En diferentes culturas el destete varía en significado. Sin embargo, en términos generales, este comienza cuando se introduce el primer alimento sólido -y la leche materna ya no es el alimento exclusivo- y termina cuando se elimina la toma de pecho por completo.

La recomendación de la Organización Mundial de la Salud es seguir dando pecho hasta por lo menos 24 meses de edad. Sin embargo, si has decidido que es hora para llevar a cabo el destete, te presentamos algunos consejos que puedes seguir para que sea un proceso feliz y tranquilo.

  1. Elige una etapa tranquila cuando tu bebé esté contento, no esté enfermo y no estén pasando por un cambio significativo (cambio de casa, entrar a la guardería, etc.)
  2. Consulta con tu pediatra acerca del tipo de fórmula que más convenga, o asegúrate de tener una buena cantidad de leche materna almacenada si quieres que tome leche materna, pero en biberón.
  3. Prepara el biberón e introdúcelo a tu pequeño poco a poco. Explícale con mucho cariño que ya ha comenzado el momento en el que se alimentará del biberón.
  4. Si tu bebé muestra resistencia a la toma, puedes pedirle a tu pareja o a algún familiar que te ayude. Tu bebé ha aprendido a asociar la alimentación contigo y puede sentirse incómodo recibiendo leche por una vía distinta.
  5. Ya que haya comenzado a acostumbrarse al biberón, poco a poco empieza a dárselo tú.
  6. Continúa sustituyendo una toma con el biberón y ve disminuyendo la toma de pecho cada día hasta el punto en que solo se alimente del biberón.
  7. También, puedes recorrer el horario de la toma de pecho para así, de manera gradual, acostumbrar a tu bebé al destete.
  8. Si quieres dejar de dar pecho por completo. Intenta no extraer leche a menos que sientas incomodidad. Si eliminas unas cuantas tomas de leche, lo más probable es que no llegues a sentir congestión alguna. Por otra parte, si vas un poco más rápido en este proceso, es recomendable sacar un poco de leche para prevenir infecciones por congestión.
  9. Ya que dejes de dar pecho, la producción de leche disminuirá muy pronto.
  10. Intenta introducir el vaso entrenador (con un poco de agua) simultáneamente al destete. Más adelante, intenta darle leche en un vaso entrenador para irlo acostumbrando al mismo, evitando así un segundo destete: el del biberón.

¡Recuerda que el destete puedes realizarlo al ritmo que quieras! Puede ser un destete gradual o uno veloz. Algunos bebés estarán listos incluso antes que nosotras, las mamás. Pon atención a las señales de tu bebé y confía en tus instintos. Es normal sentir un poco de tristeza o nostalgia, pero no te preocupes; estos sentimientos pasarán cuando veas que tu bebé alcanza nuevos hitos en su desarrollo.

Powered by Rock Convert