Los bebés nacen siendo curiosos. Vienen al mundo con un deseo innato de entender cómo funcionan las cosas. Se sienten atraídos por cosas y experiencias nuevas, las cuestionan, exploran y al hacerlo, ¡aprenden!

Si quieres que tu hijo sea una persona a la que le gusta aprender, entonces la mejor manera de hacerlo es mediante el cultivo de su curiosidad. Todos los niños tienen cierto nivel de curiosidad innata que los motiva a explorar. Sin embargo, es importante mencionar que no todos los niños tienen el mismo estilo. Siempre se debe tomar en cuenta el estilo particular de curiosidad de un hijo. Por ejemplo, a algunos niños les gusta explorar con sus mentes, y a otros tocando objetos, oliendo, escuchando o saboreando.  ¡Asegúrate de proporcionar oportunidades para cada estilo dentro de un ambiente seguro y alentador!

Investigaciones han demostrado que el deseo interno de un niño por aprender (su curiosidad), no las presiones externas, es lo que lo motiva a buscar nuevas experiencias y soluciones. Las personas curiosas son «buscadores» de conocimiento. No solo disfrutan de la exploración, sino que también les gusta buscar desafíos. La curiosidad ayuda a que las personas vean la incertidumbre con una luz positiva.

Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad John Hopkins reveló el papel crítico que juega la curiosidad en el aprendizaje. En su experimento, cuando los bebés fueron sorprendidos; es decir, cuando sus expectativas sobre el comportamiento de un objeto fueron totalmente diferentes a la realidad; investigadores descubrieron que aprendían mejor. La sorpresa que tuvieron los bebés al ver que el objeto se comportaba totalmente diferente a como ellos esperaban, les provocó curiosidad, lo que los atrajo a probar, explorar y, por lo tanto, entender mejor la situación y comportamiento del objeto.

Dada la importancia que juega la curiosidad en el aprendizaje, ¿cómo pueden los padres fomentar la curiosidad en sus hijos y hacer que se conviertan «buscadores » de conocimiento? Te presentamos algunos consejos que te pueden ayudar:

1. Sigue los intereses de tu hijo – Los niños aprenden mejor a través de actividades que cautivan su atención y activan su imaginación. Busca las actividades que más le gusten y háganlas a menudo. Por ejemplo, si le gusta un determinado tipo de música, escuchen su canción favorita e incluso bailen juntos. Si le gustan los animales, puedes llevarlo al zoológico o leer libros sobre sus animales favoritos.2. Crea un ambiente interesante – Los bebés pasan la mayor parte del tiempo observando su entorno. Son curiosos acerca de lo que se encuentra cerca de ellos, así que asegúrate de proporcionarle juguetes y objetos que pueda explorar y que estimulen sus sentidos de manera segura.

3. Redirecciona, no desalientes – Los niños, tanto como los bebés, necesitan moverse para crear conexiones neuronales. ¡Recuerda que ningún niño es un aprendiz pasivo! Trata de averiguar lo que está captando su interés y encuentra un camino seguro para que pueda explorarlo. Utiliza tan pocas restricciones como sea posible, pero siempre verifica su seguridad.

4. Dedica tiempo para el juego simbólico/imaginativo – Aunque es posible que algunos de los juguetes electrónicos más novedosos sean los más atractivos, trata de incluir de vez en cuando objetos como cajas, bloques, plastilina o arena en su hora de juego. Puede parecer aburrido, ¡pero son de los mejores artículos que puedes utilizar de manera imaginativa! De hecho, estos artículos son grandes herramientas de aprendizaje, ya que fomentan la curiosidad al momento del juego. No le digas a tu hijo qué hacer con el material, la forma de hacerlo o cómo debe quedar el producto final. ¡Deja que la curiosidad de tu hijo sea su guía!

5. Hazle preguntas abiertas – Este consejo es para niños mayores, pero aún así vale la pena mencionarlo. Asegúrate de evitar las preguntas que tienen un «sí» o «no» como respuesta. De esa manera, estimularás la mente de tu hijo, alentándolo a desarrollar sus pensamientos e ideas. Trata de usar preguntas como: «¿Cómo fue la experiencia para ti?», «¿Qué fue lo que más te gustó del evento?” o “¿Cómo te sientes acerca de X?».

 

Saber cómo cultivar la curiosidad de un hijo es muy importante, pero hay 3 cosas a las que debes estar atenta: los exterminadores de la curiosidad. Según el Dr. Bruce Perry, una autoridad reconocida internacionalmente en el desarrollo cerebral y de los niños en crisis, estos son: el miedo, las restricciones y la ausencia.

  1. Miedo: Es el destructor #1 de la curiosidad. Cuando el mundo de un niño está rodeado por el miedo, es probable que no explore. Recuerda que tu hijo absorbe todo lo que tu sientes y haces, así que ten cuidado con la manera en que manejas una situación de estrés y la forma en la cual lo animas a seguir explorando.
  2. Restricciones: Trata de evitar frecuentemente usar palabras como: «No lo hagas», «No toques eso”,  “No subas por ahí”, “No te ensucies”. Los niños responden a nuestras actitudes y temores. Si transmitimos sentimiento de disgusto por la suciedad de su ropa mientras él explora, se verá disminuido su entusiasmo. Utiliza la menor restricción posible, tomando siempre en cuenta su seguridad antes de todo.
  3. Ausencia: La presencia de un adulto afectuoso, dedicado y alentador proporciona factores esenciales para la exploración óptima. Sentir esa presencia de un adulto le da un sentido de seguridad a un niño, así como el refuerzo y la aprobación de sus descubrimientos.

En general, recuerda que eres es el primer y más importante maestro de tu hijo. Exploren juntos con entusiasmo y preséntale nuevas experiencias conforme pasa el tiempo. No olvides que los niños exploran con sus sentidos, por lo que debes presentarle suficientes oportunidades para que los utilice en su entorno. Toma en cuenta las habilidades y la edad de tu hijo para así, poco a poco, introducir nuevas experiencias y objetos de diferentes formas, texturas, sabores, colores y sonidos.

¡Recuerda que ayudar a que tu pequeño aprenda a usar la curiosidad a través de la exploración es una de las mejores habilidades que puedes cultivar!

descarga_kineduPowered by Rock Convert