Si estás leyendo este texto, seguramente tienes a un bebé de 9 meses y tu rutina se ha llenado de nuevas aventuras, retos y muchísimo aprendizaje.

¿Qué puedes esperar del desarrollo de tu pequeña en este momento? ¿Cuáles son los hitos que podría alcanzar en esta etapa? ¿Cómo puedes apoyarla?

En este artículo describiremos algunos progresos que tu bebé podría alcanzar y te daremos algunos consejos para que puedas ayudarla. Para ello, nos enfocaremos en las áreas física, cognitiva, lingüística y socio afectiva.

1. Área física

Al llegar a los 9 meses, es probable que tu bebé se haya dado cuenta de que puede controlar mejor algunas partes de su cuerpo, así que ahora tienes entre brazos a una pequeña exploradora.

¡Tu pequeña está dispuesta a tocar todo lo que se encuentra!

Podrás notar que ha mejorado la coordinación de brazos, manos y dedos. Es posible que busque tomar objetos con las dos manos, arrugue y rompa papeles, e incluso tome sus juguetes con mayor delicadeza, usando los dedos índice y pulgar. Es recomendable que en este momento le brindes oportunidades para apoyar su desarrollo. Pueden jugar a abrir diferentes cajas y levantar pelotas y otros objetos pequeños.

También es importante que le brindes un espacio seguro para que desarrolle fuerza muscular y siga perfeccionando su coordinación.

Alrededor de los 9 meses, es posible que tu bebé comience a sostenerse en un solo brazo e incluso intente ponerse de pie. ¡Puedes participar con tu niña en esos intentos! Un gran modo de hacerlo es con «caminos de juguetes». En esta actividad acomodas objetos que le resulten interesantes, para que intente gatear entre ellos, explore y juegue con ellos. Asimismo, puedes colocar objetos sobre muebles o fuera del alcance de tu niña para que intente alcanzarlos.

Incluso, anima a tu pequeña a que tome los objetos e intente lanzarlos. Esta clase de juegos le ayudan a desarrollar aún más los músculos de las manos.

2. Área cognitiva

¿Cuando pones música tu pequeña intenta moverse al ritmo de la canción? ¡Felicidades! Está desarrollando su sentido musical. También es natural que imite tus expresiones faciales, que sonría cuando tú lo haces y que haga pucheros cuando tú los hagas ¡Está aprendiendo de ti!

Durante esta etapa tu bebé comenzará a desarrollar la asociación de objetos y sonidos. Aprenderá, por ejemplo, a distinguir el sonido del teléfono y conocer su procedencia. Así desarrollará su memoria y atención, y habilidades de causa y efecto.

Otra aventura interesante es que tu bebé desarrollará el pensamiento abstracto y el conocimiento temprano. ¿Cómo? ¡Desarrollando el sentido de permanencia de los objetos! Tu hija entenderá que las cosas siguen existiendo aunque no las vea, así que es el momento perfecto para jugar «¿Dónde está bebé?» (Peek-a-boo) y para esconder objetos debajo de sábanas. Esto le ayudará a aprender que las cosas pueden estar escondidas y puede encontrarlas.

desarrollo de tu bebePowered by Rock Convert

Es recomendable que hables con tu pequeña cuando no te encuentres dentro de su campo de visión. Esto le ayudará a comprender que todavía estás presente aunque no pueda verte y le permitirá sentirse tranquila, impactando así también su desarrollo de apego seguro.

En este periodo tu pequeña siente una gran curiosidad por el mundo, quiere aprender cómo funcionan las cosas, imita a los demás y busca las causas de lo que sucede a su alrededor. Se aconseja que le permitas jugar con objetos que le resulten interesantes y divertidos, como los juguetes mecánicos con botones.

3. Área lingüística en bebé de 9 meses

A esta edad tu pequeña trabaja muy duro para comunicarse contigo y con los demás. Pronto balbuceará al interactuar con otros bebés, agitará la mano en señal de saludo o despedida y responderá con sonidos a quienes hablan con ella.

Ante esta gratificante situación puedes describirle a tu hija lo que está sintiendo. Por ejemplo: «Estás enojada con mamá porque te quitó la cuchara. Ten esta sonaja en su lugar». O bien, si tu pequeña ve algo con mucha atención o lo apunta, puedes explicarle qué es: «Esa es la cama. Ahí duermen papá y mamá».

Describe su rutina, explícale con palabras qué están haciendo y por qué: «Vamos a bañarte porque es importante que estés limpia. Después te cambiaré, jugaremos un rato con los bloques, cenaremos e iremos a dormir».

Recuerda que puedes alentar los esfuerzos de comunicación de tu hija hablando constantemente con ella y nombrando claramente los objetos que están viendo. También puedes animarla a repetir lo que le dices o incluso a repetir tus gestos.

Mientras estén juntas, háblale todo el tiempo: léele cuentos, formula preguntas, cambia de voz, responde a sus gestos, canta y narra tus acciones.

4. Área socio afectiva

A los 9 meses, tu bebé buscará llamar tu atención y su sonrisa es una manera de hacerlo. A esta edad está comenzando a comprender las relaciones sociales y la relación que tiene contigo y con los demás puede ayudarla a fomentar su autoestima. Por ello, es importante que compartan experiencias divertidas, llenas de amor y cuidado.

Recuerda que lo ideal es crear ambientes seguros y predecibles que apoyen su desarrollo, así tu pequeña sentirá la confianza de que estarás allí aunque duerma o no te esté viendo. Para ello es útil, por ejemplo, crear una rutina para dormir.

En esta etapa conocerás aún más a tu pequeña, pues te irá mostrando su personalidad. ¿Se siente cómoda estando con personas nuevas? ¿Le disgusta estar con extraños? ¿Le gusta el ruido o prefiere el silencio? ¿Es activa o se entretiene observando? ¿Qué le gusta hacer cuándo está contenta? ¿Qué hace cuándo algo no le gusta? ¡Descubrirlo será emocionante!

Es importante comprender que el desarrollo no es una competencia o una carrera contra reloj. Cada pequeño se desarrolla a su modo y ritmo y alcanza los hitos en diferentes momentos. Si tienes dudas, consulta con tu pediatra.

Recuerda, tu pequeña está aprendiendo de ti y busca relacionarse contigo y con el mundo. Eres parte integral de su desarrollo. Al ver tus reacciones aprenderá que cuando sucede algo desagradable, puede sobrellevarlo con amor y cariño, y que cuando sucede algo agradable puede compartir su alegría con otras personas.

¿Te gustaría saber más? ¡Descarga Kinedu y descubre todo lo que necesitas saber sobre el desarrollo ideal de tu bebé!