En la primera parte de este artículo hablamos sobre la importancia de la manipulación de objetos y sobre cómo estimular esa habilidad. Conforme le des más oportunidades a tu hijo para conocer el mundo y aprender cómo funcionan las cosas, también estarás fomentando la adquisición de nuevas habilidades que son relevantes para otras áreas del desarrollo, sobre todo las relacionadas con el lenguaje, las interacciones sociales y la comunicación.

Estudios muestran que la manipulación de objetos con movimientos como alcanzar y tomar establecen las bases para el desarrollo futuro de habilidades lingüísticas, comunicativas y gestuales. Morder objetos durante la etapa de vocalización se ha asociado con una mayor variedad de sonidos de consonantes. También existe una correlación positiva entre la manipulación de objetos, como golpear o apretar, en bebés de 4 meses y sus habilidades lingüísticas a los 12 meses. Los investigadores creen que si el niño explora y manipula objetos regularmente, tendrá más oportunidades de extraer información sobre las categorías a las que pertenece ese objeto; algo esencial para el desarrollo del léxico.

La exploración, manipulación y el compartir cosas también fomenta la atención conjunta. Esta sienta las bases para el desarrollo de la comunicación, la socialización y el aprendizaje de vocabulario. Investigaciones muestran que el desarrollo de habilidades motrices crea cambios significativos en la manera en cómo tu hijo experimenta el mundo, algo que enriquece las interacciones sociales que tiene contigo y le permite desarrollar su aprendizaje del lenguaje y socialización.

También se ha descubierto que existe una relación entre la manipulación de objetos al realizar una tarea, la comprensión del uso correcto de ese objeto y el desarrollo de significado. Investigaciones muestran que los niños de 10 meses se comunican con movimientos de manos y que en muchos casos su significado corresponde a gestos que aparecen más tarde. Las propiedades de un objeto también pueden influenciar la gesticulación y la comunicación de los pequeños. Se descubrió que, durante el juego de manipulación, los bebés regulaban su vocalización dependiendo del tamaño del objeto con el que jugaban. Así que, si bien los gestos median la relación entre la motricidad temprana y el vocabulario posterior, la manipulación de objetos influencia el desarrollo de los gestos y de la comunicación.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

La idea más importante es que darle muchas oportunidades a tu hijo para participar en juegos de manipulación (alcanzar y tomar objetos o controlar la postura), junto a una mayor participación en interacciones sociales, aumentará su exposición a verbos nuevos y promoverá su comprensión de cómo funcionan las cosas. Esto sentará las bases para la producción gestual y verbal. Conforme tu pequeño aprenda a manipular objetos, también aprenderá cómo establecer nuevas interacciones, mantener atención conjunta y experimentar con nuevas formas de comunicación con la gente que lo rodea; es decir, descifrará cómo funciona el mundo.

Para más información, visitas estas páginas: