Música para el cerebro de tu hija

¿Escuchar música volverá a tu hija más inteligente? No exactamente, pero los investigadores sugieren que creará nuevos caminos y conexiones neuronales en su cerebro. Todos los días, con ayuda de la tecnología, aprendemos más sobre qué es lo que promueve el desarrollo temprano. Durante sus primeros años, el cerebro de tu pequeña formará complejas redes estructurales y funcionales que serán necesarias para el procesamiento maduro del pensamiento. Estas conexiones se multiplican gracias a las experiencias que vive tu bebé. Ya sean positivas o negativas, estas tendrán un impacto decisivo en su arquitectura cerebral y la capacidad de sus habilidades futuras. Durante un proceso neuronal llamado “poda”, el cerebro de tu hija comenzará a adaptarse y eliminará asociaciones innecesarias para concentrarse en las conexiones más fuertes. Es por ello que el ambiente y las experiencias que vive tu hija son cruciales para su futuro desarrollo.

La música contribuye muchísimo a la formación de patrones de conexiones cerebrales, sobre todo en las actividades propias del hemisferio derecho como la creatividad, la expresión artística y la inteligencia musical. Se ha comprobado que estas conexiones son esenciales para el desarrollo a largo plazo de las habilidades de pensamiento, el desarrollo cognitivo y los procesos de comunicación y expresión. Estudios han descubierto que la actividad cerebral del conocimiento y la actividad musical no se localiza en una región específica, sino que involucra a la memoria y a los sistemas auditivos, visuales, emocionales y motrices. Se ha demostrado que la música permite la recuperación de la memoria en bebés de hasta 3 meses. Otros estudios también establecen que las canciones y las historias crean caminos para habilidades lingüísticas avanzadas, mejoran la memoria y exponen a los niños a la estructura, ritmo, rimas y patrones melódicos de la lengua. También se ha probado que la música ayuda al aprendizaje, rememoración y reconstrucción de un texto. Un estudio demostró que era más fácil recordar un texto cuando se presentaba en forma de canción y no de discurso. La música contiene la repetición de patrones e información rítmica que facilitan el aprendizaje.

¿Cómo puedes incorporar la música a la vida de tu hija?

  • Dedícale tiempo a la música, en lugar de a las pantallas. En lugar de encender la televisión para entretener a tu pequeña, ponle algunas canciones y dale diferentes instrumentos. Haz la experiencia más divertida incluyendo el baile y el canto.
  • Asocia ciertas canciones a tareas o momentos específicos del día. Por ejemplo, en la mañana pueden saludar al solo cantando “Hola, señor sol”. Cuando jueguen a construir torres o guarden los juguetes escuchen alguna canción que hable sobre el tema. Puedes incluir canciones en casi cualquier actividad del día, incluso el lavarse las manos o cepillarse los dientes.
  • Incluye gestos, expresiones o juguetes a la canción para mantener el interés de tu hija.
  • Dale la oportunidad de tocar su propia música. Al golpear juguetes entre sí la expondrás al ritmo, a los movimientos y a los patrones de sonido.

Para más información sobre el tema, visita:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>