¡Porqué ser mamá es increíble!

Como mamá probablemente has escuchado todo tipo de situaciones aterradoras que una madre se enfrenta con su pequeño día con día. Pero la verdad es que después de todo el caos, ¡ser madre es lo mejor que te ha sucedido! Nunca pensaste que podrías amar tanto a tu bebé e incluso que esa pequeña persona te ayudará a ser mejor persona tú misma. ¡Ser madre es simplemente increíble!

 

En Kinedu hemos enlistado unas cuantas razones por lo cual ser mamá es increíble:

  1.  Te has vuelto más empática. Probablemente ahora cada vez que ves a una madre con su bebé recién nacido llorando eres capaz de recordar aquellos días donde tú también te encontrabas en esa situación. Por lo que en vez de sentir desesperación, ¡ahora eres capaz de sentir empatía por aquella mamá! La maternidad te ha dado la capacidad de ponerte en los zapatos de otros padres, y apreciar el gran trabajo que hacen. Ser madre te ha dado una nueva perspectiva y ha fortalecido tu compasión.
  1. Te has vuelto mega productiva. ¿Recuerdas esos días lejanos donde no tenías nada que hacer? Con la llegada de tu pequeño ahora tienes un millón de cosas en tu lista de pendientes, ¡pero ahora como mamá te has vuelto una experta en la eficiencia! Probablemente tienes una rutina establecida para hoy… ¡la cual has planeado con una semana de anticipación! y esas horas de siesta diaria se han vuelto una gloria y las aprovechas al máximo. ¡Ahora con esta asombrosa habilidad de poder hacer todo en un día ya nada te es imposible!
  1. Has hecho más amigas. Probablemente pensaste que después de estudiar sería muy difícil encontrar aquellas grandes amigas. Pero como mamá comienzas a hacer nuevas amigas por todos lados, desde tu clase de parto hasta en la escuela de tu pequeño. Es probable que no tengan algunas cosas en común, pero lo que las unirá más será la experiencia de ser madre y aprenderán mucho de cada una.

Continue reading

¡Elige los libros adecuados para tu pequeño!

Como probablemente ya sabes, dedicar un par de minutos al día para leer con tu hijo aumentará dramáticamente sus habilidades lingüísticas. No solo eso, sino que el tiempo de lectura es una actividad que fortalecerá los lazos emocionales que existen entre ustedes. Además, incluir la lectura a su rutina diaria aumentará las probabilidades de que tu hijo disfrute de la lectura en el futuro y se convierta en un lector habitual.Es importante encontrar el libro adecuado para él, teniendo en cuenta sus intereses, su madurez y su nivel de lectura. Aquí hay algunas cosas básicas que debes tomar en cuenta:

Bebés y niños pequeños (desde el nacimiento hasta los 2 años)

  • Busca libros con imágenes grandes y coloridas de objetos familiares.
  • Deben estar escritos con frases cortas y sencillas, y pueden incluir rimas que sean divertidas de leer en voz alta y fáciles para que tu pequeño las imite.
  • Busca libros gruesos de cartón, de plástico o de tela. Estos suelen ser perfectos para los pequeños pues los pueden manejar fácilmente (y sobreviven sus experimentos, ya que se pueden limpiar).
  • Piensa en el tacto. Estimula los sentidos de tu pequeño con libros que incluyan diferentes texturas u olores.
  • Encuentra historias sobre la vida cotidiana, como la hora de dormir, bañarse o comer, en especial si están ilustrados con fotos de niños que son la edad de tu hijo o un poco mayores.
  • Las historias que enseñan conceptos básicos como los colores, las formas, la letras y los números son excelentes.
  • Por último, ¡piensa en los intereses de tu pequeño y busca libros sobre ellos! ¿Qué tema le interesará más?

Continue reading

La maternidad: ¿una causa compartida?

