Al introducir alimentos sólidos, es importante encontrar un equilibrio entre la energía que necesita el cuerpo de tu bebé y la que consume. Sigue leyendo para saber cuánto debe comer un bebé.

Cuando empieces el proceso de destete, comienza con pequeñas cantidades de alimento. Dos o tres cucharadas de comida blanda son suficientes para empezar a acostumbrar a tu bebé a esta nueva forma de comer. Dado que comienza con pequeñas cantidades de alimento, debes complementarlo con leche.

A medida que tu bebé se acostumbre, puedes ir aumentando la cantidad de alimentos sólidos que le ofreces, reemplazando eventualmente la leche. Tu bebé te indicará si quiere más o si ya está satisfecha. Si te pide más comida, dásela; pero si se aleja, no la obligues a comer.

 ¿Cuánto debe comer un bebé?

Recuerda que los pequeños saben de manera innata cuándo están satisfechos y, por lo tanto, comen solo lo que necesitan. Esta autorregulación puede verse afectada cuando se limitan los alimentos u obligamos a nuestros hijos a comer. Tu bebé te indicará si todavía tiene hambre o si está satisfecha.

amamantar y alimentacion de bebe

Al principio, probablemente escupirá la mayor parte de la comida que le des, pero eso no significa que no le guste, simplemente está aprendiendo a usar la lengua para tragar la papilla. Si tu pequeña quiere más comida, abrirá la boca, se acercará a la cuchara, se concentrará en la comida y la seguirá con la mirada, o se emocionará si ve comida.

Aquí hay una lista de cosas que tu pequeña puede hacer si ya no tiene hambre:

  • Escupir o empujar la comida
  • Distraerse fácilmente
  • Cerrar la boca
  • Girar la cabeza hacia otro lado
  • Jugar con la comida

Por otro lado, si tu bebé tiene energía, puedes estar segura de que está consumiendo suficientes calorías. Esto también es cierto si tu pequeña está aumentando de peso. Ve a las citas regulares con el pediatra para realizar un seguimiento del crecimiento y desarrollo de tu bebé.

En esta etapa, recuerda ofrecer alimentos que sean seguros para tu hija y evita los alimentos que pueden representar un peligro de asfixia, como trozos de carne, uvas o alimentos duros como semillas y nueces.

Recuerda, este es un nuevo paso para tu pequeña, ten paciencia mientras le das de comer y pon atención a sus señales para que sepas cuándo está satisfecha.