¿Cómo podemos preparar a los niños para triunfar? En un mundo cada vez más competitivo, a muchos padres les preocupa que sus hijos se queden atrás si no crecen teniendo un coeficiente intelectual alto y excelentes calificaciones. Porque esa es la clave del éxito, ¿verdad? No exactamente, se necesita determinación.

Las investigaciones han demostrado que las cualidades que son importantes que las calificaciones y el talento tienen que ver con el carácter. Un rasgo específico en el que los psicólogos y educadores se están enfocando ahora y que consideran un ingrediente clave para la felicidad y el éxito es la determinación o grit.

¿Qué es la determinación?

Angela Duckworth, psicóloga de la Universidad de Pensilvania, popularizó la idea de «grit» o de “tener agallas”. Según Duckworth, este concepto significa perseguir con pasión y perseverancia objetivos a muy largo plazo trabajando duro por ellos.

Tener agallas es muy útil para niños y adultos porque nos permite continuar con las cosas o metas que nos hemos propuesto. Básicamente, se puede explicar como la determinación de hacer las cosas, incluso si se fracasa en el intento.

Es por eso que enseñar la determinación promueve la resiliencia y la perseverancia. En su investigación, Duckworth sostiene que, más que nada, este valor es lo que predice quién alcanzará metas difíciles en la vida, porque, a pesar de los fracasos, la adversidad y el progreso lento, estas personas mantienen el interés y el esfuerzo.

Cómo promover este rasgo de personalidad

Curiosamente, las investigaciones muestran que tener grit no suele estar relacionado o incluso está inversamente relacionado con el talento; y, a diferencia del coeficiente intelectual, que es relativamente fijo, ¡esta cualidad es algo que todos pueden desarrollar! Entonces, si temes que tu hijo no tenga suficiente determinación, no te preocupes, ¡esto se puede enseñar! Claro, algunos niños son naturalmente más «valientes» que otros, pero hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a tu pequeño a desarrollar este rasgo, lo que le ayudará a tener éxito en lo que sea que quiera lograr.

Entonces, ¿cómo pueden los padres fomentar la determinación? Resulta que el entorno de aprendizaje puede diseñarse para promoverlo; consulta los siguientes consejos:

1. Dale la bienvenida a los desafíos

Un sentimiento real de logro ocurre cuando persigues una meta difícil, especialmente una que requiere disciplina, práctica y esfuerzo. Si tu pequeño nunca tiene la oportunidad de lograr algo difícil, es posible que nunca desarrolle confianza en su capacidad para enfrentar un desafío. ¡Recuerda que tomar riesgos es una forma importante en que los niños aprenden!

2. Promueve la perseverancia

Mucha gente cree erróneamente que las habilidades se dan de forma natural; que si eres bueno o no en algo es porque naciste así. Esta creencia es la que lleva a muchos niños a renunciar a las cosas porque les resultan difíciles. Todos tienen que trabajar y practicar para mejorar sus habilidades, incluso los niños naturalmente dotados.

3. Crea tolerancia a la frustración

Si tu hijo está luchando con un obstáculo, resiste la tentación de ayudarlo de inmediato. Primero, deja que tu hijo encuentre una forma de superarlo. Siempre debes estar disponible, pero anímalo a encontrar una solución por sí mismo primero. Por lo general, el éxito es un camino lleno de obstáculos, permite que él navegue solo a través de ellos.

4. Modela la resiliencia a través de fracasos

Ser capaz de superar un fracaso es una de las habilidades más importantes que puede aprender un niño. Aunque es difícil dejar que tu hijo experimente el fracaso y la decepción, a la larga, ¡será una de las habilidades más valiosas que podrás enseñarle! La resiliencia es un ingrediente clave para la determinación; si te caes, solo tienes que volver a levantarte. Puedes hablar con tu hijo de tus propias dificultades o, cuando te enfrentes a una, simplemente manéjala con calma y determinación. Lo más importante es recordarle a tu hijo que el fracaso no es algo a lo que temer, sino que es una de las mejores formas de aprender algo nuevo.

5. Desarrolla una “mentalidad de crecimiento”: enfócate en el esfuerzo en lugar de las habilidades innatas

Anteriormente hemos hablado sobre la importancia de desarrollar una “mentalidad de crecimiento” y su papel en el aprendizaje (https://blog-es.kinedu.com/los-elogios-impacto-positivo-o-negativo-en-un-nino/). Una de las cosas más fáciles que pueden hacer los padres para promover esto es tener mucho cuidado con la forma en que elogian a sus hijos. En resumen, los padres deben elogiar el esfuerzo más que el resultado para alentar a los niños a superar las dificultades y el fracaso.

La determinación también es contagiosa, ¡así que tú también puedes modelarla en casa!

desarrollo de tu bebe