Para trabajar la estimulación del lenguaje con tu bebé, lee estos consejos que se pueden incorporar fácilmente a la rutina de tu pequeño para animarlo a comunicarse.

El llanto, los balbuceos, los gestos y, finalmente, las primeras palabras. Es muy emocionante seguir el desarrollo lingüístico de los bebés. Muchos padres están ansiosos por escuchar a sus hijos decir «mamá», «papá», entre otras palabras. Por lo tanto, quieren descubrir métodos de estimulación del lenguaje para animar a sus bebés a hablar lo antes posible.

Si también estás buscando esa respuesta, has venido al lugar indicado. Continúa leyendo y comprende cuándo es el momento ideal para iniciar la estimulación del lenguaje, y encuentra actividades y juegos que ayudarán a tu hijo a identificar mejor los sonidos, a decir sus primeras palabras y, poco a poco, a ampliar vocabulario.

¿Cuándo empezar la estimulación del lenguaje con el bebé?

¿Cuándo es el momento adecuado para animar a tu pequeño a hablar? Puedes comenzar desde antes de que nazca. ¡Así es! La familia y las personas cercanas al bebé pueden hablar con él mientras todavía está en el útero de la madre.

La capacidad auditiva de tu bebé aún se está desarrollando, pero podrá escuchar sonidos, música y voces, así como los latidos de tu corazón. Puedes cantarle, contarle historias y hablar con normalidad mientras realizas tus actividades cotidianas. La estimulación prenatal es importante para el desarrollo del lenguaje y para fortalecer los vínculos emocionales entre tu bebé y tú.

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

¿Cómo animar al bebé a hablar?

La familia y los cuidadores pueden estimular el habla del bebé con actividades sencillas que se pueden incluir en su rutina. Es importante tener en cuenta que nadie necesita mucha preparación para contribuir al desarrollo de la comunicación del bebé.

Lee algunas sugerencias de estimulación del lenguaje que se pueden hacer en los primeros meses de vida de tu hijo.

Usa la charla infantil o parentese

¿Alguna vez has notado que cuando interactúas con un bebé le hablas de una manera diferente? Instintivamente incorporamos el baby talk o charla infantil, ¡y esto es muy positivo! Por lo tanto, que no te dé vergüenza hablarle así a tu hijo.

Para que el estímulo funcione mejor, intenta hablar más lento y más alto, articulando cada palabra de manera melódica. Además, alarga las vocales, simplifica las frases y también exagera tus expresiones faciales y lenguaje corporal.

El baby talk es una forma de hablar que llama la atención del bebé, le transmite ternura y le ayuda a diferenciar sonidos y algunos patrones auditivos. Sin mencionar que es una forma de identificar signos emocionales en el habla. Solo asegúrate de decir las palabras con claridad.

Usar rimas y trabalenguas

Una forma divertida de trabajar la estimulación del lenguaje con tu bebé es decir rimas que conozcas o que inventes mientras lo bañas o le das de comer. Esta repetición de sonidos, además de ser divertida, ayudará a tu pequeño a identificar fonemas iguales. Si no quieres inventarlas, usa canciones para niños, que son ricas en rimas.

Otro consejo para animar al bebé a identificar sonidos similares es recitar trabalenguas. Estos son juegos de palabras que utilizan la repetición de consonantes o sílabas, como: «Pablo clavó un clavito en la calva de un calvito».

desarrollo de tu bebe

Nombrar alimentos y partes del cuerpo

Acostúmbrate a nombrar las cosas a tu bebé. En el baño, por ejemplo, al enjabonarle la barriga, señálala y di «barriga», haciendo lo mismo con otras partes del cuerpo. Llegará un momento en que tu hijo querrá repetir las palabras por sí mismo.

A la hora del almuerzo o la cena, también nombra los alimentos que hay en el plato, como arroz, zanahorias, carne y patatas. Un consejo es intentar presentarle los ingredientes separados, en lugar de batidos o procesados, porque, además de reconocer qué es cada alimento, también podrá diferenciar los sabores.

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

Léele a tu bebé

La lectura es importante para el desarrollo infantil, incluso para los bebés. Por lo tanto, selecciona algunos libros para leerle a tu hijo o inventa algunos cuentos.

Cuando leas, usa una voz diferente para cada personaje o ve cambiando tu entonación según cada situación. Por ejemplo, cuando aparezca el dragón o el monstruo puedes engrosar la voz, aportando emoción a la trama y captando la atención de tu pequeño.

Incluso puedes adquirir el hábito de leerle antes de acostarlo. Así podrán pasar tiempo de calidad juntos y esto funcionará también como estimulación del lenguaje. 

Habla mucho con tu pequeño

Un estímulo importante es la conversación. Los padres pueden hablar con el bebé en cualquier momento. Él balbuceará mientras no pueda hablar y participará en el momento. Cuando aprenda los primeros sonidos y palabras, dale tiempo para que se exprese.

Lo importante es mantener tu atención enfocada en la conversación, es decir, no tiene caso hablar con tu bebé mientras miras la televisión o usas tu teléfono. Cuanto más se conecten los padres con sus hijos, más interactuarán.

Poner música variada:

Una forma muy divertida de contribuir a la estimulación del lenguaje del bebé es utilizar canciones infantiles o canciones que tú misma hayas inventado. Cántale a tu bebé mientras le cambias el pañal, lo amamantas, lo bañas, etc. Esto te ayudará a calmarlo, entretenerlo, servirá como transición entre rutinas y desarrollará sus habilidades lingüísticas.

Con el tiempo, tu hijo tendrá sus canciones favoritas y comenzará a cantarlas, incluso si todavía no puede pronunciar las palabras correctamente.

Evita que pase mucho tiempo frente a pantallas

Por último, una pauta importante es no dejar que tu bebé pase mucho tiempo viendo dibujos animados en la televisión, teléfonos móviles o tabletas. Esta no es una buena forma de estimular su lenguaje. Por supuesto, la tecnología, siempre utilizada con moderación, puede ayudar a entretenerlo, pero para el desarrollo del habla siempre será mejor una interacción real.

Ahora conoces algunas formas de estimulación del lenguaje que animarán a tu bebé a hablar. Si al cabo de un año tu hijo dice poco, ten en cuenta que cada niño se desarrolla a su propio ritmo. Lo importante es hacer un seguimiento regular con el pediatra e informarle todas tus inquietudes cuando sea necesario. Otro consejo es descargar Kinedu, una aplicación donde puedes seguir el desarrollo de tu hijo.

¿Quiere más consejos de actividades de estimulación del lenguaje para tu pequeño? ¡Mira esta selección de publicaciones sobre el tema que hemos preparado para ti!