¿Alguna vez has escuchado la expresión «ojos que no ven, corazón que no siente»? Como adultos, cuando un objeto se mueve fuera de nuestro campo de visión, sabemos que continúa existiendo, a pesar de no poder verlo, tocarlo o escucharlo. Sin embargo, este no es el caso para los bebés. Durante los primeros meses de vida, cuando no ven un objeto, ¡ellos creen que el objeto deja de existir!

Sin embargo, alrededor de los 4-7 meses, tu bebé comenzará a entender el concepto de permanencia del objeto (que es una forma elegante de decir que él empezará a entender que cuando los objetos están fuera de su campo de visión, siguen existiendo).

Pero, ¿por qué la permanencia del objeto es un hito del desarrollo tan importante para mi bebé?

Dominar el concepto de permanencia del objeto es un hito importante, ya que le ayudará a tu bebé a entender el mundo y saber qué esperar. Esto significa que tu bebé no tendrá miedo cuando preste algún juguete o deje de verlo, al desarrollar este hito sabrá que puede recuperarlo. Otro punto importante es que se dará cuenta de que las personas siguen existiendo, ¡incluso cuando se van! Hasta este momento, tu bebé no tenía la capacidad de entender esto; cuando te ibas, desaparecías. Sin embargo, cuando tu bebé alcance este hito, aunque se ponga triste cuando te vayas, podrá pensar en ti y entenderá que vas a regresar. Conforme pase el tiempo, el hecho de que lo dejes solo dejará de causarle tanta angustia.

¿Cómo puedo enseñarle a mi bebé acerca de la permanencia del objeto?

Los bebés aprenden mejor a través del juego, así que no tienes que preocuparte demasiado por tratar de “enseñarle” a tu bebé sobre la permanencia del objeto. Recuerda que la parte más importante de las experiencias de aprendizaje de tu bebé ¡será estar contigo! Es a través de interacciones y experiencias significativas con sus seres queridos que los bebés comienzan a entender el mundo.

Tomando en cuenta que la mejor manera de «enseñar» a tu pequeño acerca de la permanencia del objeto es a través de juegos, a continuación te presentamos algunas ideas para ayudarte a empezar:

1. Peek-A-Boo
Probablemente has escuchado hablar de este juego; es uno de los juegos favoritos de muchas familias. Peek-a-boo es todo un éxito porque le permite a tu bebé a mirar a su objeto favorito: ¡tu rostro! Antes de que tu pequeño domine la permanencia del objeto, ver cómo desapareces y reapareces al instante será muy divertido para él.

Recuerda que puedes jugar Peek-a-boo escondiéndote detrás de tus manos, de una manta o toalla. Si utilizas una manta, mantenla en frente de tu cara y llama a tu bebé por su nombre. Tan pronto como toque la manta, déjala caer y dile «¡Me encontraste!».

2. Oculta su juguete favorito
En primer lugar, elige un juguete que le guste mucho y, sobre todo, que le llame la atención. Una vez que tengas su atención, oculta lentamente el juguete bajo una pequeña manta o toalla. Asegúrate de que una pequeña parte del juguete se pueda ver con el fin de ayudarle a tu bebé a encontrarlo. Conforme pase el tiempo, haz que este ejercicio sea más retador: oculta más partes del juguete antes de empezar a buscarlo.

3. Jugar a las escondidas/escondite
Los bebés reconocen las voces de sus padres desde sus primeros días de vida, por lo tanto los padres pueden utilizar su voz para ayudar a que su bebé comprenda que todavía están allí, incluso cuando no los ve.

La parte difícil del desarrollo de la permanencia del objeto es que cuando un bebé se da cuenta de que sus padres siguen existiendo, aún cuando no puede verlos, puede enfadarse, pues entiende que ellos decidieron irse a otro lado. Esto es lo que sucede con la ansiedad de separación. Jugar a estos juegos puede ayudar a que tu bebé la sobrelleve mejor. Juegos de permanencia de objetos ayudan a que tu bebé entienda que, a pesar de que él no pueda ver a mamá, ¡ella volverá!

desarrollo de tu bebe

Tip: Cuando tu bebé cumpla 8-9 meses de edad, ¡jugar juegos para reforzar el entendimiento de la permanencia del objeto pueden ayudar a reducir la ansiedad de separación!

  • Los componentes importantes que se pueden encontrar en cualquier juego de permanencia de los objetos son: aparecer, desaparecer, buscar, encontrar y descubrir. Si quieres conocer más sobre cómo reducir la ansiedad de separación de una manera divertida, ¡te puede interesar este artículo!

Crear rutinas diarias y un ambiente acogedor ofrece a los niños un sentido de estabilidad, estructura y confianza en sus cuidadores. Conforme pase el tiempo, tu bebé comenzará a tolerar momentos de separación a corto plazo.

Si buscas más ideas para que tu pequeño domine la permanencia del objeto, revisa la siguiente actividad Kinedu:

Fuentes: