All posts by Sofía Martínez

Enseñando conceptos numéricos

Los niños pequeños aprenden conceptos matemáticos gracias a las experiencias de juego que tienen todos los días. Al principio, mientras tu bebé aprende a bailar al ritmo de una canción, puedes introducir números en las canciones o las rimas. También puedes contar un par de objetos y repetirle la secuencia: “¿Cuántas pelotas hay? Una, dos. Hay dos pelotas”.

Alrededor del segundo año, tu hija comenzará a aprenderse las diferentes partes de cuerpo y sus funciones. Esta será la oportunidad perfecta para introducir los números. “¿Cuántas manos tenemos?”, “¿Tenemos una o dos orejas?”. Al principio, ella etiquetará cualquier conjunto de cosas con la palabra “dos” y te dirá que las manos tienen dos dedos. Con la práctica ampliará su comprensión y le asignará la etiqueta correcta a las cosas. También comenzará a identificar la diferencia entre uno, dos y muchos.

Continue reading

Mano dominante y habilidades lingüísticas

Anteriormente, explicamos el desarrollo de la motricidad de tu hijo durante sus primeros años. En esta etapa comenzarás a preguntarte con qué mano aprenderá a escribir. La preferencia o domino de una mano depende de complejos procesos de desarrollo que comienzan antes del nacimiento y se extienden durante la infancia temprana. El dominio de una mano suele definirse entre los 2 y 4 años. Sin embargo, como cada niño se desarrolla a su ritmo, habrá quienes muestren esta preferencia antes o después de este rango de edad.

Continue reading

Músculos grandes y pequeños

El desarrollo físico de tu hijo se divide en las habilidades de motricidad gruesa y motricidad fina. La primera trabaja con los músculos grandes para realizar movimientos amplios como correr, escalar o saltar. La motricidad fina, por otro lado, trabaja con músculos pequeños en movimientos precisos; manipular objetos, colorear o recortar son actividades que promueven esta habilidad.

Los hitos de desarrollo físicos son fáciles de observar cuando tu pequeño comienza a gatear, dibujar o caminar; pero desde que nació ha estado trabajando para alcanzar nuevos hitos motrices. Sus músculos grandes son los que le permiten sostener la cabeza, sentarse, rodar o gatear por todos lados. Conforme gane control sobre sus brazos será capaz de usar músculos más pequeños para alcanzar objetos, manipular juguetes pequeños y, más tarde, sostener un crayón.

Continue reading

Manipulación de objetos: Aprendiendo cómo funciona el mundo PARTE 2

En la primera parte de este artículo hablamos sobre la importancia de la manipulación de objetos y sobre cómo estimular esa habilidad. Conforme le des más oportunidades a tu hijo para conocer el mundo y aprender cómo funcionan las cosas, también estarás fomentando la adquisición de nuevas habilidades que son relevantes para otras áreas del desarrollo, sobre todo las relacionadas con el lenguaje, las interacciones sociales y la comunicación.

Estudios muestran que la manipulación de objetos con movimientos como alcanzar y tomar establecen las bases para el desarrollo futuro de habilidades lingüísticas, comunicativas y gestuales. Morder objetos durante la etapa de vocalización se ha asociado con una mayor variedad de sonidos de consonantes. También existe una correlación positiva entre la manipulación de objetos, como golpear o apretar, en bebés de 4 meses y sus habilidades lingüísticas a los 12 meses. Los investigadores creen que si el niño explora y manipula objetos regularmente, tendrá más oportunidades de extraer información sobre las categorías a las que pertenece ese objeto; algo esencial para el desarrollo del léxico.

Continue reading

Manipulación de objetos: Aprendiendo cómo funciona el mundo PARTE 1

Cuando tu pequeño conquiste nuevos hitos de desarrollo, aprenderá cómo manipular objetos. Las habilidades de manipulación significan que se usa un objeto para completar una tarea. Es un hito importante para el desarrollo de tu hijo, puesto que a través del juego funcional y de sus experiencias podrá experimentar y entender cómo funciona el mundo.

Durante sus primeras etapas, verás que tu bebé muestra sus habilidades de manipulación cuando toma una sonaja. Más tarde aprenderá cómo recoger bloques de juguete con la palma de la mano y separar los dedos para rotarlo o apilarlo. Se volverá tan bueno construyendo cosas que comenzará a tomar objetos cada vez más pequeños. Conforme tu hijo domine el agarre de pinza, verás que recoge cosas usando solo su pulgar e índice, y adora hacer manualidades. Se volverá un experto manipulando objetos y adquirirá habilidades bilaterales para usar ambas manos en tareas diferentes. Por ejemplo, al recortar, una mano usará las tijeras mientras la otra sostiene el papel.

