Category Archives: Hitos Claves

¡Aprendiendo a través de la imitación!

Los bebés aprenden a través de la imitación; les da la oportunidad de practicar y perfeccionar habilidades nuevas. Observan a otros hacer algo y luego copian sus acciones, intentando hacerlo ellos mismos. Por ejemplo, esta es la manera en la cual tu bebé sabe, sin que tengas que darle instrucciones específicas, cómo sostener un teléfono de juguete para hacer llamadas. ¡Tu bebé ha aprendido al verte hablar por teléfono!

La imitación también es considerada como una base para el desarrollo de la empatía, es decir, tener la capacidad de sentir lo que otra persona está sintiendo. De hecho, la capacidad de un niño para imitar acciones simples, como hacer muecas, se produce en la misma parte del cerebro que nos permite desarrollar la empatía. Estudios recientes han encontrado que la imitación no es solo una habilidad de comportamiento, sino diferentes formas de combinar y utilizar diversos tipos de conocimiento, y se desarrolla a través de los primeros 2 años de vida (Jones, 2007). Continue reading

¿Qué es la permanencia del objeto y por qué es un hito clave?

¿Alguna vez has escuchado la expresión “ojos que no ven, corazón que no siente”? Como adultos, cuando un objeto se mueve fuera de nuestro campo de visión, sabemos que continúa existiendo, a pesar de no poder verlo, tocarlo o escucharlo. Sin embargo, este no es el caso para los bebés. Durante los primeros meses de vida, cuando no ven un objeto, ¡ellos creen que el objeto deja de existir!

Sin embargo, alrededor de los 4-7 meses, tu bebé comenzará a entender el concepto de permanencia del objeto (que es una forma elegante de decir que él empezará a entender que cuando los objetos están fuera de su campo de visión, siguen existiendo).

Pero, ¿por qué la permanencia del objeto es un hito del desarrollo tan importante para mi bebé?

Dominar el concepto de permanencia del objeto es un hito importante, ya que le ayudará a tu bebé a entender el mundo y saber qué esperar. Esto significa que tu bebé no tendrá miedo cuando preste algún juguete o deje de verlo, al desarrollar este hito sabrá que puede recuperarlo. Otro punto importante es que se dará cuenta de que las personas siguen existiendo, ¡incluso cuando se van! Hasta este momento, tu bebé no tenía la capacidad de entender esto; cuando te ibas, desaparecías. Sin embargo, cuando tu bebé alcance este hito, aunque se ponga triste cuando te vayas, podrá pensar en ti y entenderá que vas a regresar. Conforme pase el tiempo, el hecho de que lo dejes solo dejará de causarle tanta angustia.

Continue reading

Indicadores del desarrollo: La importancia de pasar tiempo boca abajo

¿Sabías que algunos investigadores sugieren que los bebés que pasan más tiempo boca abajo aprenden a gatear antes que aquellos bebés que no pasaron tanto tiempo en esta posición? ¡Conoce la importancia del tiempo boca abajo y algunos consejos que te ayudarán a fomentarlo en casa!

¿Por qué es tan importante?

Estar boca abajo le ayudará a tu pequeño a desarrollar los músculos del cuello, espalda y hombros. Estos serán necesarios para alcanzar la mayoría de los hitos del área física, como levantar la cabeza, gatear y ponerse de pie.

Cuando tu bebé está boca abajo, trabaja un poco la fuerza muscular, pues se empuja hacia arriba con sus brazos, gira el cuello y se mueve un poco para poder explorar su entorno. Pasar tiempo en esa posición ayudará a prevenir retrasos motores y síndromes como la cabeza plana y el cuello torcido. La Academia Americana de Pediatría recomienda la colocación de los bebés boca arriba para dormir y boca abajo para jugar. Continue reading

Indicadores del desarrollo: Control de la cabeza

¿Recuerdas la primera vez que cargaste a tu bebé? Una gran experiencia, ¿verdad? De seguro recuerdas escuchar a tu doctor, enfermera o mamá decirte ¡cuidado con su cabecita! Eso es porque un bebé recién nacido tiene muy poco control de su cabeza debido a que los músculos de su cuello son débiles y aún no han desarrollado las habilidades motoras para sostener la cabeza. Pero no te preocupes, ¡en tan solo unos meses tu bebé adquirirá esta habilidad!

