Una de las cosas que se preguntan muchos padres primerizos es cómo saber si su niño es feliz. Por eso, en este artículo te hablaremos de algunas conductas que reflejan el bienestar emocional de tu hijo.

Lo primero que debes saber es que los recién nacidos solo son capaces de demostrar 3 emociones: interés, aflicción y satisfacción. Conforme los niños crecen y maduran a nivel neurológico y cognitivo, desarrollan reacciones emocionales más complejas, como la alegría, la sorpresa, la tristeza, el enojo y el temor. Estas suelen aparecer alrededor de los 6 meses de edad.

A continuación te explicaremos algunos de los indicios que puedes observar en tu hijo para saber si es feliz.

1. Expresa lo que siente

Una de las claves para criar niños felices es permitirles expresar lo que sienten, sin importar si las emociones son negativas o positivas. Si tu pequeño grita al enojarse o llora cuando está triste, ¡no pasa nada! Ser feliz no quiere decir que debamos reprimir nuestras emociones. Lo más importante es que tu hijo pueda reconocer y expresar lo que siente, para luego dejarlo ir.

Las canciones son grandes aliadas al momento de ayudar a tu pequeño a identificar y nombrar sus sentimientos, sobre todo en sus primeros tres años de vida. Pueden optar por escuchar música que hable sobre diferentes emociones o jugar con instrumentos musicales, pues estos fomentan la libre expresión.

2. Se relaciona y juega con otros niños

Después de múltiples investigaciones, el psiquiatra y profesor estadounidense, George Vaillant expuso que la respuesta para tener una vida feliz es relacionarse con otras personas. Por eso, si tu pequeño interactúa con otros niños y juega con ellos, esto es un buen indicador de que está satisfecho y vive plenamente.

Powered by Rock Convert

Para ayudar a tu hijo a construir amistades fuertes y vincularse con otros con eficacia, es importante que lo apoyes para que desarrolle habilidades sociales como la regulación emocional y la empatía. Esto lo puedes lograr al mostrarle cómo ser atento, amable, sensible y cooperativo y al instruirlo sobre el perdón.

Ahora bien, también toma en cuenta que jugar tiene grandes beneficios para los niños. Los ayuda a aprender a tomar decisiones, a desarrollar sus propios intereses, a resolver problemas, a desarrollar el autocontrol y a seguir reglas.

Cada niño tiene su propia forma de ser, por eso hay quienes son tímidos y quienes son extrovertidos. Por lo general, alrededor de los 2 años, los niños comienzan a identificar a sus amigos. Poco a poco verás crecer las habilidades sociales de tu pequeño y verás que disfruta al jugar con compañeros de su edad.

3. Muestra agradecimiento

Otra de las señales que pueden ayudarte a responder a la pregunta de cómo saber si tu niño es feliz, es si tu pequeño practica la gratitud. Aunque es probable que tu niño todavía no pueda reconocer y nombrar sus sentimientos, puedes comenzar a fomentar el agradecimiento desde una edad temprana y ayudarlo a enfocarse en lo positivo que pasa a su alrededor.

Lo primero que debes recordar es que tu hijo aprende observando, por lo que si le das un buen ejemplo e interactúas de forma amable y agradecida con quienes te rodean, tu pequeño aprenderá a hacerlo también. A su vez, es importante que le digas todo lo que agradeces sobre él y que incorpores a tu rutina alguna actividad relacionada con este valor, como enlistar diariamente y antes de dormir todas las cosas por las que están agradecidos.

Estas son 3 de las señales que te ayudarán a darle una respuesta a tu pregunta de cómo saber si tu niño es feliz. Como ves, hay muchas formas de impulsar a tu pequeño a sentirse pleno y alegre. Al estar ahí para él y al acompañarlo mientras crece, fortaleces tu relación con él y le ayudas a desarrollar la resiliencia.

¿Te gustaría leer sobre el tema de la resiliencia y cómo introducir este valor en la vida de tu hijo? ¡Ingresa a este enlace!