¿Qué es la permanencia del objeto y por qué es un hito clave?

¿Alguna vez has escuchado la expresión “ojos que no ven, corazón que no siente”? Como adultos, cuando un objeto se mueve fuera de nuestro campo de visión, sabemos que continúa existiendo, a pesar de no poder verlo, tocarlo o escucharlo. Sin embargo, este no es el caso para los bebés. Durante los primeros meses de vida, cuando no ven un objeto, ¡ellos creen que el objeto deja de existir!

Sin embargo, alrededor de los 4-7 meses, tu bebé comenzará a entender el concepto de permanencia del objeto (que es una forma elegante de decir que él empezará a entender que cuando los objetos están fuera de su campo de visión, siguen existiendo).

Pero, ¿por qué la permanencia del objeto es un hito del desarrollo tan importante para mi bebé?

Dominar el concepto de permanencia del objeto es un hito importante, ya que le ayudará a tu bebé a entender el mundo y saber qué esperar. Esto significa que tu bebé no tendrá miedo cuando preste algún juguete o deje de verlo, al desarrollar este hito sabrá que puede recuperarlo. Otro punto importante es que se dará cuenta de que las personas siguen existiendo, ¡incluso cuando se van! Hasta este momento, tu bebé no tenía la capacidad de entender esto; cuando te ibas, desaparecías. Sin embargo, cuando tu bebé alcance este hito, aunque se ponga triste cuando te vayas, podrá pensar en ti y entenderá que vas a regresar. Conforme pase el tiempo, el hecho de que lo dejes solo dejará de causarle tanta angustia.

Continue reading

Indicadores del desarrollo: La importancia de pasar tiempo boca abajo

¿Sabías que algunos investigadores sugieren que los bebés que pasan más tiempo boca abajo aprenden a gatear antes que aquellos bebés que no pasaron tanto tiempo en esta posición? ¡Conoce la importancia del tiempo boca abajo y algunos consejos que te ayudarán a fomentarlo en casa!

¿Por qué es tan importante?

Estar boca abajo le ayudará a tu pequeño a desarrollar los músculos del cuello, espalda y hombros. Estos serán necesarios para alcanzar la mayoría de los hitos del área física, como levantar la cabeza, gatear y ponerse de pie.

Cuando tu bebé está boca abajo, trabaja un poco la fuerza muscular, pues se empuja hacia arriba con sus brazos, gira el cuello y se mueve un poco para poder explorar su entorno. Pasar tiempo en esa posición ayudará a prevenir retrasos motores y síndromes como la cabeza plana y el cuello torcido. La Academia Americana de Pediatría recomienda la colocación de los bebés boca arriba para dormir y boca abajo para jugar. Continue reading

Multilingual child

El cerebro bilingüe: ¿por qué vale la pena que tu niño aprenda más de un idioma?

Muchos padres entienden los beneficios a futuro de los que puede disfrutar su hijo si habla más de un idioma. Sin embargo, muchos padres no se dan cuenta de que los beneficios adicionales que puede traer el aprender un segundo idioma. Esta experiencia cambia al cerebro y, con ello, altera el curso del desarrollo. Hay muchos estudios que han tratado de comprender los efectos del bilingüismo y la sorprendente conclusión es que aprender otra lengua (o hasta tres o cuatro) tiene un efecto que va más allá del reino lingüístico.

El cerebro social del niño bilingüe

La teoría de la mente es vital para poder entender lo que y vincular lo que sabemos sobre el bilingüismo y cómo afecta los procesos sociales. La teoría de la mente (ToM por sus siglas en inglés) se define como las suposiciones o ideas que tenemos sobre lo que piensan los demás. La ToM requiere de representaciones mentales tanto de uno mismo como del otro, y la comprensión de que nuestra forma de pensar y nuestro conocimiento difiere del de las otras personas.

En un estudio sobre los efectos del bilingüismo en la cognición social, los investigadores Then-Kim Nguyen y Janet Wilde Astington compararon dos grupos de niños de entre 3 y 5 años. Midieron varias cosas, entre ellas la prueba de la creencia falsa que ayuda a estudiar la ToM. En esta prueba, también conocido como la prueba Sally-Anne, a un niño se le muestra una historia donde Anne mueve los juguetes de Sally cuando esta última no está mirando. Luego se le pide al pequeño que apunte a donde Sally cree que están sus juguetes. Alguien que demuestra un ToM sabrá que Sally añun creerá que los juguetes siguen en el mismo lugar porque desconoce la información que Anne, y el niño, saben. En el estudio, un grupo de niños habían estado expuestos al inglés y francés desde su nacimiento o previo a cumplir los 8 meses, mientras que el otro grupo solo había sido expuesto a uno de los dos idiomas. El estudio concluyó que los bilingües superaron a los monolingües en esta prueba, después de controlar su edad y habilidad lingüística. La memoria operativa también demostró ser mucho más amplia en los niños bilingües.

