En algún momento durante su desarrollo, tu bebé experimentará ansiedad por separación. Esto es completamente normal, y la buena noticia es que para la gran mayoría de los bebés, este miedo ocurre en fases y no dura tanto. ¡Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte a ti y a tu bebé!

¿Por qué mi bebé tiene ansiedad por separación?

Una vez que tu pequeño se da cuenta de que los objetos y las personas siguen existiendo incluso si no puede verlos (este concepto se llama permanencia del objeto), es posible que se ponga ansioso si te vas. Esto sucede porque, una vez que tu pequeño comprende el concepto de permanencia de un objeto, piensa que decidiste irte y, como no sabe cuándo volverás, se desencadena su ansiedad.

Consejos para padres

Este tipo de ansiedad es una parte normal del desarrollo socioafectivo; sin embargo, sabemos que puede ser difícil para los padres lidiar con un bebé que entra en pánico y se molesta cuando no están cerca. Así que te dejamos algunas ideas y consejos que puedes probar en casa.

Presenta a los extraños desde el principio

Algo que ayuda mucho es que tu bebé conozca a todos desde el principio. Puedes intentar presentarle a las niñeras, parientes y amigos que lo cuidarán cuando te vayas. Entre los 6 y los 8 meses, a tu bebé generalmente le agradan todos, por lo que presentarle a los cuidadores que se harán cargo de él lo hará sentirse más cómodo cuando entre en la etapa de ansiedad por separación.

Decir adiós

Si bien es posible que desees evitarle el disgusto a tu bebé (y a ti), irte sin despedirte podría aumentar su ansiedad. Lo que tu hijo necesita es aprender un patrón simple: te despides, te vas y regresas más tarde. Explicarle a tu hijo lo que sucederá cada vez que te vayas podría ayudarle. Incluso si tu bebé aún no comprende tus palabras, ¡pronto lo hará!

desarrollo de tu bebe

Sé consistente

Trata de hacer la misma rutina cada vez que dejes a tu bebé. Trata de salir a la misma hora todos los días para evitar contratiempos y poder regresar a la hora que dijiste. Esto puede permitir que tu hijo confíe en ti y desarrolle su independencia. Además, fomenta su confianza y asegúrale que volverás, regresando a la hora que prometiste para que pueda desarrollar esa confianza.

Fomenta el juego independiente

Enseñarle a tu hijo a jugar solo le permitirá superar la fase de ansiedad por separación a medida que desarrolle la confianza y la paciencia para estar solo por un tiempo. Es importante tener en cuenta que el juego independiente es una habilidad aprendida que puedes enseñarle a tu bebé. Solo recuerda que no se logrará de la noche a la mañana. 

Primero, intenta concentrarte en un libro mientras estás junto a tu bebé. Unos días después, aléjate unos metros durante el tiempo de juego; luego, quédate al otro lado de la habitación; luego, intenta ponerte de pie; y, finalmente, sal de la habitación durante uno o dos minutos. Con el tiempo, tu bebé se acostumbrará a que te vayas y regreses.

Crea rituales rápidos de despedida

Los rituales y las rutinas son importantes. Le dan a tu bebé la estructura y la seguridad para saber qué sucederá después. Tener un «apretón de manos de despedida» especial por la noche le ayudará a saber que, si bien te vas por un tiempo, regresarás por la mañana. Puedes intentar gestos especiales de la mano, darle muchos besos a tu hijo o darle una manta o un juguete especial cuando te vayas. Recuerda que la despedida debe ser breve y dulce. Si te demoras, el tiempo de transición también lo hará y la ansiedad se activará.

¡Espero que estos consejos te ayuden! Compártenos en la sección de comentarios cuáles son algunas de las cosas que haces para ayudar a calmar la ansiedad de tu bebé.