Aquí les explicamos cómo cuidar de su bebé recién nacido desde el primer día.

¿Cómo se debe envolver a un bebé? ¿Por qué los bebés lloran tanto? ¿Los recién nacidos deben dormir boca arriba o boca abajo? Descifrar el comportamiento de un bebé recién nacido y saber qué hacer para cuidarlo puede ser retador, sobre todo para los papás primerizos. Por eso, aquí enlistamos los consejos de los expertos para sobrellevar con éxito esos primeros días en casa.

Lo que necesitan saber

El nacimiento de un hijo cambia las rutinas y las prioridades de todos los padres. Para algunos, ajustarse al nuevo estilo de vida puede llevarlos a sentirse deprimidos o ansiosos. Reconocer y hablar sobre estos retos es muy importante para su salud y la de su bebé. Investigaciones sugieren que los pequeños son receptivos a lo que sienten sus padres o cuidadores y que existe una relación cíclica entre los padres, los bebés recién nacidos y sus emociones. Entre más nos estresemos, más se estresarán los bebés. Así que, regla número uno: cuiden de ustedes mismos para poder cuidar de su bebé. Si se sienten deprimidos o ansiosos, hablen con su médico o lean sobre cómo lidiar con el estrés (aquí hay un buen artículo en inglés).

Para todo lo demás y basándonos en investigaciones de organizaciones como la Academia Americana de Pediatría (AAP) y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, hemos compilado una lista de respuestas a las preguntas más frecuentes sobre el cuidado de recién nacidos.

Consejos para cuidar a su bebé recién nacido:

Calmar a un bebé

Los bebés lloran, es inevitable, y como padres, nuestro trabajo es tranquilizarlos. ¡No se desanimen si el llanto no cesa durante un rato! A todos nos ha pasado tener que levantarnos a mitad de la noche para calmar a nuestro bebé recién nacido. Cuando llore, consideren envolverlo (más adelante les explicamos cómo), cántenle, arrúllenlo, denle de comer o dejen que su pequeño toque su cabello, su rostro o dedos. Su hijo se tranquilizará al olerlos y tocarlos.

Cómo envolver a un bebé

Envolver a su pequeño le ayudará a conciliar el sueño, pero es importante que tomen las precauciones necesarias. La Academia Americana de Pediatría explica cómo hacerlo en este artículo. Por seguridad, asegúrate de no apretar mucho la manta alrededor de la cadera de tu bebé para evitar una displasia y deja de envolver a tu pequeño cuando cumpla dos meses.

Hora de dormir

Los bebés recién nacidos deben dormir boca arriba, por lo menos durante el primer año de vida, porque así se reducen las probabilidaddes de asfixia y de rodar. La AAP también recomienda que los bebés duerman en una cuna cerca de su cama, en lugar de en la cama con ustedes. El colchón suave, las sábanas, cobijas y almohadas podrían dificultar la respiración del bebé.

Cortar las uñas

Como los bebés no desarrollan movimientos intencionales sino hasta que tienen entre cuatro y seis meses, si se agitan teniendo uñas largas pueden llegar a rasguñarse. Cortarle las uñas a su bebé recién nacido una vez a la semana les permitirá a él y a ustedes salir ilesos. Esta tarea puede ser difícil porque su bebé se moverá mucho, así que traten de cortarle las uñas de manos y pies mientras toma la siesta o está adormilado. Presionen sus deditos para aislar la uña y luego usen un cortaúñas o tijeras especiales para recortarla. Corten bien las orillas y, al final, limen con cuidado las asperezas.

Contacto piel-con-piel

Los bebés necesitan estimulación táctil. Es decir, necesitan y quieren estar cerca de ustedes. Esto se debe a que los recién nacidos se tranquilizan al sentir el calor de la madre y escuchar los latidos del corazón y, sorprendentemente, se benefician física y cognitivamente de esta cercanía. Incluso solo unos minutos de contacto piel con piel todos los días puede ayudar a su bebé a aumentar de peso, a comer más y llorar menos. Solo cárguenlo contra su pecho, con un poco de piel expuesta, a cualquier hora del día.

Rutinas de alimentación

Si como madre decides amamantar comienza a hacerlo lo más pronto posible. Estudios demuestran que los bebés que son colocados sobre el abdomen de la madre justo después de nacer y comen dentro de la primera hora tienden a tener experiencias más exitosas al momento de amamantarse. Conforme continúes amamantando, considera adoptar la alimentación perceptiva en lugar de establecer horarios fijos de comida. Lo mismo aplica para los bebés que se alimentan con biberón. ¡Los pequeños saben exactamente cuándo tienen hambre!

Para más información sobre cuidados de recién nacido, lee los siguientes artículos:

REFERENCIAS:


Olivia Maitret es una psicóloga con especialidad en Educación y una maestría en Terapia Breve Sistémica. Es instructora de mindfulness y se especializa en el tratamiento de problemas de aprendizaje. Olivia pasó cuatro años como profesora de preescolar, tres como consejera escolar y le enseña a niños a meditar. Es una psicoterapeuta familiar y le entusiasma apoyar a padres y profesores de todo el mundo para que continúen participando e involucrándose en el desarrollo infantil.

kinedu-otherPowered by Rock Convert