Estar embarazada es un momento muy especial en la vida de las mujeres. Este momento suele estar lleno de emociones, pero también de cuidados especiales. Es natural querer estar al tanto de todo lo que pueda favorecer el embarazo y, por lo mismo, pueden surgirte dudas, angustias y expectativas sobre lo que está indicado o no.

Para que todo salga de la mejor manera posible, es importante prestar atención a las recomendaciones de los expertos durante este período para cuidar tu salud y la de tu bebé, especialmente en lo que respecta a cuestiones que involucran estética y belleza, como teñir el cabello durante el embarazo.

Pensando en estas dudas, preparamos este post. Te ayudaremos a estar al tanto de los cuidados capilares que se indican y los que no se recomiendan, para que tu embarazo sea tranquilo y vaya viento en popa. ¡Sigue leyendo!

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

Tintes

Los tintes se pueden utilizar siempre y cuando sean específicos y no contengan amoniaco ni metales pesados ​​en su fórmula. Una opción son los tonalizantes y las hennas. Sin embargo, como medida para proteger la salud de las madres y los bebés, se recomienda que se realice solo después de la 12ª semana de embarazo por seguridad.

Permanentes y alisado

Las permanentes y el alisado no se recomiendan en ningún momento durante el período gestacional, ya que los productos contienen sustancias nocivas para la salud del bebé, como el formaldehído.

Hidratación

Las hidrataciones se permiten, pero dependen del producto que se vaya a utilizar. Para ello, es necesario estar siempre pendiente de las contraindicaciones y la composición de estos productos. Escoge productos naturales y busca siempre el consejo de un médico antes de realizar cualquier procedimiento, aunque parezca sencillo.

Luces

Puedes hacerte las luces siempre que el producto no contenga sustancias nocivas (amoniaco y metales pesados). Además, el tinte no debe tocarte el cuero cabelludo para que no se produzca la absorción de elementos nocivos para la salud del feto.

Contacto con amoniaco o metales pesados

Como ocurre con las situaciones mencionadas anteriormente, no se recomienda el uso de estos productos durante la fase gestacional. Esto se debe a que cuando estas sustancias entran en contacto con el cuero cabelludo se absorben y entran al torrente sanguíneo de la madre y pueden ser tóxicas y dañinas para el bebé.

Conocer el producto es fundamental para realizar los procedimientos de forma segura y, así, preservar tu salud y la del bebé. Además, existen productos específicos en el mercado, compuestos de sustancias que no son agresivas para el organismo.

Sin embargo, para tener la certeza de que es un producto seguro, siempre es necesario investigar y buscar profesionales que comprendan el tema. Independientemente de eso, sigue siempre las pautas médicas.

Como puedes ver, teñir el cabello durante el embarazo, o incluso realizar otros tratamientos, no está totalmente prohibido, pero sí requiere algunos cuidados. Para ello, es importante prestar especial atención a los productos que se utilizarán y buscar siempre el consejo médico. Pero ten la seguridad de que siempre existirán alternativas.

¿Te gustó la publicación? Entonces consulta las principales precauciones recomendadas al tomar cafeína durante el embarazo y conoce sus riesgos.