10 Secretos de los niños más felices

¿Qué es lo que más deseas para tus hijos? ¿Que sean sean exitosos, inteligentes y populares?  Sin embargo, ninguno de estos adjetivos vienen del crecimiento interno. No podemos construir una vida basada en éxitos externos sin darnos la oportunidad de explorar las partes más profundas de nosotros mismos. La felicidad a veces no es lo primero que viene a la mente. Pero, ¿qué es la felicidad? ¿Cómo podemos desarrollarla en nuestros hijos? Resulta que la felicidad no es algo que puedas encontrar, sino algo que se construye. Tenemos la capacidad de construir lo que estamos buscando constantemente. Las últimas investigaciones sobre la felicidad nos dicen que esta no es un resultado de la suerte y de las circunstancias externas, sino que es el producto de nuestros hábitos mentales, emocionales y físicos. Entonces, ¿cómo podemos expandir la luz interna de nuestros hijos?

¡Te presentamos 10 secretos científicamente comprobados para tener niños más felices!

1. Dales tiempo para jugar: Hay bastante estructura hoy en día. Deportes, actividades especiales, clases de piano, etc., pero lo que los niños realmente disfrutan es jugar. Jugar les ofrece la oportunidad de encontrar y desarrollar sus propios intereses, aprender a tomar decisiones, resolver problemas, desarrollar el autocontrol y seguir reglas.

  • Un artículo fue publicado en la revista American Journal of Play afirma que el tiempo de juego de los niños ha ido disminuyendo y que esto ha llegado a afectar su desarrollo emocional. “Como sociedad, hemos llegado a la conclusión de que para proteger a los niños y educarlos, debemos privarlos de la actividad que los hace más felices y tenerlos más horas en entornos que son dirigidos y evaluados por adultos, entornos casi diseñados para producir más ansiedad.” (FUENTE) 

2. Elogia el esfuerzo y el trabajo: Recuerda elogiar el esfuerzo que tu hijo demuestra en sus tareas. Si reconocen que sus esfuerzos son apreciados, los niños aprenderán a valorar el esfuerzo y el proceso sin sentir la necesidad de tener resultados perfectos. Los bebés cuyos esfuerzos son valorados y apreciados, se convierten en niños más motivados.

  • Creemos que nuestros bebés son muy inteligentes, increíbles y buenos. Pero, por favor, mencionan los investigadores de Stanford, no les digan eso. “Es mejor centrarse en el esfuerzo y la acción que tu bebé está haciendo. Hay que decirle ‘has trabajado mucho en eso’, en vez de ‘eres muy bueno para eso'”, dice la profesora de psicología de Stanford Carol S. Dweck. (FUENTE) 

3. Crea tradiciones familiares: Cenas de Navidad, pedir dulces en Halloween, cenas familiares. El hecho de practicar tradiciones familiares es una muy buena manera de hacer sentir a nuestros hijos como parte de algo más grande.

  • “Las estadísticas son claras: Los niños que cenan con sus papás son más sanos y estudiantes más felices, por lo que una tradición nunca pasa de moda.” (FUENTE)

4. Trata de no intervenir en su tarea: La mayoría de los padres quieren corregir el trabajo de sus hijos y asegurarse de que todo está hecho a la perfección. Por supuesto, los padres tienen las mejores intenciones. Pero, ¿cuál es el mensaje que le estamos dando a nuestros hijos? Tal vez podamos hacerles pensar que son incapaces de completar una tarea por sí mismos, así que deja que ellos lo manejen.

  • Lo que realmente queremos es que nuestros hijos sean responsables, ya que es un rasgo saludable y necesario para el éxito en la vida. Por lo tanto, los padres deben tratar de inculcar en sus hijos una sensación de satisfacción intrínseca (sentimientos internos de orgullo y felicidad), en lugar de utilizar las recompensas extrínsecas (bonos externos como dulces, dinero o juguetes) para los comportamientos responsables. (FUENTE)

5. Permíteles expresar sus emociones: Los niños gritan cuando están enojados y lloran cuando están tristes. Déjalos. Elegir ser feliz no quiere decir que debamos reprimir las emociones negativas, más bien, hay reconocerlas y vivirlas para dejarlas ir.