Parecería que al ser madres, todas las mujeres del mundo deberían unirse bajo un manto invisible que les transfiere la posibilidad de tener que pensar bajo un mismo criterio, y aunque todas tengamos el título de madre “bajo el brazo”, sabemos que las opiniones son infinitas, tanto como las personas. Si hablamos de las diferentes madres de cada país, entraríamos en las diferencias culturales obvias que nos atraviesan. No es lo mismo una madre de Japón, que una madre de México, o una de Argentina. Hay países donde por ejemplo se acostumbra a dormir más temprano, otras que son mas flexibles con la tecnología, etc. Pero lo que más intento destacar, es que más allá de dónde hayamos nacido, o de nuestra historia personal, hay que aceptar que entre las madres siempre vamos a encontrar diversas opiniones. Continue reading

La importancia de la curiosidad en el aprendizaje y cómo desarrollarla

Los bebés nacen siendo curiosos. Vienen al mundo con un deseo innato de entender cómo funcionan las cosas. Se sienten atraídos por cosas y experiencias nuevas, las cuestionan, exploran y al hacerlo, ¡aprenden!

Si quieres que tu hijo sea una persona a la que le gusta aprender, entonces la mejor manera de hacerlo es mediante el cultivo de su curiosidad. Todos los niños tienen cierto nivel de curiosidad innata que los motiva a explorar. Sin embargo, es importante mencionar que no todos los niños tienen el mismo estilo. Siempre se debe tomar en cuenta el estilo particular de curiosidad de un hijo. Por ejemplo, a algunos niños les gusta explorar con sus mentes, y a otros tocando objetos, oliendo, escuchando o saboreando.  ¡Asegúrate de proporcionar oportunidades para cada estilo dentro de un ambiente seguro y alentador!

Investigaciones han demostrado que el deseo interno de un niño por aprender (su curiosidad), no las presiones externas, es lo que lo motiva a buscar nuevas experiencias y soluciones. Las personas curiosas son “buscadores” de conocimiento. No solo disfrutan de la exploración, sino que también les gusta buscar desafíos. La curiosidad ayuda a que las personas vean la incertidumbre con una luz positiva.

Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad John Hopkins reveló el papel crítico que juega la curiosidad en el aprendizaje. En su experimento, cuando los bebés fueron sorprendidos; es decir, cuando sus expectativas sobre el comportamiento de un objeto fueron totalmente diferentes a la realidad; investigadores descubrieron que aprendían mejor. La sorpresa que tuvieron los bebés al ver que el objeto se comportaba totalmente diferente a como ellos esperaban, les provocó curiosidad, lo que los atrajo a probar, explorar y, por lo tanto, entender mejor la situación y comportamiento del objeto.

Dada la importancia que juega la curiosidad en el aprendizaje, ¿cómo pueden los padres fomentar la curiosidad en sus hijos y hacer que se conviertan “buscadores ” de conocimiento? Te presentamos algunos consejos que te pueden ayudar:

Aprendiendo a caminar: Preguntas frecuentes

Tu bebé probablemente alcanzará muchos hitos del desarrollo, ¡pero sin duda sus primeros pasos será uno que nunca olvidarás! Aprender a caminar es uno de los logros más importantes del desarrollo físico infantil y, por lo mismo, seguramente estás ansiosa de saber cuándo sucederá y cómo puedes ayudar a tu pequeño a lograrlo.

¿Cuándo comenzará a caminar mi bebé?

Generalmente los bebés dan sus primeros pasos entre los 9 y 15 meses, pero recuerda que cada niño aprende a caminar a su propio ritmo. Ten un poco de paciencia si tu pequeño se está tomando su tiempo; hay algunos bebés empiezan a caminar hasta los 18 meses, ¡y no pasa nada!

¿Sabías que en realidad los bebés nacen con un conocimiento innato de los movimientos necesarios para caminar? ¡Simplemente no tienen la fuerza en sus piernas para hacerlo! Si sostienes a tu bebé en posición vertical, con los pies en el suelo, notarás que instintivamente mueve un pie delante del otro, como si estuviera caminando. Esto se conoce como el reflejo de marcha, el cual desaparece a los 4 meses de edad.

