El final del permiso por maternidad es un período muy delicado, pero, como cualquier transición, puede ser más fácil si la madre y el bebé están debidamente preparados.

El momento de regresar al trabajo y separarse de su bebé por primera vez genera angustia e inseguridad en muchas madres, además de nostalgia, ya que soltar a su pequeño no es fácil.

Sin embargo, es posible prepararse para afrontar esta separación de la mejor forma posible. Además, existen leyes y recursos que permiten que la lactancia materna continúe, lo cual es una de las mayores preocupaciones maternas en este periodo.

Con todo esto en mente, hemos recopilado algunos consejos sobre cómo afrontar el final del permiso por maternidad, mitigando sus efectos en ti y tu bebé. ¡Sigue leyendo!

Practica distanciarte del bebé

Uno de los primeros pasos es definir quién cuidará a tu bebé: una niñera, la abuela o una guardería. Hecho eso, es importante comenzar a entrenar para alejarte de tu hijo y dejarlo con el cuidador elegido. Este período de adaptación es fundamental para que tu bebé se sienta seguro con la nueva rutina y comprenda que te irás, pero regresarás más tarde.

Además, seguro que estarás mucho más relajada cuando estés segura de que tu bebé está bien y feliz en tu ausencia. Es natural que tu bebé llore cuando te separas de él, pero el cuidador puede realizar actividades con él para distraerlo y estimular su desarrollo, según la fase en la que se encuentre.

Planea cómo continuar la lactancia materna

Otro punto delicado del final del permiso por maternidad es el tema de las madres lactantes que trabajan. Sin embargo, es posible seguir amamantando a tu pequeño en los momentos que puedas y extraer leche con antelación para que tu bebé pueda consumirla en tu ausencia.

En México, por ejemplo, las mujeres tienen derecho para amamantar a sus bebés hasta que cumplan seis meses o 20 semanas posteriores al regreso de la incapacidad de maternidad ¡Planea cómo utilizar este beneficio! 

desarrollo de tu bebe

Estimula la independencia de tu bebé

Cuando sepas que tendrás que dejar a tu bebé para volver al trabajo, lo ideal es que comiences a fomentar la independencia de tu hijo. Acostúmbralo a estar con personas cercanas, como abuelos, amigos o personas que trabajan en tu casa; deja a tu bebé con ellos un rato mientras te bañas, por ejemplo.

Anima a tu bebé a que se distraiga solo, creando un entorno seguro y accesible para él, como un corral con juguetes. Deja sus juguetes favoritos a la mano e intenta jugar con los objetos para que pueda verte y luego imite tus acciones cuando esté solo.

Considera emprender

Después de tener hijos, muchas madres terminan revisando sus prioridades y repensando formas de conciliar el trabajo y la maternidad. Dependiendo de tu tipo de trabajo, es posible planificar un regreso gradual, reducir la carga de trabajo o trabajar unas horas desde casa.

Por otro lado, si eso no es posible, pero deseas pasar más tiempo con tu bebé, tal vez el espíritu emprendedor pueda ser una salida. Considera tus opciones, piensa en lo que puedes hacer, ya sea como emprendedora o como profesional autónoma.

Piensa en los beneficios de volver al trabajo

Finalmente, enfócate en los beneficios del fin del permiso por maternidad. En un principio, puede parecerte que no existen, pero hay muchos. Reanudar tu carrera es una forma de reconectar con el mundo, practicar el autocuidado y relacionarte socialmente fuera del ámbito de la maternidad.

Además, esta distancia fomenta la independencia y el desarrollo de tu bebé y promueve su socialización, incluso con otros niños.

El final del permiso por maternidad es parte de la vida de la mayoría de las madres. Es un proceso natural y que se adapta con el tiempo. Durante este período, intenta aprovechar los momentos simples de la rutina, como la hora del baño o la hora de la comida, para realizar actividades con tu hijo y fortalecer el lazo emocional que tienes con él. Recuerda que lo más importante no es cuánto tiempo pasas con tu pequeño, ¡sino que sea tiempo de calidad!

¿Tienes otros consejos para compartir? Déjalos en los comentarios y ayuda a otras madres a superar esta fase.