El ABC para desarrollar la autoestima de tu hija

Los niños desarrollan su autoestima a través de sus experiencias. Cuando juegas con tu pequeña y le das la oportunidad de ser ella misma estás nutriendo su confianza en sí misma. Sigue leyendo para encontrar una guía que te ayudará a trabajar la autoestima de tu hija.

A de Apreciación y reconocimiento

¡Cuando tu bebé nace eres lo más fascinante del mundo para ella! Es por eso que te mira como si fueras un ser extraordinario y milagroso. Desde que nace, tu bebé comienza a apreciar todo lo que le das. Aprecia el calor de estar en contacto contigo, la luz que se enciende en el pasillo que anuncia que vienes en camino, etc. Tu hija llega al mundo predispuesta a apreciarlo todo.

Así que para que se sienta apreciada también, lo primero que debes hacer es prestarle atención. Convierte tus expectativas en señales de aprecio y reconocimiento de quién es ella. ¿Qué le gusta? ¿Cómo es su personalidad? Permitirle descubrir sus verdaderos intereses, en vez de imponérselos, le servirá para desarrollar su personalidad. Si tu hija está jugando por su cuenta en el arenero, esto no significa que se sienta sola o que tenga baja autoestima; más bien descubre qué es lo que la tiene tan intrigada.

Presta atención a sus sentimientos y trata de entender lo que te quiere decir; ponte en sus zapatos. Observa y pregúntate qué es lo que siente cuando dices o haces ciertas cosas. Aprecia sus emociones, reconoce la legitimidad de sus deseos y déjale claro que la entiendes. Cuando tu pequeña se siente comprendida también se siente aceptada y amada.

B de Buen modelo a seguir

Ser un buen modelo a seguir no significa que debas sonreír todo el día. En lugar de eso, enséñale a tu hija el valor del esfuerzo. Explícale que hay veces que no queremos hacer una tarea o actividad, pero cuando la hacemos de forma alegre o, por lo menos, sin quejarnos y esforzándonos, puedes sentirte orgulloso de haber hecho un buen trabajo. Esto sirve para modelar la confianza en uno mismo y la persistencia.

Dedica tiempo para trabajar la relación que tienes con tu hija y dejar que te muestre o exprese quién es. ¿Qué le gusta hacer? Tal vez no le guste el futbol soccer y más bien prefiera jugar con bloques de juguete, o tal vez prefiera los rompecabezas en vez de los peluches. ¿Por qué crees que es así?

Por supuesto anímala y celebra sus acciones mientras hace una actividad, pero no exageres. Tu pequeña es muy buena leyendo tus expresiones y tono de voz. A veces es mejor darle un voto de confianza y reconocer sus esfuerzos diciendo cosas como “No te preocupes, a veces no nos salen las cosas. Lo intentaremos mañana”, “Estoy orgullosa de ti por no rendirte” o “Estás mejorando mucho en este juego”.

Comiencen a conocerse la una a la otra en un ambiente de amor y respeto. Cuando tu hija siente que puede ser ella misma, está desarrollando su autoconfianza.

 

C de Confianza

Propicia los momentos en que tu pequeña pueda sentirse orgullosa de sí misma. Deja que ella sea la fuente de su destreza para que siga desarrollando su confianza y autoestima.

Déjala explorar libremente estableciendo algunos límites claros. No hay nada más fascinante para ella que aprender cosas nuevas, como sostener una piedra, un bloque o una pelota. Tu hija quiere saber cómo funcionan las cosas, así que déjala descifrarlo por sí misma.

No evites actividades o retos que puedan frustrarla o asustarla. Habrá momentos en que quieras satisfacer todas sus necesidades, pero ¿y si le mostraras cómo hacer las cosas y dejaras que fuera la protagonista de la historia? Por ejemplo, si tu pequeña está en esa etapa en que quiere gatear a todos lados y se queda atrapada debajo de una mesa sin saber cómo salir, en vez de sacarla mejor muéstrale cómo hacerlo: “No llores, solo agacha la cabeza y ven hacia aquí, así”.  Verás que sale con una sonrisa de oreja a oreja sintiéndose competente y segura de poder salir de situaciones similares en un futuro. Consolarla y ayudarle a superar situaciones difíciles le ayudará a comunicarse mejor con las personas, a tolerar la frustración, y a manejar sus emociones e impulsos.

 

Todas estas son oportunidades en las que tu hija podrá descifrar las cosas por sí misma y sentirse competente. Este sentimiento es lo que necesitará en un futuro para superar las partes tristes y duras de la vida. Su sentido de competencia demuestra que está trabajando y fortaleciendo su autoestima.

Si te interesa leer más sobre el tema, visita los siguientes enlaces:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>