Si piensas que tu bebé está listo para empezar su dieta de papillas, habla con tu pediatra. Comenzar a darle alimentos sólidos a tu bebé es muy importante ya que por este medio adquirirá los nutrientes necesarios para un buen desarrollo. Pero te preguntarás cuándo debes comenzar con la nueva dieta. La Academia Americana de Pediatría recomienda comenzar la alimentación con base en papillas a partir de los 6 meses de edad. No obstante, todos los niños son diferentes y hay quienes están listos a los 4 o 5 meses.

Es importante comenzar con alimentos sólidos a partir de los 6 meses de edad porque la leche materna ya no contiene suficiente hierro, calorías, proteína, DHA, zinc y vitaminas liposolubles tales como el ácido fólico, Vitamina B12, Vitamina D y Vitamina C. Estos requerimientos podrán ser encontrados en la comida sólida.

¿Cómo introducir el primer alimento sólido?

Para comenzar esta nueva etapa, elige el mejor momento del día para ti. De preferencia elige uno de los horarios del desayuno, comida o cena; y conforme pase el tiempo, rótalos de tal forma que tu pequeño se acostumbre a comer alimentos sólido a diferentes horas del día. De igual forma, es preferible que tu bebé esté contento y con algo de hambre. Para que la primera vez sea más amena y fácil para tu bebé, continúa dándole leche en los horarios que habitúas e introduce la papilla solo en el momento que hayas elegido. Puedes dar un poco de pecho o fórmula primero y después darle la papilla. Después de varios días o semanas invierte el proceso para asegurar que se aprovechen de forma creciente los nutrientes que contiene la papilla y lleguen al punto en el que solo le des a tu bebé alimento sólido en ese horario.

Cuando estés lista para comenzar, sienta a tu pequeño de manera que esté bien apoyado. Asegúrate de tener la papilla completamente molida y que la misma no contenga ningún grumo. Elige cualquier alimento que quieras, solo asegúrate de que no esté condimentado; puedes hacerlo en casa o comprarlo. Toma una cuchara para bebé y llénala a la mitad. Introdúcesela a tu bebé, hablándole durante todo el proceso. ¿Cómo reacciona? Es normal que tu bebé se muestre confundido e incluso rechace la comida ya que la sensación es nueva para él. No te preocupes. Comienza poco a poco con una cucharadita o dos. Pronto, tu pequeño se irá acostumbrando a esta nueva manera de comer y podrás así ir aumentando la cantidad de comida.

Si tu bebé llora o rechaza la comida, no lo obligues a comer. Vuelve a la dieta de leche materna o fórmula durante algunos días y luego vuelve a intentar introducir las papillas. La transición a la comida sólida es un proceso gradual durante el cual tu pequeño seguirá recibiendo la mayor parte de sus nutrientes a través de la leche que ingiere.

Cuando introduzcas los sólidos, recuerda darle cada alimento nuevo durante 3-5 días seguidos para verificar que tu hijo no sea alérgico a él; de este modo será más fácil identificar alguna reacción. Alterna los alimentos después de algunos días para que tu bebé no se acostumbre a un solo sabor. Por ejemplo, puedes darle carne durante 3 días, cereales durante 3 días, luego verduras por 3 días y frutas por otros 3 días, después otro tipo de carne y así sucesivamente para que tu hijo aprenda a comer una gran variedad de alimentos.

Powered by Rock Convert