Continue reading

Motricidad fina: el arte de garabatear y escribir PARTE 2

Como ya mencionamos en la primera parte, el garabateo es una de las primeras etapas por las que pasa tu pequeña cuando aprende sobre el lenguaje y la escritura. Lo que comenzó como un movimiento amplio y aleatorio con el brazo se ha convertido en un trazo fino de figuras y objetos. Alrededor de los 34 meses tu hija comenzará a sostener los crayones de forma más madura y descubrirá cuál es el agarre de lápiz más cómodo para ella. Comenzará a planear con antelación lo que dibujará y le encantará copiar y trazar formas usando diferentes materiales y colores específicos. Conforme amplíe su horizonte de experiencias, comenzará a aprender más sobre las partes del lenguaje escrito.

Continue reading

Motricidad fina: el arte de garabatear y escribir PARTE 1

El garabateo es una de las primeras etapas por las que pasa tu pequeña cuando aprende sobre el lenguaje y la escritura. La revista Educational Research and Reviews menciona que los garabatos son los predecesores de movimientos más controlados y que todas las actividades de dibujo realizadas antes de los 5 años son indispensables para preparar a los niños para aprender a leer y escribir. Con cada trazo, tu hija está estimulando su control de mano y dedos, sus habilidades de pensamiento y su comprensión global del lenguaje. Al principio se sorprenderá de lo que puede hacer con un crayón. Conforme descubra la relación entre sus movimientos manuales y las líneas sobre el papel, comenzará a experimentar con la simbología de sus trazos e incrementará su control muscular. Sus experiencias durante esos meses serán cruciales para el desarrollo de su motricidad fina; aprenderá la compleja tarea de sostener un crayón y cómo controlar la fuerza, presión y velocidad que usa al dibujar.

Continue reading

Desarrollando el agarre del lápiz

Tu hijo ha desarrollado su motricidad desde que nació. Al principio apenas podía abrir los puños, pero poco después disfrutaba de asir tu dedo y, más tarde, de tomar objetos para agitarlos. Todos los días tu pequeño logra completar tareas manuales cada vez más complejas. Ahora puede jalar juguetes hacia él, sostener cosas con la palma de la mano y tal vez hasta usar las dos manos simultáneamente. Pronto aprenderá a construir torres de bloques, a recoger objetos pequeños, a moldear plastilina y a sostener un crayón. Antes de lo que imagines estará trazando líneas, haciendo dibujos y escribiendo su nombre. Todas estas habilidades fortalecen los músculos de la mano y los dedos, preparando a tu hijo para sostener un lápiz en posición de escritura usando el índice, el dedo medio y el pulgar.

Continue reading

El impacto de las pantallas en las habilidades de escritura

Tu hijo necesita de habilidades de motricidad fina para sostener y manipular objetos. Garabatear, abrochar botones o cintas y escribir; todas necesitan de la destreza de dedos y la coordinación de mano. Desde que nació, tu pequeño ha estado fortaleciendo sus manos al usar todo tipo de herramientas. Al explorar con sus manos y dedos, los pequeños músculos se coordinan para realizar movimientos precisos: desde agitar una sonaja, hasta tomar trozos de cereal o sostener un crayón. Cada movimiento, herramienta y actividad ayudan a que tu hijo domine estas habilidades y se prepare para adquirir otras en el futuro.

Otra cosa que tu pequeño tiene o desea hoy en día son los dispositivos tecnológicos. Investigadores de la Universidad de Toronto descubrieron que, a los 18 meses, 20% de los niños usan dispositivos digitales durante media hora al día. Estudios longitudinales hechos en Canadá sobre la relación entre el uso de pantallas y la destreza motriz de los niños reportaron una relación negativa entre el tiempo pasado frente a pantallas y la competencia motora en las edades de 4, 5 y 7 años. Sally Payne, terapeuta pediátrica de la fundación NHS Trust de Heart of England, menciona que los niños ahora llegan a la escuela sin la fuerza y destreza manual que se veía hace 10 años. Explica que el tiempo que los niños pasan frente a la televisión, pantallas o smartphones está afectando su capacidad para desarrollar las habilidades que se necesitan para sostener un lápiz.

Continue reading

La importancia del control de la mano y los dedos

Cuando tu pequeño sea capaz de manipular objetos, utensilios u otro tipo de herramientas para completar una tarea, te estará demostrando sus habilidades de control de mano y de fuerza en los dedos. Los logros dramáticos como aprender a gatear, ponerse de pie y caminar son fáciles de apreciar durante los primeros años de tu hijo. Pero durante esos meses, los pequeños músculos de sus manos y dedos también le darán bases para su desarrollo cognitivo, social y emocional.

Poco a poco, tu hijo pasará de tomar una sonaja con el puño a recoger objetos pequeños, a usar una manija para abrir un cajón y a manipular juguetes con partes móviles. Todas estas acciones necesitan de habilidades como la fuerza, el posicionamiento y el uso independiente de los dedos. Para poder realizar las tareas antes mencionadas, los niños deben aprender a crear ficción sobre el objeto que están tomando, mientras ejercen presión sobre el mismo para evitar tirarlo.

Continue reading