¡Descubre la nueva sección de progreso!

¿Ya descargaste la versión más reciente de Kinedu? Además de las mejoras en la interfaz, esta versión incluye una nueva y mejorada sección de progreso!

Hablamos con nuestros usuarios y encontramos que una de sus principales preocupaciones era saber si el desarrollo de su bebé estaba en orden. Conocer el progreso de su bebé en cada área no era suficiente, así que decidimos dar a los padres más ideas sobre el desarrollo de su bebé de una manera más sencilla, más clara – proporcionando una mejor orientación para apoyar su pequeño. Los niños se desarrollan muy rápido, a veces mostrando muy poco progreso en un área por un tiempo y luego, de repente salta a una nueva etapa- ahora tu puedes obtener conocimientos específicos de cada área del desarrollo. ¡Navegar a través de cada área y averiguar dónde fortalezas y áreas de oportunidad de tu bebé! E.PR   ¿Qué hay de nuevo en esta versión?  Muchos padres se preguntaban qué podían esperar del desarrollo de sus hijos dentro de su grupo de edad. Con la nueva sección de progreso, ¡ahora vas a ser capaz de tener una vista previa de lo que tu bebé va a lograr en los próximos meses! Emocionante, ¿verdad?   e.pr2   Todavía serás capaz de ver el progreso general de tu bebé para cada área de desarrollo y compararlo con el bebé promedio de su edad. Sin embargo, en la nueva sección también podrás ver cómo tu bebé progresa con el tiempo, proporcionando un dato semanal. Establecer nuevas metas y reflexionar sobre los logros del pasado nunca ha sido tan sencillo.   Screen Shot 2015-04-09 at 4.43.36 PM ¿Quieres hacer un seguimiento de las actividades e hitos que tu bebé logró durante la semana? Nuestras nuevas gráficas de progreso semanal que resumen sus resultados de una manera clara y concisa. Contarás con información acerca de las actividades e indicadores completados semanalmente.   Screen Shot 2015-04-09 at 4.50.26 PM   Sabemos que es un momento muy emocionante para los padres cuando su bebé alcanza un nuevo hito, ya sea su primera sonrisa, palabra o paso. Si te estás preguntando qué indicadores estará trabajando tu bebé durante la semana, ¡nosotros nos encargamos! Ahora serás capaz de ver cuáles son los próximos hitos tu bebé. Screen Shot 2015-04-09 at 4.51.42 PM   Por último, sabemos que siempre quieres continuar fortaleciendo las habilidades de tu bebé, así que tenemos una sección de Metas sugeridas. Mediante el análisis de los hitos que tu bebé aún no ha logrado, nos enfocamos en recomendar una meta que contenga un conjunto de actividades que ayudarán a tu bebé a alcanzar esos hitos críticos. De esta manera, si quieres concentrarte en el desarrollo de una habilidad específica, ¡es fácil de identificar y lograr! Screen Shot 2015-04-09 at 4.59.17 PM ¡No esperes más! Prueba la versión más reciente de nuestra aplicación para obtener la nueva sección de progreso y más. Haz clic aquí.

¡La mejor manera de leer con tu hijo de 1 año!

En entradas anteriores del blog hemos resaltado la importancia de hacer de la lectura un hábito que practiques con tu bebé todos los días; además es un tiempo de calidad que fortalece el vínculo entre ustedes. Dependiendo de la edad de tu hijo, puedes centrarte en diferentes aspectos de la experiencia de la lectura, pero ¿cuál es la mejor manera de compartir libros con un niño de un año?

La Academia Americana de Pediatría ha creado un conjunto de herramientas literarias que incluyen consejos para los padres que desean sacar el máximo provecho del tiempo de lectura. Esta entrada del blog resumirá algunos puntos claves sobre la lectura con un niño de un año a lo largo de tres rangos de edad: 12-14 meses, 15-17 meses y 18-24 meses. En cada uno de ellos  encontrarás ejemplos de lo que tu hijo puede hacer ¡y lo que tú puedes hacer para maximizar la experiencia de la lectura! Continue reading

¿Por qué es necesario que los niños experimenten el fracaso?