Sostener la cabeza y fortalecer los músculos del cuello son unos de los primeros y más importantes retos de tu bebé. La adquisición de esta habilidad es crucial en el desarrollo de tu pequeño, ya que sentará las bases para otras habilidades motoras, como darse la vuelta, sentarse, gatear y caminar. Además, es necesaria para que puedas introducir alimentos sólidos a la dieta de tu bebé.

Sabemos que cada bebé se desarrolla a su propio ritmo y el control de la cabeza sin duda es una habilidad que tu bebé adquirirá conforme pase el tiempo. Sin embargo, es bueno conocer el desarrollo de esta habilidad tan importante para detectar a tiempo posibles atrasos en el desarrollo de tu bebé. Continue reading

Indicadores del desarrollo: Aprendiendo a sentarse

Ver a tu bebé comenzar a desarrollar su independencia es muy emocionante. Tu bebé también disfruta de este proceso, ya que comienza a explorar una perspectiva nueva el mundo que la rodea.

Una manera en que tu bebé comienza a adquirir independencia es aprendiendo a sentarse por sí sola. Sin embargo, esto no sucede de la noche a la mañana. Primero, se tienen que desarrollar una serie de habilidades motrices para que logre este hito.

El sentarse derecho significa que tu bebé tiene músculos del cuello y espalda suficientemente fuertes como para sostener su peso. A su vez, ha adquirido control de su cabeza.

De acuerdo con la pediatra Melissa Goldstein, el desarrollo del bebé comienza de la cabeza hacia abajo. A los 4 meses de edad, un bebé puede sentarse con apoyo de su cuidador o respaldo. De los 5 a 6 meses, la mayoría pueden sentarse por sí solos por medio de la posición de trípode, en donde posicionan sus manos en el piso frente a ellos para apoyarse. A los 7 meses, probablemente puedan sentarse sin apoyo manteniendo el equilibrio por unos segundos y usando las manos libres para explorar o agarrar objetos a su alrededor. En esta etapa incluso son capaces de pasar de estar acostados sobre su abdomen a estar sentados,  empujándose con sus manos para levantarse. Finalmente, a la edad de 8 a 9 meses, posiblemente logran sentarse y mantenerse en esa posición por unos minutos. Continue reading

Aprendiendo a gatear: Preguntas frecuentes

Ver a tu bebé crecer y alcanzar todas sus metas es muy divertido, pero el momento en que veas a tu pequeño comenzar a gatear, ¡sabes que la verdadera diversión está por comenzar! A medida que experimentes toda esta emoción, probablemente también te surgirán algunas dudas sobre el gateo.

No te preocupes, a continuación contestamos algunas de las preguntas más frecuentes sobre el gateo:

 ¿Cuándo debería comenzar a gatear mi bebé?

Normalmente los bebés comienzan a gatear entre los ocho y diez meses, pero alrededor de los seis meses la mayoría de los bebés están empezando a moverse. Mientras que tu pequeño averigua cómo hacer el movimiento de brazo-pierna-brazo-pierna para empezar a gatear, notarás que se mueve hacia atrás. Es importante recordar que todos los bebés son únicos y aprenden a ritmos diferentes, algunos más rápido que otros. (Nota: Si tu bebé es prematuro probablemente le tomará más tiempo que a otros bebés.)

El proceso de aprender a gatear en realidad es bastante complejo. Los bebés necesitan coordinar el movimiento de brazos y piernas, y desarrollar la fuerza muscular en los brazos, hombros y piernas para soportar su peso. Aprender a gatear no solo implica las habilidades motoras gruesas. Cuando un bebé comienza a gatear desarrolla habilidades como el equilibrio, la percepción espacial, la coordinación y la confianza.

Continue reading

La importancia de la curiosidad en el aprendizaje y cómo desarrollarla

Los bebés nacen siendo curiosos. Vienen al mundo con un deseo innato de entender cómo funcionan las cosas. Se sienten atraídos por cosas y experiencias nuevas, las cuestionan, exploran y al hacerlo, ¡aprenden!

Si quieres que tu hijo sea una persona a la que le gusta aprender, entonces la mejor manera de hacerlo es mediante el cultivo de su curiosidad. Todos los niños tienen cierto nivel de curiosidad innata que los motiva a explorar. Sin embargo, es importante mencionar que no todos los niños tienen el mismo estilo. Siempre se debe tomar en cuenta el estilo particular de curiosidad de un hijo. Por ejemplo, a algunos niños les gusta explorar con sus mentes, y a otros tocando objetos, oliendo, escuchando o saboreando.  ¡Asegúrate de proporcionar oportunidades para cada estilo dentro de un ambiente seguro y alentador!

