Al contrario de lo que mucha gente piensa, el aprendizaje comienza mucho antes de que los niños alcancen la edad escolar. Por lo tanto, las actividades para bebés son fundamentales para orientar este proceso.

Al nacer, tu bebé puede distinguir tu voz de entre otros sonidos. A partir de ese momento empieza a percibir el entorno que lo rodea y comienza a interiorizar todo: lo que oye, ve, siente o toca. A pesar de ser un proceso natural, algunas actividades para bebés pueden ayudar con el desarrollo infantil en general.

Si eres madre primeriza y no sabes cómo estimular adecuadamente a tu pequeño en cada etapa, ¡estás en el lugar correcto! Hemos separado 12 consejos de actividades para bebés que estimulan el desarrollo físico, cognitivo, lingüístico y socioafectivo en la primera infancia. ¡Revísalos!

Consejos de actividades para bebés

Actividades para el desarrollo físico

1. Coloca a tu bebé boca abajo

También conocido como tummy time, es muy importante dejar a tu bebé boca abajo durante algunos minutos al día, para fortalecer los músculos del cuello, la espalda, los hombros, los brazos y las piernas. Si se siente incómodo, comienza con pocos minutos y trata de distraerlo con juegos y haciendo caras mientras está en esa posición.

Otro consejo es hacer esta actividad en un entorno cómodo, donde tu bebé se sienta seguro. Por ejemplo, algunas buenas opciones son colocarlo boca abajo en tu regazo, sobre una colchoneta de actividades para bebés o sobre un cojín (los que se usan para la lactancia y tienen forma de C).

2. Anímalo usando juguetes

Utiliza los juguetes que más le gusten a tu hijo para trabajar tanto su coordinación de manos como su movilidad. Coloca los juguetes al alcance de tu bebé, pero fuera de su alcance, de modo que tenga que moverse un poco para tomarlos. Aumenta gradualmente la distancia entre los objetos y tu pequeño.

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

Al principio, probablemente se arrastrará hasta el juguete, aprenderá a sostener su peso en un brazo y usará el otro para levantar el objeto. Este movimiento es muy importante para aprender a gatear, ya que le enseña a distribuir su peso corporal lateralmente.

De hecho, es muy recomendable dejar a tu bebé en el suelo. Pero necesita espacio y estímulos para estar dispuesto a moverse. Por lo tanto, reduce el tiempo que pasa en sillas y corrales y libera a tu hijo en un ambiente seguro y protegido.

3. Suban las escaleras

A medida que tu hijo adquiere habilidades y comienza a moverse más rápidamente, será interesante poner algunos juegos de obstáculos. Puedes esparcir cojines en el suelo para que los rodee y pueda alcanzar un juguete o incluso a ti.

Además, las escaleras son un excelente lugar para que tu bebé escale apoyándose sobre manos y rodillas. Los pequeños suelen estar interesados ​​en ellas, por eso nunca dejes a tu hijo sin supervisión cerca de las escaleras, ¿de acuerdo?

Actividades para el desarrollo cognitivo

4. Escuchen música y jueguen con sonidos

La música tiene un efecto increíble en nuestro cerebro, y hasta el bebé puede percibirla en el útero de la madre. Escuchar música desde una edad temprana, o incluso intentar tocar un instrumento, activa varias áreas del desarrollo infantil, incluidos importantes procesos cognitivos, como la memoria, el lenguaje y la percepción de causa-efecto.

Además de exponer a tu pequeño a todo tipo de música, es interesante practicar actividades para bebés relacionadas con los sonidos. Por ejemplo, aplaudir y jugar con objetos que hacen ruido.

5. Interactúa con tu bebé e imitalo

Los niños pequeños generalmente aprenden jugando, y esto sucede desde que son bebés. Uno de los aspectos más importantes del juego entre padres e hijos es que, por cada acción del pequeño, hay una reacción adulta. Esto crea una comunicación de doble sentido que construye y refuerza los circuitos neuronales del bebé.

Si tu bebé hace un sonido y lo imitas, o si sonríe y tú le respondes con una mueca divertida, esto funciona como un juego. Por lo tanto, este refuerzo positivo le muestra a tu hijo que está jugando bien y que sus acciones tienen un impacto en los demás y en el medio ambiente.

6. Clasifiquen juguetes

Cuando tu bebé sea un poco mayor, alrededor de los 18 meses, puede jugar a clasificar juguetes por tamaño o colores. Esto le ayudará a comprender el significado de conceptos como grande y pequeño, claro y oscuro, o incluso azul, amarillo, etc.

Elige algunos juguetes de diferentes tamaños o colores y varias cestas o cubetas dónde colocarlos. Muéstrale cada juguete a tu hijo y habla con él, preguntándole si sabe de qué tamaño o color es el objeto. Luego explícale si es grande, amarillo, rojo, etc., y sepáralo en las cestas.