Una vez que un bebé llega al mundo, automáticamente se genera en los padres un deseo innato por proteger a su pequeño. La vida cambia por completo: ahora la vida de alguien más depende de ti para crecer y desarrollarse. Sin embargo, este instinto de proteger a tu bebé de cualquier cosa, no significa que debas protegerlo de cualquier posibilidad de fracaso. Se trata de dejarlo cometer errores y fracasar, pero de manera segura.

Claro está que pasar este consejo de la teoría a la práctica a veces es difícil. Conforme pasa el tiempo, muchos padres han comenzado a adoptar una creencia de que “más” es mejor. Por ejemplo, dar más elogios, proporcionar más ayuda a los hijos para que no se sientan estresados, y la lista continúa. Aunque los padres tienen las mejores intenciones, estas acciones pueden llegar a ser contraproducentes. A muchos padres se les dificulta ver que sus hijos fallen, ¿y quién puede culparlos? Todo lo que se quiere como padre es ver que los hijos alcancen el éxito. ¿Cómo entonces no intervenir cuando ves que tu hijo está estresado, triste o ansioso por no ser capaz de completar una tarea? ¿Dónde se supone que los padres deben trazar la línea?

Un padre ideal es aquel que está involucrado y es responsable, pero que respeta la autonomía del niño. Aunque pueden sentirse incómodos, los padres deben permitir que sus hijos cometan errores. De hecho, dejar que los niños aprendan de sus errores y fracasos, ayuda a que sean resilientes, ¡que es una parte esencial en la crianza de un adulto seguro de sí mismo, feliz y exitoso!

Continue reading

8 cosas que debes saber antes de empezar la lactancia materna

La leche materna es uno de los mayores regalos que puedes darle a tu bebé. ¡Está llena de nutrientes y anticuerpos que ayudan a su sistema inmune, su digestión y promueven su desarrollo cerebral! Pero como mamá primeriza seguramente tendrás muchas dudas y cierta ansiedad por comenzar a dar pecho, por lo que aquí te enlistamos 8 cosas que debes saber antes de empezar a amamantar a tu bebé.

