La introducción de alimentos sólidos en forma de puré a la dieta de tu bebé puede suscitar muchas dudas y preocupaciones; ¡es un gran paso! En este artículo encontrarás información importante que esperemos que te guíe durante esta emocionante etapa.

¿Cuándo puedo comenzar a introducir sólidos?

Los expertos recomiendan introducir gradualmente purés a la dieta de un bebé alrededor de los 6 meses de edad, pero dependerá de su crecimiento y ritmo de desarrollo. La Academia Americana de Pediatría considera las siguientes pautas:

  • Control de la cabeza – ¿Tu bebé sostiene su cabeza y logra sentarse en una silla con un buen control de la cabeza?
  • Interés – ¿Tu bebé parece querer comer sólidos? ¿Abre la boca cuando le ofreces comida o quiere tomar comida de tu plato cuando comes?
  • Peso – Por lo general, cuando los bebés duplican su peso después de nacer (alrededor de los 4 meses) o pesan alrededor de 6 kilos o más, ¡pueden estar listos!

¿Cómo empiezo a introducir alimentos sólidos a su dieta?

Cuando pienses que tu bebé está listo, habla con tu pediatra. Una vez que te dé su aprobación, intenta introducir sólidos por primera vez cuando tu bebé no esté cansado o de mal humor. Es mejor que tu bebé tenga un poco de hambre, pero no demasiada.

Para que la primera experiencia sea más agradable para tu bebé, es recomendable darle un poco de leche materna y/o fórmula primero. Después, intenta darle cucharadas muy pequeñas de comida, y termina con un poco de más leche.

Cuando comiencen, habla con tu bebé y explícale cómo comer ¡porque no sabrá qué hacer! ¡No te sorprendas si la mayoría de la comida termina en todas partes menos en su boca! Progresivamente, aumenta la cantidad de comida que le ofreces, dándole tiempo a tu bebé para aprender a tragar.

Si tu bebé llora o se aleja, no le des de comer a la fuerza. Regresa a su dieta de leche materna o fórmula y vuelve a intentarlo unos días después. La transición a alimentos sólidos es un proceso gradual en el cual, al principio, tu bebé aún obtendrá la mayor parte de su nutrición de la leche materna o fórmula.

¿Con qué alimentos debo empezar?

Por lo general se comienza con cereales de un solo grano, pero no hay evidencia médica que sugiera que introducir alimentos sólidos en algún orden particular sea mejor para tu bebé. Por ejemplo, la mayor parte de la gente cree que dar purés de frutas primero hará que después sus hijos no quieran comer de verduras, pero no hay evidencia que lo respalde.

Al introducir los purés de verduras, fruta o carne, lo mejor es hacerlo de uno por uno. De esa manera identificarás si tu bebé tiene una reacción alérgica a algo. Introduce un alimento a la vez y espera varios días antes de probar otro.

Es importante introducir a tu bebé a una amplia variedad de alimentos saludables y texturas, pero no te desanimes si no quiere comer algo en particular. ¡Simplemente vuelve a intentarlo! A veces se necesitan más de 10 a 15 intentos para que un bebé acepte un nuevo alimento, por lo que es importante continuar ofreciéndoselo.


Para obtener más información, visita los siguientes sitios: