Baby-led weaning (BLW) se está convirtiendo en una forma muy popular para alimentar a tu bebé con sólidos. BLW ofrece un método alternativo a la introducción tradicional a los alimentos complementarios en la dieta de tu bebé. Con este método, los bebés usan sus manos para explorar la comida y alimentarse, en lugar de ser alimentados con cuchara o comida para bebés.

Si tú y tu pediatra deciden que este es el método que les gustaría probar, tu bebé puede comenzar cuando tenga seis meses de edad, pueda sentarse sin ayuda y pueda llevarse objetos a la boca. Una vez que tu bebé esté listo, coloca en la bandeja de su silla alta alimentos de la familia (sin sal o azúcar añadida) en forma de palillos grandes que se puedan coger con la mano, y deja que los recoja y se los lleve a la boca libremente. Como padre, tú decides qué ofrecer, pero el bebé decidirá qué comer (que también debería ser cierto para la alimentación tradicional con cuchara). Recuerda que no debes forzar a comer a tu hijo y que la leche materna o de fórmula sigue siendo una parte esencial de su dieta. En teoría, con BLW expones a tu bebé a una amplia variedad de alimentos saludables, él mismo se enseña a comer las cosas que la familia disfruta, y controla su propia ingesta. No se cuentan gramos ni cucharadas cuando se prepara la comida del bebé, ni es necesario que el bebé lo termine todo. ¡Comer debe ser una experiencia placentera!

¿Cuáles son algunos principios de BLW?

  • La comida que se ofrece debe ser lo suficientemente blanda como para aplastar con la lengua en el techo de la boca y lo suficientemente grande como para que las piezas pequeñas no se rompan y representen un riesgo de asfixia.
  • El bebé debe tener supervisión de un adulto mientras come.
  • El bebé debe estar sentado y erguido al comer.
  • Los alimentos deben ser del tamaño del puño del niño y preferiblemente sobresalir del puño cuando se toman.
  • Nunca se debe dejar a un bebé solo con la comida.
  • Solo tu bebé debe poner comida en su boca y a su propio ritmo.

Alimentos que se deben evitar al introducir sólidos

  • Alimentos pequeños como nueces, uvas o salchichas
  • Palomitas de maíz
  • Verduras crudas
  • Fruta dura o que le falte madurar
  • Alimentos cortados en rodajas

 Ejemplos de preparación de los alimentos al estilo BLW 

  • Trozos de brócoli al vapor, lo suficientemente grandes como para sostenerlos con todo el puño y lo suficientemente blandos como para comer.
  • Cuarto de aguacate con la piel en la mitad de la rebanada para que el bebé pueda tomarlo de la cáscara (lo mismo se hace con los plátanos).
  • Trozos grandes de pasta.
  • Tiras largas de carne o pollo cocidas hasta que estén suaves (lo suficientemente grandes como para que las piezas sobresalgan del puño).

¿Mi bebé se ahogará con este método? 

Muchos pediatras y padres se hicieron esta misma pregunta. Por lo tanto, se llevó a cabo una investigación sobre este tema y se encontró que si los principios anteriores se toman en cuenta el riesgo de asfixia no aumenta si se compara con el método de alimentación con cuchara.

Antes de comenzar el BLW, asegúrate de hablar con tu pediatra, obtener toda la información adecuada y tal vez incluso ver algunos videos para aprender a aplicar este método. Además, recuerda que puedes combinar ambos métodos para adaptarte mejor a las necesidades y a la rutina de tu bebé.


Para obtener más información, consulta los siguientes artículos:

Powered by Rock Convert