¿Quién no quiere hijos con buenos modales? Después de todo, ¡sus acciones se reflejarán en ti! Pero por mucho que queremos que nuestra hija diga «por favor» y «gracias» tan pronto como comience a hablar, este lamentablemente no será el caso. Aún así. sin duda podemos comenzar a enseñarle a nuestros hijos buenos modales desde una temprana edad.

Enséñale a tu hija a ser sensible

La raíz de los buenos modales es el respeto hacia otra persona; y la raíz del respeto es la sensibilidad. Así que enseñarle a tu hija a ser sensible será la base de todo. Un niño sensible naturalmente se preocupará por los sentimientos de los demás, lo que lo guiará a convertirse en una persona con buenos modales. Esencialmente, un niño sensible será más educado de una manera auténtica y  sincera, que alguien que haya aprendido modales en un libro etiqueta.

Sé un buen modelo a seguir

La imitación es la mejor manera de enseñarle a tu hija buenos modales. En esencia, si quieres que sea educada, tendrás que mostrarle cómo ser cortés a través de tus propias acciones. ¡Recuerda que tu hija diariamente aprende a través de la observación e imitación! Así que ten cuidado con tus palabras y modales.

Puedes intentar algunas de estas cosas para enseñarle a tu pequeña buenos modales:

  • Modula tu tono cuando hables con ella y trata de usar palabras como «por favor» y «gracias». A pesar de que aún no entenderá la gracia social de estas palabras, sí entenderá que decir «por favor» es la forma de conseguir lo que quiere, y decir «gracias» es la forma de ponerle fin a dicha interacción. Recuerda que los bebés entienden el uso de la palabra antes de comprender su significado.
  • Muéstrale a tu pequeña cómo tratar adecuadamente a las personas, cosas y a los animales domésticos. Por ejemplo, si tiende a jalar el cabello de una persona, trata mover su mano y demuéstrale cómo hacer un movimiento suave de caricias. Con el tiempo, tu pequeña traducirá la “gentileza” en amabilidad y respeto.
  • Anima a tu hija a decir “hola” y “adiós”. Alrededor de los dos años, sin duda será capaz de decir «hola» al llegar a un lugar  y «adiós» al salir. En ocasiones estará deseosa de saludar y despedirse, pero en otras, será más tímida al hablar. ¡No te preocupes! Trata de prepararla antes de llegar al evento. Por ejemplo, si van a visitar a la abuela dile :»Cuando lleguemos a la casa de tu abuela, vamos a decir «¡Hola, abuela!».

Recuerda que los buenos modales se enseñan, por lo que tomará tiempo para que tu pequeña los aprenda e incorpore en su día a día. Así que sé paciente.

___________________________

¿Quieres saber más sobre cómo enseñarle a tu pequeña buenos modales? Visitas estas ligas: