Se recomienda que la introducción de alimentos sólidos, es decir, la alimentación complementaria de tu bebé comience solo después de los 6 meses. ¡Lee algunos consejos!

Existen muchas dudas alrededor de la introducción de sólidos en la dieta del bebé. ¿A los cuántos meses puedo comenzar con la alimentación complementaria de mi hijo? ¿Qué alimentos puedo darle y cuáles no están indicados? ¿Cuál es la mejor forma de prepararlos?

Sin duda, la leche materna y los alimentos que le ofreces a tu niño en los primeros meses de vida son los encargados de prevenir enfermedades y contribuir a su sano desarrollo. Por lo tanto, este es un tema relevante que los padres y cuidadores deben conocer.

¿Quieres saber más sobre el tema y asegurar una buena alimentación para tu hijo? ¡Descarga nuestra app y accede a nuestras clases en vivo con expertos sobre temas de nutrición infantil!

¡Descarga nuesta app aquí y comienza obtén 7 días gratis!

¿Cuál es la mejor edad para la introducción de alimentos sólidos en la dieta de mi hijo?

Como la leche materna es esencial para el pleno desarrollo del bebé, a menudo existe el temor de agregar otros alimentos a su dieta diaria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad, sin agregar agua ni infusiones. A partir de los 6 meses, se sugiere comenzar con la alimentación complementaria, pero sin interrumpir la lactancia materna, que se recomienda continúe hasta los 2 años de edad, según los deseos y condiciones del niño y de la madre.

¿Qué alimentos se pueden ofrecer y cuáles es mejor evitar?

Existe una gran preocupación por los alimentos que se pueden ofrecer o no a los bebés. Idealmente, al principio preséntale a tu pequeño un alimento a la vez, para que se familiarice con el sabor y puedas detectar fácilmente cualquier reacción alérgica. Tú puedes elegir cuáles serán los primeros alimentos sólidos que le des a tu bebé. Solo recuerda que estos deben ser blandos. 

Cuando tu hijo sea más grande, una dieta equilibrada, colorida y rica en diversos nutrientes será la más adecuada. Idealmente, su comida debe contener al menos un alimento del grupo de verduras, legumbres, carnes y cereales. 

amamantar y alimentacion de bebe

Se desaconseja el consumo de productos con azúcar agregada, sal, grasas trans y el consumo excesivo de proteínas y carbohidratos simples ya que pueden representar riesgos futuros para la salud del niño.

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

¿Cómo preparar los alimentos?

A la hora de preparar las papillas, es importante tener la máxima higiene y cuidar su conservación. Debes prepararlas en lugares limpios y en pequeñas porciones, y lo más indicado es que su consumo sea inmediato. Si necesitas almacenar la comida, esta debe cerrarse herméticamente y refrigerarse.

Las frutas, verduras y cualquier alimento que le ofrezcas a tu bebé a partir de los 6 meses deben estar preparadas en forma de papilla y puré. Cuando tu bebé pueda sentarse por sí solo y llevarse objetos a la boca, puedes empezar a darle pequeños trozos de comida suave para que la coma con los dedos o dándosela con una cuchara. Estos alimentos pueden ser: trozos de plátano, huevo revuelto, papa cocida, etc. Poco a poco, tu hijo podrá comer lo mismo que el resto de la familia. 

¿Qué es el método BLW?

Existe un método de introducción de alimentos sólidos llamado destete dirigido por bebés o Baby-Led Weaning (BLW), que ha sido estudiado y ha mostrado resultados positivos para los bebés. Consiste en dejar a tu niño sentado en posición erguida frente a diversos alimentos que se pueden tomar fácilmente con las manos de forma independiente.

Una crítica que se hace al método es que, cuando se usa de una manera exclusiva, el niño puede jugar con la comida más que ingerirla. Por lo tanto, se recomienda que este método se combine con otras formas de nutrición liderada por el cuidador. Cabe mencionar que es fundamental que consultes al pediatra de tu hijo sobre este tema.

Tratando de hacer lo mejor para nuestros hijos, a veces tenemos miedos y nos surgen dudas sobre el tema de la introducción de alimentos sólidos. Sin embargo, comenzar la alimentación complementaria de tu bebé a partir de los 6 meses es importante y, si se hace con cuidado y atención, puede nutrir a tu hijo y enseñarle buenos hábitos alimenticios que seguirá practicando a lo largo de su vida.

¿Te gustó saber más sobre el tema y quieres compartir la información con otras personas? ¡Comparte nuestro artículo en tus redes sociales!