Los maravillosos beneficios de la música

La música da alma al universo, alas a la mente, vuelo a la imaginación, consuelo a la tristeza, y vida y alegría a todas las cosas. – Platón

Investigaciones recientes que utilizan la tecnología de resonancia magnética funcional y tomografía por emisión de positrones han encontrado que escuchar música ilumina múltiples áreas del cerebro a la vez. Profundizando aún más, las mismas investigaciones han revelado que tocar un instrumento se compara a un entrenamiento físico completo, pero para el cerebro. Aprender a tocar un instrumento tiene muchos beneficios, sin embargo enseñarle de manera formal a bebés o niños pequeños aún no es apropiado para su nivel de desarrollo. No obstante, eso no quiere decir que no puedan participar o beneficiarse de la música. Por el contrario, escuchar a la gente cantar, bailar con los cuidadores, jugar con objetos cotidianos o juguetes musicales para crear sonidos son excelentes para el desarrollo del cerebro de tu hijo.

Durante los tres primeros años de vida de tu pequeño, las conexiones neuronales se multiplican rápidamente debido a la estimulación ambiental, sensorial, cognitiva, de movimiento y más. La exposición a la música en la primera infancia fomenta y ayuda a desarrollar muchas habilidades, incluyendo el desarrollo del lenguaje, habilidades de escucha, coordinación, desarrollo emocional e incluso habilidades sociales. A continuación, te presentamos algunos beneficios de la música durante esta etapa y enlistamos algunas actividades para realizar en casa.

  • La música promueve los lazos afectivos: Tu voz es el sonido favorito de tu bebé. Por lo tanto, cantarle es una excelente manera de desarrollar un apego seguro y fomentar interacciones de servir y devolver. Incorporar los balbuceos y sonidos que hace tu bebé a una canción fomenta esas interacciones de aprendizaje. De igual manera, si tu hijo es mayor puedes seguir cantando e incorporar instrumentos de juguete para crear música juntos.
  • La música reduce la angustia: Un estudio reciente reveló que cantarle a tu bebé reduce el sentimiento de angustia. Los investigadores creen que el uso de canto infantil es benéfico debido a su ritmo predecible y organización métrica. Estas características de las canciones ayudan a promover el entretenimiento y la predictibilidad, que crea expectativas de acontecimientos a suceder. Más aún, el ritmo que conlleva el canto y la música afecta la estimulación vestibular. Cuando se combina la música con mecer al bebé, se crea un potente regulador emocional.
  • La música enseña habilidades sociales: El jugar con objetos cotidianos o instrumentos de juguete ayuda que tu pequeño desarrolle habilidades de escucha y aprenda a esperar su turno para crear un sonido armonioso y agradable. De la misma forma, con el apoyo de cuidadores cariñosos, la música puede ayudar a construir las bases para el desarrollo de las funciones ejecutivas.
  • La música permite la expresión artística y fomenta la creatividad: Jugar con instrumentos y objetos musicales ayuda que tu pequeño desarrolle sus sentidos y descubra nuevas maneras de hacer sonidos, fomentando así su creatividad y la libre expresión de sus emociones.
  • La música ayuda que los bebés se sientan seguros: Usar canciones repetitivas y específicas durante la rutina de tu bebé, lo ayuda a identificar la actividad que viene a continuación, haciendo su día más predecible y eliminando el estrés.
  • La música ayuda a desarrollar el lenguaje: Cantar y escuchar a otros cantar activa las áreas de lenguaje en el cerebro. Gracias a la estructura repetitiva de la música, escuchar palabras una y otra vez de forma significativa refuerza la adquisición de vocabulario.
  • Los ambientes musicales estimulan las habilidades musicales: Cuando los bebés y niños pequeños están expuestos a la música, se desarrollan habilidades tales como cantar en tono y bailar al ritmo de la canción.
  • La música es un juego: Escuchar música, bailar y cantar no deben ser una tarea. Interactuar con la música debe ser libre y divertido. Los bebés y niños aprenden mejor cuando se divierten, y al jugar con la música desarrollan habilidades motoras, de lenguaje y de coordinación. Durante estos primeros años, la habilidades musicales apenas se están desarrollando. Por lo tanto, este periodo de crecimiento es un momento ideal para explorar la espontaneidad musical de tu hijo, y alentar su inclinación natural por cantar, bailar y jugar con el sonido.

¿Qué puedo hacer en casa?

  • Baila con tu bebé mientras le cantas. Realiza movimientos específicos a la letra de la canción para desarrollar el lenguaje, ritmo y equilibrio. Carga a tu bebé y camina por la habitación al ritmo de la canción, o bailen frente al espejo para fomentar la auto-conciencia y pasar tiempo juntos.
  • Enséñale a tu pequeño a usar su cuerpo como instrumento musical aplaudiendo y pisando a un ritmo. Utilicen objetos cotidianos para crear sonidos y ayudarlo aprender sobre causa y efecto. Nota: para los bebés, da palmadas suaves en su espalda al ritmo de la música para promover la vinculación por medio del tacto y enseñarle los conceptos de ritmo, velocidad y dinámica (características de la música).
  • Enséñale a tu bebé canciones que requieren movimientos particulares y muéstrale cómo debe moverse. Realizar movimientos de acuerdo a instrucciones específicas lo ayudará a desarrollar su coordinación, conocer mejor su cuerpo e identificar el ritmo.
  • Cántale a tu pequeño a la hora del baño, la hora de dormir o durante cualquier otra actividad para fomentar una experiencia relajante, estimular el lenguaje y, al mismo tiempo, tener rutinas predecibles.
  • Creen música juntos. Utiliza Kinedu para estimular las habilidades musicales de tu hijo. Realiza la siguiente actividad y visita la sección del catálogo de la aplicación para encontrar más actividades que promueven el desarrollo de habilidades musicales.

Para conocer más no dudes en revisar estos enlaces:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>