  • “La gran mayoría de los consejos que reciben los padres hoy en día ignoran las emociones”, dice el Dr. Gottman. “Se enfocan más en las teorías de la crianza del niño que se ocupan de la mala conducta sin tomar en cuenta las emociones que hay detrás esta. El objetivo final de la crianza de los hijos no debe ser solamente tener un hijo obediente y bien portado. La mayoría de los padres esperan mucho más de sus hijos.” (FUENTE)

6. Enséñales a fracasar: Si los niños no están fracasando, no están intentando cosas nuevas. Lo que realmente queremos es que ellos enfrenten retos en lugar de huir ante ellos.

  • “Involucrarse de más en la vida de los hijos hace que los padres estén demasiado al tanto de los acontecimientos en sus vidas, y esto ofrece la oportunidad para que ellos intervengan y ayuden innecesariamente a sus hijos. Este tipo de acciones están relacionadas con la creencia de que los hijos son incapaces de enfrentar nuevas dificultades, ofrecen dudas de su potencial para el éxito y miedos a que se expongan a cualquier tipo de riesgo. Esto puede resultar en que los niños crean esto y se vuelvan más ansiosos e inseguros sobre su capacidad para brillar.” (FUENTE) 

7. No los compares con otros: A veces estamos tentados a comparar a nuestros hijos con otros niños para poder tener un punto de referencia para comparar cosas como los logros e hitos de desarrollo. Pero, la realidad es que cada niño es único.

  • “Los niños se desarrollan a su propio ritmo y tienen su propio temperamento y personalidad. Comparar a tu hijo con otro niño implica que deseas que el tuyo fuera diferente.” (FUENTE)

8. Sean padres felices: Modelar este comportamiento es la mejor manera de fomentar la felicidad en su hijo. No tienen que ser padres perfectos, pero sí pueden tratar de manejar mejor sus emociones.

  • “¿La clave? Cómo están los papás. Eso es cierto independientemente de si los padres están juntos o separados, y es más importante que el número de horas que pasan con sus hijos. Los niños se desarrollan mejor si los adultos se cuidan a sí mismos y a sus relaciones”, dice Carolyn Cowan. (FUENTE) 

9. Ayuda a tu hijo a desarrollar la gratitud: Como papás a veces creemos que no podemos estar agradecidos hasta que seamos felices. La realidad es que la gente más contenta es la gente que más agradece. La gente que se describe como practicante de la gratitud y el agradecimiento, suele ser más feliz. ¿Buscas algo por lo que estar agradecida? Mira a tu alrededor, ¡mira a tu bebé! ¿Cómo puedes enseñarle a cultivar la gratitud? Sé el ejemplo.

Y por último…

10. Demuéstrales amor incondicional: Los niños se equivocan, esto es parte de una experiencia natural de la infancia. Los niños se basan en errores para aprender, así que cuando se equivoquen, perdónenlos. Así, ellos tendrán más confianza en sus decisiones y, cuando crezcan, serán más propensos a tomar riesgos saludables porque se sienten seguros y confiados en sus decisiones. Los pequeños aprenderán que los errores son normales y hay oportunidad de corregirlos. Cuando los niños saben que sus padres siempre van a estar allí, para bien o para mal, son felices.

 

Fuentes:

3 thoughts on “10 Secretos de los niños más felices

  • By Maria de lourdes suarez nuñez - Reply

    Excelente articulo y consejos!

    • By Kinedu - Reply

      Gracias María, ¡saludos! 😉

  • By Lili - Reply

    Realmente bueno el articulo para leerlo varias veces y aprender

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>