendo sus habilidades lingüísticas y cómo algunos de estos sonidos son más difíciles de pronunciar que otros. Aunque la mejor manera de ayudar a tu hija es con el ejemplo (hablando de forma clara y pausada), hay algunas actividades divertidas que pueden intentar en casa para estimular la habilidad de pronunciación de tu pequeña.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

¡Estas son 8 actividades que puedes realizar con tu hija para mejorar su pronunciación!

  1. ¡Jueguen Bingo! Diseña algunas hojas de Bingo con palabras simples que contengan los sonidos que quieras practicar. Por ejemplo, “tina” para la “T”, “rosa” para la “R”, etc. Luego escribe los sonidos en algunas tarjetas. Cada vez que saques una tarjeta, pronuncia el sonido para que tu hija y sus amigos encuentren la palabra que corresponda al sonido en sus hojas de Bingo.
  2. ¡Practiquen los pares mínimos! Practicar palabras que suenan casi igual, pero que tienen diferencias fonéticas sutiles le ayudará a tu pequeña a hacerse más consciente de esos sonidos. Algunos ejemplos de este tipo de palabras son: pero/perro, gol/sol y pata/bata. Para hacer esto más divertido y ayudar a tu niña a prestarle atención a su voz, ¡graben sus voces mientras hacen el ejercicio y luego escúchense para ver cómo lo hicieron!
  3. ¡Reciten trabalenguas! Como usan aliteraciones (la repetición de un sonido), los trabalenguas son excelentes herramientas para practicar los sonidos y mejorar las habilidades de pronunciación y la fluidez del habla. Este es un ejemplo simple para practicar el sonido /t/: “Toto toma té, Tita toma mate, y yo me tomo toda mi taza de chocolate.”
  4. ¡Jueguen a las adivinanzas! Haz que tu hija adivine qué palabra estás diciendo mirándote la boca mientras le susurras algo desde lejos. Tendrá que concentrarse en la forma de la boca mientras pronuncias cada sonido. ¡Luego será su turno para susurrarte algo!
  5. ¡Dibujen un personaje! Si tu pequeña es muy creativa y le gusta dibujar, seguro disfrutará esta actividad. Inventen un personaje y pónganle un nombre que empiece con el sonido que quieran practicar, por ejemplo: “Sara”. Dibujen a Sara y luego piensen en varias cosas que le gusten y que empiecen con el mismo sonido de su nombre, como “sopa”, “saltar” y “silvar”. Dibújenlas a un lado de su personaje.
  6. ¡Jueguen un juego de movimiento! Si tu hija es muy activa, se divertirá con esta actividad. Para jugar a esto, asígnale un movimiento a cada sonido. Por ejemplo, saltar con la “L” y aplaudir con la “R”. ¡Tu pequeña deberá hacer estos movimientos cada vez que escuche el sonido correspondiente! Inténtalo pronunciando solo el sonido o, para hacerlo más retador, di palabras que contengan esas letras.
  7. ¡Tiren los dados! Crea tus propios dados con diferentes sonidos en cada cara. Puedes jugar esto con tu hija y sus amigos. Cuando cada jugador tire el dado, él o ella deberá pronunciar una o varias palabras que tengan el sonido que les tocó.
  8. ¡Hagan ejercicios motrices orales! Jueguen a hacer caras graciosas y traten de hacer estos movimientos:
    a. Sonrían lo más posible y luego relajen la boca.
    b. Llenen los cachetes de aire manteniendo los labios cerrados. ¡Inténtenlo con los dos cachetes, luego con una a la vez, y luego con el labio superior e inferior!
    c. Presionen los labios como si fueran a dar un beso y muevan los labios de lado a lado.
    d. Presionen la lengua contra el paladar y chásquenla.
    e. Tracen el perímetro de los labios con la lengua sin mover la mandíbula. Háganlo hacia un lado y luego hacia el otro.
    Para hacerlo más divertido, ¡usen un espejo para ver todas las muecas que están haciendo! Estos movimientos ayudarán a tu hija a fortalecer los músculos de los labios, cachetes, lengua y mandíbula. Otras actividades divertidas que involucran ejercicios motrices orales son soplar burbujas, inflar globos, usar un silbato o beber con pajilla (popote). Además de fortalecer los músculos de la boca, estos ejercicios ayudarán a tu hija a aspirar suficiente aire para decir sonidos, palabras y, más tarde, ¡oraciones!

Si quieres consultar más ideas, revisa estos enlaces con información en inglés:
12 juegos y ejercicios de pronunciación para alumnos de inglés
Sencillos ejercicios de motricidad oral para intentar hoy
6 actividades para mejorar la pronunciación