  1. Puede ser un poco doloroso al principio. No te vamos a mentir, en los primeros días podrás experimentar lo que los expertos llaman “alta sensibilidad” y las madres llaman “dolor”. Sin embargo, una vez que tu bebé sepa cómo tomar de tu pecho el malestar disminuirá con cada toma de leche y, poco a poco, el dolor desaparecerá por completo. Simplemente tu pecho necesita adaptarse a la succión de tu bebé. Verás que dentro de 2-3 semanas tu cuerpo se adaptará a amamantar.
  2. La mejor posición para amamantar. En realidad no hay una sola posición correcta para amamantar. Sin embargo, es muy probable que al principio, mientras aprendes, te sientas más cómoda utilizando la misma mano para amamantar de ambos senos. Es decir, colocarás a tu bebé atravesado sobre tu regazo para alimentarlo de un pecho, y luego, para alimentarlo con el otro, lo colocarás bajo tu brazo y sostendrás su cabeza. *Si tu bebé tiene algo de reflujo, colócalo en posición vertical para evitar que sufra de esto.
  3. ¿Puedo comer pescado? Seguro has escuchado decir que el pescado contiene mercurio, un contaminante neurotóxico que puede afectar el cerebro de tu bebé. Pero no te preocupes, muchas de las veces los beneficios que tiene el pescado son mayores que los riesgos. Las únicas excepciones son el tiburón, el pez espada, el blanquillo y la caballa rey, ya que estos pescados contienen los niveles más altos de mercurio. Debes eliminarlos de tu dieta por completo.
  4. ¿Y alcohol? Probablemente querrás tomarte una cerveza o una copa de vino, ¡después de todo no has tomado alcohol en nueve meses! Puedes tomar una copa sin problema, pero si has tomado de más es mejor esperar hasta que el alcohol haya desaparecido de tu cuerpo antes de amamantar.
  5. ¿Puedo tomar café? ¡Sí! Claro, en dosis moderadas. Puedes disfrutar de tu café del día, té o incluso un refresco de vez en cuando. Mientras limites tu consumo diario de cafeína a no más de dos o tres tazas, ¡tú y tu bebé estarán bien!
  6. Ten tu almohada de lactancia a la mano. Una vez que tu bebé haya comenzado a tomar leche de tu pecho no querrás parar por culpa del dolor de espalda o brazos. ¡Un cojín de lactancia te podrá salvar del dolor! Además te ayudará a posicionar a tu bebé correctamente y a mantenerlo cómodo.
  7. ¿Cuánto tiempo debo de amamantar a mi bebé? La AAP (Academia Americana de Pediatría) recomienda que los bebés tomen pecho exclusivamente durante los primeros 6 meses de edad. La OMS concuerda y recomienda continuar amamantando, en conjunto de alimentación complementaria, por lo menos hasta los 24 meses de edad. Sin embargo, todo dependerá de ti, de cómo te sientes emocionalmente y de tus circunstancias personales. La mayoría de las mamás deciden amamantar entre tres meses y un año. Habla con tu médico y tu pareja sobre cuánto tiempo te gustaría amamantar.
  8. ¡Aprovecha este tiempo para fortalecer tu vínculo emocional con tu bebé! Amamantar a tu pequeño no solo le proporcionará una buena nutrición, sino también te dará la oportunidad de sentarte, relajarte y disfrutar de un tiempo de calidad con él. Aprovecha para cantarle, hablarle o hasta leerle un cuento. Aunque tu bebé sea solo un recién nacido aprenderá sobre el lenguaje cada vez que le hablas o le cantes.

Si te gustaría tener más información, te recomendamos visitar estas páginas:

Preparando a tu hijo mayor para la llegada de un hermanito

La llegada de un nuevo bebé a la familia puede ser difícil para los demás hijos. La rivalidad por lo general comienza justo después del nacimiento del segundo hijo, o a veces puede darse desde antes. La mayoría de las veces, el hijo mayor reacciona con agresión o inclusive regresión, es decir, vuelve a actuar como un bebé (querer el biberón, orinar en sus pantalones, etc.). Es esencial preparar a tu hijo mayor cuando estás esperando un bebé, porque los niños necesitan saber qué esperar para sentirse seguros y necesitan tiempo para adaptarse a cambios tan importantes como este.Hay muchas cosas que puedes hacer para que el proceso de adaptación sea más fácil para todos. Estas son solo algunas ideas:

  • Habla con tu niño mayor acerca de tu embarazo cuando decidan decirle a sus amigos. Es importante que se entere sobre esto a través de ti, ¡y no de otra persona!
  • Si algún (otro) cambio grande está por llegar a la vida de tu hijo, como la mudanza a una nueva cama o recámara, el entrenamiento para usar el baño o la entrada al preescolar, planéalo de manera que suceda antes de que llegue el bebé.
  • Habla constantemente con tu pequeño sobre lo que sucederá cuando el bebé llegue. Esto le dará una idea realista de lo que sucederá. Por ejemplo, hazle saber que el bebé va a ocupar mucho de tu tiempo y que no será capaz de hacer mucho al principio.
  • Siéntate con tu hijo y miren fotos y vídeos de su nacimiento y de sus días de bebé. Esto le dará una mejor idea de qué esperar.
  • Si es posible, visiten a amigos que tengan un bebé.
  • Permite que tu hijo mayor participe en los preparativos para la llegada de su hermano tanto como sea posible. Por ejemplo, puedes dejar que él decida, entre dos opciones, la primera prenda del nuevo bebé.

Continue reading