Una vez que tu pequeña domine el arte de caminar, ¡comenzará a desplazarse a todos lados cada vez que pueda! Este es un gran paso hacia la adquisición de independencia y seguro notarás un cambio significativo en tu vida. ¡Ahora tu hija estará dispuesta a hacer de todo!

En unos meses, te pedirá hacer las cosas por sí misma. En este punto, no solo ha desarrollado sus habilidades físicas, sino que también ha mejorado en muchos otros aspectos, y caminar será una excelente herramienta de aprendizaje. Ahora es el momento perfecto para darle la oportunidad de explorar, preguntar y usar su imaginación. Esta etapa abrirá nuevas posibilidades para realizar nuevas actividades juntas.

Powered by Rock Convert

¿Cuáles son los beneficios de caminar?

  • Le ayudará a desarrollar más su curiosidad. Al principio, tu pequeña se preguntaba sobre el mundo desde una posición estática. Cuando comenzó a gatear, estaba limitada al nivel del suelo, ¡pero ahora puede ir a cualquier parte y disfrutar la vista desde arriba! Tu pequeña se volverá más curiosa porque ahora podrá moverse a lugares nuevos y ver las cosas desde una perspectiva diferente. Muchas cosas serán nuevas para ella, así que aprovecha esto y exploren juntas.
  • Impactará directamente en su independencia y confianza en sí misma. Muchas de las habilidades precursoras se desarrollarán antes de que tenga la fuerza y coordinación suficiente para caminar. Tal vez esté gateando por las escaleras, agarrando objetos o fortaleciéndose cada día. Esto le ayudará a ser más independiente; ahora puede ir a donde ella quiera. Incluso la verás tratar de bajarse de su silla en el auto o recoger sus juguetes. Ahora tal vez ya no quiera que la cargues con la misma frecuencia. Todas estas habilidades estimularán no solo sus habilidades físicas, sino también su desarrollo socio-afectivo.
  • Ahora será capaz de hacer más actividades físicas. Alrededor de esta etapa, se recomienda que ella realice 30 minutos diarios de actividades físicas estructuradas. Pueden ir a jugar al parque o salir a caminar. Además, también puede disfrutar de al menos una hora diaria de juego no estructurado en el que explore libremente.
  • Conforme desarrolle su motricidad gruesa, tu hija comenzará a usar más sus manos. Al principio sostendrá y manipulará objetos mientras camina, lo cual también le ayudará a trabajar su equilibrio. Sin embargo, más adelante, usará sus manos para abrir puertas o sostener un lápiz. Este es un buen momento para ofrecerle juguetes como bloques de madera.

Conforme pase el tiempo, tu hija practicará cómo caminar y esto aumentará su fuerza y confianza en sí misma. Pronto logrará estar más estable sobre sus pies, abriendo el camino hacia los grandes logros que se avecinan.

Más información sobre caminar: