Bien, ya hemos tocado este tema y ahora sabemos lo importante que es que los bebés fortalezcan los músculos del cuello para conseguir controlar la cabeza. En este punto probablemente ya hayas escuchado decir que conforme tu bebita crezca y se vuelva más fuerte, logrará dominar esta habilidad, ¡genial! Sin embargo, con tantos recursos a la mano (entre ellos Kinedu), se preguntarán qué pueden hacer ustedes en casa para ayudar a su hija a alcanzar este hito del desarrollo y aumentar su repertorio de habilidades motrices.

Primero que nada, repasemos. La adquisición del control de la cabeza es crucial porque sienta las bases de muchas otras habilidades físicas como el voltearse, sentarse, gatear y caminar. Si quieres leer más sobre qué esperar en cada etapa del crecimiento de tu pequeña, visita este enlace para ver el artículo correspondiente (Indicadores del desarrollo: control de la cabeza).

Ahora, pasemos a la parte divertida. Pasar tiempo boca abajo es, de hecho, el secreto para ayudar a tu hija a hacer grandes progresos en su control de cabeza. Pero ¿qué significa pasar tiempo boca abajo? Nos referimos a los minutos que tu bebé pasa recostada sobre su estómago mientras está despierta y, sobre todo, bajo tu supervisión. La Academia Americana de Pediatría (AAP) informa que cuando los bebés pasan mucho tiempo acostados boca arriba la parte trasera de su cabeza puede aplanarse y, aunque eso no tiene consecuencias negativas para su desarrollo, es preferible hacer lo posible para evitar esta situación.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

¡Cada minuto que tu hija pase boca abajo será un minuto que le ayudará a fortalecer el cuello y que estimulará sus habilidades motrices! Es de esperarse que al principio a tu pequeña no le guste esta posición; casi ningún bebé disfruta estar sobre su estómago. Es por eso que debes introducir esta posición gradualmente e ir aumentando poco a poco el tiempo que pasa boca abajo.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a hacer que estar boca abajo sea más llevadero para tu hija:

  • Colócala boca abajo sobre tu estómago y háblale. La curiosidad y el cariño que siente por ti la animarán a levantar la cabeza para mirarte.
  • Si tu bebé definitivamente no soporta estar sobre su estómago, la AAP recomienda lo siguiente: Acuesta a tu hija sobre una cobija, ponla sobre su costado con una toalla enrollada o un cojín detrás de la espalda y otro debajo de la cabeza para darle soporte. Acomoda sus brazos y piernas frente a su cuerpo y entretenla usando sonajas, cantándole o mostrándole juguetes. Después de unos minutos, repite la dinámica, pero hacia el otro lado.
  • Cuando esté boca abajo, distribuye algunos juguetes a su alrededor y muévelos de lugar para animarla a mover la cabeza y seguir el movimiento de los objetos.

Sigue nuestro blog para leer más artículos sobre cómo estimular el control de la cabeza. Si quieres más consejos o información sobre esta habilidad y el tiempo boca abajo, visita los siguientes enlaces: