Después del primer mes, tu bebé comenzará a girar la cabeza y a sostenerla durante unos segundos. Tal vez hasta la levante un poco cuando está acostado boca arriba o hasta comience controlar su cabeza por periodos cortos de tiempo.

Aunque su cuello aún no es suficientemente fuerte como para sostener su cabeza cuando lo sientas, tu hijo se está volviendo cada vez más fuerte. Durante estos meses verás que sus brazos están casi siempre flexionados y que tendrá los puños cerrados, lo cual es evidencia de que sus músculos se están tonificando. También verás cómo los reflejos primitivos empiezan a desaparecer y emergen habilidades más complejas.

Una de las formas más recomendadas para ayudar a tu hijo a desarrollar el control de cabeza es pasar tiempo boca abajo. Esta actividad le ayudará a fortalecer el cuello, cabeza y músculos superiores del cuerpo porque la posición obliga a tu bebé a levantar la cabeza. Tal vez hasta la sostenga en posición por unos segundos. Estos son algunos consejos:

desarrollo de tu bebe
  • Acuesta a tu bebé sobre tu regazo o pecho para que pueda verte. Se sentirá querido y disfrutará más el tiempo que pasa boca abajo.
  • Coloca algunos juguetes frente a él para que se entretenga. Tal vez hasta se esfuerce por mantener la posición y levante la cabeza.
  • Háblale, haz caras graciosas o gestos mientras está acostado sobre ti. Con esto él pasará más tiempo sobre su estómago y tú estimularás sus habilidades lingüísticas.
  • Enrolla y coloca una pequeña toalla debajo de sus brazos para que esté más cómodo y sea más fácil mantener la posición boca abajo.

Tu bebé desarrollará sus músculos de forma natural, pero siguiendo estos consejos puedes estimular su desarrollo mientras pasan tiempo juntos. Cambia las cosas un poco y sigan trabajando esos músculos.

Disfruta de cada segundo con tu bebé; ¡crecerá muy rápido!

Para más información sobre el tiempo boca abajo: Indicadores del desarrollo: La importancia de pasar tiempo boca abajo

Para más información sobre el desarrollo físico: Infantes: desarrollo del recién nacido (inglés)