Descubre por qué poner a tu bebé boca abajo es tan importante y lee consejos sobre cómo hacer que estos momentos sean más agradables.

¿Sabías que las investigaciones sugieren que los bebés que pasan tiempo sobre sus estómagos gatean antes que los bebés que no lo hacen?

¿Por qué pasar tiempo boca abajo es tan importante?

Poner a tu bebé boca abajo le ayudará a desarrollar los músculos del cuello, la espalda y los hombros lo cual le permitirá a alcanzar la mayoría de los hitos de desarrollo físico, como levantar la cabeza, gatear y ponerse de pie.

Mientras tu bebé esté boca abajo, desarrollará algo de fuerza muscular porque tendrá que levantar su cuerpo, girar el cuello y moverse un poco para explorar su entorno. El tiempo boca abajo también ayuda a prevenir retrasos motores tempranos y problemas como el síndrome de cabeza plana y el cuello torcido. La Academia Americana de Pediatría recomienda colocar a los bebés boca arriba para dormir y boca abajo para jugar.

¿Cuándo debe comenzar a poner a mi bebé boca abajo?

Empieza a hacerlo poco después del nacimiento; incluso puedes incluirlo en la rutina diaria de tu bebé. Primero acuesta a tu recién nacido boca abajo sobre tu regazo dos o tres veces al día durante unos minutos. A muchos bebés no les gusta estar en esta posición, pero tu hijo debe pasar tiempo boca abajo, aunque sea menos de un minuto.

A medida que tu pequeño se acostumbre a pasar tiempo boca abajo, colócalo en esta posición con más frecuencia o durante períodos más prolongados. Con el tiempo, podrá permanecer así durante 10 o 15 minutos. A medida que tu bebé se fortalezca, colócalo sobre una manta en el piso después de cambiarle el pañal o cuando despierte de su siesta. Coloca algunos juguetes a su alcance para que tenga algo con qué jugar o incluso dale un espejo de plástico para que se mire.

Es importante que siempre supervises a tu bebé cuando esté boca abajo. Si tu pequeño está incómodo, cambia de actividad y, después de un rato, vuelve a intentarlo. ¡Aquí hay algunas actividades que puedes intentar para que el tiempo boca abajo sea más divertido! 

¿A tu bebé no le gusta estar boca abajo? ¡Prueba estos consejos!

  • Antes de colocarlo en esta posición, asegúrate de que el pañal de tu bebé esté limpio y que no tenga hambre ni sueño. Quieres que esté lo más cómodo posible.
  • También es bueno esperar un poco después de comer; esta posición puede resultar un poco incómoda con el estómago lleno.
  • Únete a tu bebé y acuéstate a su lado. Es importante que se sienta acompañado. Hazle muecas, habla con él o incluso canta su canción favorita.
  • Coloca un espejo de plástico en el piso cuando tu bebé esté boca abajo. Podrá ver su reflejo mientras está en esta posición. Por lo general, los bebés se entretienen mucho con su reflejo, ¡así que a tu hijo le encantará!
  • ¡Prueba diferentes posiciones! Intenta colocar una almohada debajo del pecho de tu pequeño, colócalo sobre una dona de lactancia, pon sus brazos frente a él o debajo de su pecho. Prueba diferentes posiciones hasta encontrar la que le resulte más cómoda a tu bebé.

Recuerda que entre más tiempo pase tu bebé boca abajo, antes aprenderá a voltearse, arrastrase sobre su estómago, gatear y sentarse sin apoyo; ¡lo que lleva a una mayor exploración de su entorno y al desarrollo saludable del cerebro!

desarrollo de tu bebe