¿Quién no se ha confundido cuando escucha a una mujer decir que tiene 28 semanas de embarazo?

Contar el embarazo semana a semana puede parecer un poco complicado al principio, pero es fácil de entender. Además, es la mejor forma de controlar el desarrollo del bebé.

¡Dile adiós a la confusión! Aquí te explicaremos por qué el conteo se realiza de esta manera y cómo realizar un seguimiento de las semanas hasta el día del parto. ¡Sigue leyendo!

¿Por qué contar el embarazo semana a semana?

Como ya se mencionó, calcular la gestación semana a semana ayuda a monitorear el desarrollo de tu bebé de una manera más precisa y segura. Esto se debe a que tu pequeño se desarrolla muy rápido y, gracias a los avances de la medicina, fue posible darse cuenta de que este control semanal permite monitorear los hitos importantes del crecimiento del feto y, de ser necesario, intervenir lo antes posible.

Durante cada semana, por ejemplo, tu bebé crece alrededor de 1 o 2 cm y aumenta de peso alrededor de 200 gramos. Es decir, a través del conteo semanal, es posible monitorear si se está desarrollando adecuadamente.

Cómo contar las semanas

Si eres madre primeriza, es posible que aún tengas dudas sobre la forma correcta de contar las semanas. ¡Aquí te lo explicamos!

Para calcular la edad gestacional, necesitas saber la fecha de tu último período menstrual. El primer día de tu último período es el primer día de la primera semana de tu embarazo. Si este fue hace 6 semanas, ¡estás en la sexta semana de gestación!

Desarrollo del bebe en embarazo

Es extraño comenzar a contar el embarazo si aún no estabas embarazada, ¿no? Pero el cálculo se definió así porque, después de todo, es muy difícil saber exactamente cuándo ocurrió la fertilización. Puede que no haya sido exactamente el día en que tuviste relaciones sexuales, ya que el esperma puede vivir hasta 7 días en el cuerpo de la mujer, y fertilizar el óvulo en cualquier momento dentro de ese período.

También es posible definir la edad gestacional mediante una ecografía, midiendo la altura uterina y la cantidad de Beta HCG en la sangre de la nueva madre. Por este motivo, siempre es importante que un médico te acompañe durante todo el embarazo.

Cómo calcular la fecha prevista de parto

Ahora que has aprendido a contar las semanas de tu embarazo, debes saber que para la semana 40 podrías tener a tu bebé en brazos.

Los médicos prefieren esperar el parto natural hasta la semana 40; esto, por supuesto, en un embarazo sin complicaciones que no presenta riesgos ni para la madre ni para el bebé. En algunos países, esta espera puede llegar hasta la semana 42.

Otro dato importante es que, a partir de la semana 37, tu pequeño ya no será considerado prematuro. En otras palabras, el parto ya puede ocurrir con normalidad a partir de esa semana. ¡Tu bebé estará listo para nacer!

¿Viste que seguir el embarazo semana a semana no es tan difícil? ¡En las primeras semanas te acostumbrarás y rápidamente estarás explicándole a todos cómo llevar la cuenta!

Disfruta cada día de tu embarazo sin ansiedad y con tranquilidad, ¡ya que tu hijo llegará muy rápido! Para obtener más información sobre el desarrollo de tu bebé, ¿qué tal si descargas la aplicación Kinedu?