Continue reading

Paso a paso: Aprende a dar pecho a tu bebé

La leche materna es un gran regalo de la naturaleza y una faceta universal de la maternidad. No solamente brinda la nutrición adecuada y personalizada para tu pequeña, sino que es un gran momento para formar lazos afectivos. Tiene tantos beneficios que la Academia Americana de Pediatría, la Organización Mundial de la Salud, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia y muchas otras organizaciones coinciden en recomendarla como la mejor opción para alimentar a los bebés durante sus primeros 6 meses de vida de forma exclusiva y, posteriormente, hasta los dos años de edad junto con comida complementaria.

Amamantar a tu bebé involucra aprender una nueva habilidad que requiere práctica y paciencia. A veces es necesario esperar unos días antes de que se establezca la producción de leche. No te preocupes si no sale desde el comienzo, después de unos días verás que se liberará el golpe de leche.

 ¿Qué debo hacer para comenzar?

Comienza con una respiración profunda e intentar estar lo más relajada y cómoda que posible. Trata dejar que las cosas surjan de manera espontánea, ya que esto fomenta la relajación y estar tranquila ayudará que tu bebé también lo esté. Siéntete libre a escoger lactar sentada o recostada siempre y cuando tú y tu bebé estén a gusto.

Puedes sostener a tu hija de diferentes maneras tales como: acurrucadas (bebé frente a ti con su cabeza apoyada en tu antebrazo), cruzadas (bebé frente a ti, pero cargado con el brazo opuesto al pecho del que le darás leche), en posición de futból americano (como si cargaras una pelota entre tu brazo y costado, mientras sostienes su cabeza con la mano) o acostadas de lado (utiliza tu brazo inferior para levantar y dirigir la cabeza de tu bebé a tu pecho y con tu mano superior sostén tu pecho). Cualquier posición que elijas solo asegúrate de que todo el cuerpo de tu bebé esté frente al tuyo y de que la sostengas firmemente.

Continue reading

¡Sorpréndelo! Despierta la curiosidad de tu bebé

“No le pidas a tu hijo que haga algo específico, simplemente crea experimentos para que los observe y después cuestione su modo de pensar.  Motívalo a cuestionar su propia lógica, ¡esto impulsará nuevas y más fuertes conexiones que, con el tiempo, lo convertirá en un pequeño genio explorador!”

Los bebés frenan la forma tan apresurada en la que vivimos día a día. Nos miran con asombro y al instante medio millón de neuronas se disparan mientras absorben todo lo que hacemos y decimos. Cada vez que nos tomamos el tiempo para conectar con ellos, sus ojos y cerebros se encienden simultáneamente. Una vez que nos tomamos el tiempo para vivir este momento, vivimos con más calma. Esto es lo que hacen los bebés: pierden la noción del tiempo y amplían su conocimiento.

¿Cuándo comienza el aprendizaje? La mayoría de las personas suponen que comienza durante los primeros años de vida, sin embargo, el aprendizaje comienza desde el embarazo. Los bebés desarrollan un oído fino para ciertos sonidos; atienden a sus primeras lecciones de su lengua materna cuando están en el vientre de su madre. Los bebés nacen listos y diseñados para aprender. Ellos tienden a sobre-estimularse con todo. Sus cerebros aún no han desarrollado un mecanismo que nosotros, los adultos, ya hemos desarrollado: la lógica de las prioridades. Con esta podemos sintonizar en lo que debemos enfocarnos y eliminamos el resto. Esto sucede en un área relativamente nueva del cerebro llamada la corteza prefrontal; relativamente nueva en términos evolutivos. No es tan evidente en las especies de mamíferos más antiguos, pero es responsable de nuestro juicio y pensamiento flexible, también conocido como nuestra “sabiduría”. Sin embargo, los bebés carecen de este mecanismo y, por lo tanto, necesitan calcular y desarrollar probabilidades condicionales con el fin de averiguar cómo funciona el mundo.

Continue reading