Investigaciones han demostrado que el deseo interno de un niño por aprender (su curiosidad), no las presiones externas, es lo que lo motiva a buscar nuevas experiencias y soluciones. Las personas curiosas son “buscadores” de conocimiento. No solo disfrutan de la exploración, sino que también les gusta buscar desafíos. La curiosidad ayuda a que las personas vean la incertidumbre con una luz positiva.

Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad John Hopkins reveló el papel crítico que juega la curiosidad en el aprendizaje. En su experimento, cuando los bebés fueron sorprendidos; es decir, cuando sus expectativas sobre el comportamiento de un objeto fueron totalmente diferentes a la realidad; investigadores descubrieron que aprendían mejor. La sorpresa que tuvieron los bebés al ver que el objeto se comportaba totalmente diferente a como ellos esperaban, les provocó curiosidad, lo que los atrajo a probar, explorar y, por lo tanto, entender mejor la situación y comportamiento del objeto.

Dada la importancia que juega la curiosidad en el aprendizaje, ¿cómo pueden los padres fomentar la curiosidad en sus hijos y hacer que se conviertan “buscadores ” de conocimiento? Te presentamos algunos consejos que te pueden ayudar:

Aprendiendo a caminar: Preguntas frecuentes

Tu bebé probablemente alcanzará muchos hitos del desarrollo, ¡pero sin duda sus primeros pasos será uno que nunca olvidarás! Aprender a caminar es uno de los logros más importantes del desarrollo físico infantil y, por lo mismo, seguramente estás ansiosa de saber cuándo sucederá y cómo puedes ayudar a tu pequeño a lograrlo.

¿Cuándo comenzará a caminar mi bebé?

Generalmente los bebés dan sus primeros pasos entre los 9 y 15 meses, pero recuerda que cada niño aprende a caminar a su propio ritmo. Ten un poco de paciencia si tu pequeño se está tomando su tiempo; hay algunos bebés empiezan a caminar hasta los 18 meses, ¡y no pasa nada!

¿Sabías que en realidad los bebés nacen con un conocimiento innato de los movimientos necesarios para caminar? ¡Simplemente no tienen la fuerza en sus piernas para hacerlo! Si sostienes a tu bebé en posición vertical, con los pies en el suelo, notarás que instintivamente mueve un pie delante del otro, como si estuviera caminando. Esto se conoce como el reflejo de marcha, el cual desaparece a los 4 meses de edad.

El desarrollo socio-afectivo de tu bebé

Los humanos somos seres sociales. Desde el día que nacemos, nos gusta que nos sonrían, nos carguen y nos hablen. Y aunque los bebés son totalmente dependientes de los adultos para sobrevivir, ellos tienen más que necesidades físicas, también necesitan atención de mamá, papá o algún otro adulto. Necesitan una relación recíproca, también conocida como una “relación de servir-devolver”.

Las relaciones servir-devolver son necesarias para el desarrollo óptimo del cerebro de un bebé y cimentan las bases que necesitará en un futuro para el aprendizaje. La relación se crea en base a interacciones que siguen un formato en el cual el pequeño emite un sonido o hace una expresión o gesto, y el adulto le responde con algún gesto o sonido propio. Estas interacciones son tan sencillas como importantes. Logran desatar la creación de las conexiones neuronales y, al mismo tiempo, establecen el entorno seguro que necesita un bebé para su desarrollo emocional y social.

Continue reading

Desarrollo por área: El desarrollo motriz

El desarrollo motriz es un dominio derivado del área de desarrollo físico. ¡Busca el resto de los artículos para esta área!

Las habilidades motrices, como todo, mejoran con práctica. Y para que tu bebé se vuelva una experta en lo motriz, necesitará ejercer sus pequeños músculos y coordinar sus movimientos en cualquier oportunidad que tenga. En sus primeros meses, estas oportunidades se manifestarán cuando que tu bebé pase suficiente tiempo boca abajo durante el día. Esto ayudará a fortalecer los músculos de la parte superior del cuerpo. También tendrá que pasar tiempo boca arriba, ya que en esos momentos, tu bebé podrá comenzar a levantar la cabeza, aunque sea por un segundo, y a voltear su cabeza de lado a lado. Prueba su reflejo de prensión al poner tu dedo sobre su mano, ¡verás que inmediatamente cerrará los dedos para sujetarlo!

Continue reading