Actividades para el desarrollo lingüístico

7. Habla con tu bebé

desarrollo de tu bebe

Hablar mucho es una de las actividades más efectivas para estimular el desarrollo del lenguaje de los bebés. ¿Y quién puede resistir la tentación de utilizar una voz y tono especial al comunicarse con los más pequeños?

Lo que mucha gente no sabe es que el llamado baby talk o voz de bebé tiene muchos beneficios. El articular mejor las palabras, alargar las vocales y exagerar las expresiones faciales, ayuda a tu hijo a comprender dónde comienza y termina cada palabra.

Es importante que, además de escucharte, te vea articulando las palabras, ya que esto facilitará su comprensión. El tono y el ritmo melódico atraerá la atención de tu pequeño, evitando que se distraiga con facilidad. Además, este hábito transmite afecto y contribuye al desarrollo social.

8. Lee rimas y cuentos

Otra buena idea de actividades para bebés, incluso si tu hijo es muy pequeño, es leerle rimas y cuentos para ampliar su vocabulario. Esto es muy importante en la fase de adquisición del lenguaje. Aunque a tu hijo le tome tiempo decir sus primeras palabras, ya estará acostumbrado a las entonaciones del habla y realizará la asociación de significados.

¡Haz clic AQUÍ para descargar la aplicación Kinedu GRATIS y accede a +2,200 actividades de desarrollo infantil!

Además, establecer el hábito de la lectura desde una edad temprana es excelente, no solo para estimular el desarrollo del lenguaje de tu bebé, sino también para despertar su gusto por la literatura y estimular otras habilidades importantes.

A través del contacto con la fantasía, los más pequeños también trabajan su imaginación. Conocer las historias y sentimientos de los distintos personajes le permite al niño, desde muy pequeño, ponerse en el lugar de los demás, lo que fomenta la empatía.

Puedes leer la misma historia durante varios días seguidos para que tu bebé sepa qué esperar de la trama y asocie cada vez más las imágenes del libro con lo que se narra.

9. Nombra lo que está viendo

Diariamente, acostúmbrate a nombrar lo que ve tu bebé para que asocie cada vez más las palabras con su percepción del mundo. Por ejemplo, si está jugando con una pelota, di en voz alta «estás jugando con la pelota».

También puedes usar libros ilustrados y mostrárselos a tu pequeño, nombrando cada dibujo. Aprovecha los libros que tienen texturas para llevar la mano de tu pequeño a la página y, así, estimular también su sentido del tacto.

Escoge libros resistentes y deja que tu bebé explore las páginas a voluntad. Aprovecha la oportunidad para ver si ya puede identificar algunos de los dibujos.

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

Actividades para el desarrollo socioafectivo

10. Jueguen al escondite

El famoso juego de las escondidas que jugamos con los bebés puede ayudar a tu hijo a comprender que incluso si no te ve, tú sigues estando allí. Además, comenzará a darse cuenta de que cuando te vas, volverás más tarde.

Por eso, usa mucho el juego de “¿Dónde está mamá?”. Cúbrete la cara con las manos o con una almohada, por ejemplo, y luego reaparece diciendo “¡Aquí está!”. Este sencillo juego puede ayudar a tu hijo a lidiar con la ansiedad por separación, ya que trabaja en la independencia emocional.

11. Desarrolla su autoconocimiento

Coloca a tu bebé frente a un espejo y llámalo por su nombre, enfatizando que el reflejo es suyo. Con el tiempo, alrededor de los 10 a 18 meses, comenzará a reconocerse a sí mismo. Esto le ayuda a trabajar su autoconocimiento y hace que el pequeño comprenda que mamá no es parte de él.

12. Crea una tienda de campaña

Improvisa una tienda de campaña colocando sábanas sobre una mesa y utiliza este espacio como «refugio» para la familia. Aprovecha el escondite para jugar con tu bebé, darle mucho cariño y hablar mucho. Estos momentos de cariño, atención exclusiva y convivencia con los padres ayudan al pequeño a fortalecer los lazos y promover un apego seguro.

App de Kinedu

Muchos de estos juegos ya los hacemos a diario con nuestros bebés, sin darnos cuenta de lo importantes que son y los beneficios que aportan. Sin embargo, al no darnos cuenta de esto, a veces dejamos de lado los juegos y las interacciones para ahorrar tiempo o porque tenemos prisa.

Por eso monitorear y documentar los juegos, registrar el progreso de tu hijo, es una excelente manera de identificar los cambios que ocurren en su desarrollo. Kinedu es una aplicación con miles de actividades para bebés personalizadas según la edad y etapa de desarrollo de tu pequeño, lo que ayuda mucho en esta tarea.

Por último, busca actividades para bebés que puedas practicar con tu hijo a diario, mientras le cambias el pañal, le das de comer, lo bañas o cuando tengas tiempo libre. Después de todo, los niños son como esponjas y constantemente aprenden de nosotros y absorben información del entorno en el que viven.

Para recibir un plan de actividades personalizado, ¡descarga la aplicación Kinedu! ¡Aprovecha los consejos de juego diarios para estimular el desarrollo de tu pequeño!