Durante las primeras semanas de vida muchos de los movimientos que hace tu bebé son reflejos. ¿Pero qué son estos movimientos? ¿Cómo puedes identificarlos? En este artículo te hablaremos sobre los reflejos de los bebés. 

Todos los bebés tienen un nivel de control limitado sobre su cuerpo, pero para compensar esta falta de control, nacen con algunos mecanismos para defenderse y mantenerse seguros. A estos mecanismos les podemos llamar reflejos, y algunos están presentes incluso antes del nacimiento. Es por esto que, aunque tu pequeño aún depende mucho de tus cuidados, no está completamente indefenso. 

desarrollo de tu bebe

Algunos reflejos desaparecen después de un par de meses, ya que tu bebé no los necesita, y otros se convierten en acciones voluntarias una vez que tu bebé empieza a controlar sus movimientos. Los reflejos de los bebés normalmente están presentes por poco tiempo, pero son muy importantes, ya que indican que el cerebro y el sistema nervioso están haciendo su trabajo y funcionando de forma correcta. Puedes verificar los reflejos de tu bebé en casa, pero lo más seguro es que tu doctor revisará que tu pequeño tenga todos estos reflejos durante su primer consulta médica.  

¿Cuáles son los reflejos de los bebés y para qué sirven?  

Si quieres aprender más sobre estos fascinantes movimientos involuntarios, aquí puedes leer sobre los principales reflejos de los bebés: 

  • Reflejo de Moro: Este reflejo también se conoce como el reflejo de sobresalto, ya que comúnmente sucede cuando un bebé se sorprende por algún movimiento repentino o sonido fuerte. Hay ocasiones en las que el bebé tiene este reflejo al escuchar su propio llanto. Como respuesta a un sonido o movimiento abrupto, podrás ver que tu bebé hace la cabeza hacia atrás, extiende las piernas y brazos, y después vuelve a retraerse rápidamente. Es posible que un bebé llore durante estos episodios, o que se asuste a  sí mismo con el propio sonido de su llanto. Es muy común que este reflejo despierte al bebé en cuanto se le acuesta, pero no te preocupes, normalmente sólo sucede durante las primeras semanas de vida, y dura hasta que el bebé tiene alrededor de 2 meses. 
  • Reflejo de búsqueda: Esta acción innata ocurre cuando se toca la mejilla o la esquina de la boca de un bebé. Una vez que el bebé siente el movmiento, voltea la cabeza y abre la boca, buscando en la dirección en que sintió el tacto. Este movimiento ayuda al bebé a encontrar el pecho o la botella para empezar a comer. Durante los primeros días de vida, los bebés buscarán de un lado a otro, volteando la cabeza hacia el pezón o el biberón, hasta que lo encuentren y se prendan de él. Después, los bebés simplemente moverán la cabeza y la boca a la posición que ya conocen para succionar el pezón o la botella. Este reflejo dura alrededor de 4 meses, y ayuda a los bebés a prepararse para el reflejo de succión. Este también es uno de los reflejos de los bebés que después se convierte en un comportamiento voluntario. 
  • Reflejo de Succión: Este acto de supervivencia está presente incluso antes de que nazca tu bebé. Con algo de suerte tal vez viste a tu bebé chuparse el dedo en algún ultrasonido, ya que a partir de la semana 36 de gestación este reflejo se ha desarrollado por completo. El reflejo de succión es crucial para que un bebé pueda alimentarse. Cuando el pezón o la tetilla del biberón tocan el paladar del bebé, automáticamente empezará a succionar. De no ser por este reflejo tu pequeño no podría consumir el alimento que necesita para crecer. Coordinar estos movimientos rítmicos mientras traga y respira puede ser algo complicado para un bebé, a pesar de ser movimientos instintivos, y es posible que algunos bebés no sean muy eficientes para succionar al principio, pero con un poco de práctica aprenderán a dominar esta habilidad. Buscar, succionar y llevarse las manos a la boca son movimientos que pueden considerarse como señales para darle de comer a un bebé durante las primeras semanas de vida. Después de establecer los movimientos para alimentarse, es común que los bebés usen estos movimientos para consolarse y calmarse. 
  • Reflejo Tónico del Cuello: Esta respuesta automática también es conocida como “posición de esgrima”, debido a la postura que adopta el bebé. Este reflejo se presenta cuando, estando acostado boca abajo, el bebé gira la cabeza hacia un lado y estira un brazo en la misma dirección, mientras dobla el brazo opuesto, como si estuviera haciendo esgrima. Este reflejo puede ser muy sutil, así que tal vez no puedas distinguirlo, y no se presentará si el bebé está alterado o llorando. Esta postura desaparece alrededor de los 5 o 7 meses. Tal vez notes que el reflejo tónico y el reflejo de Moro están presentes en ambos lados del cuerpo de tu bebé. Si observas que este reflejo no está presente, o se presenta de forma diferente en un lado del cuerpo, coméntalo con tu pediatra.  
  • Reflejo de Paso o Marcha: Este reflejo se presenta cuando se sujeta a un bebé de las axilas y sus pies tocan una superficie plana; los pies del bebé se moverán de forma automática, poniendo un pié al frente del otro, como si quisiera caminar. Puede ser muy entretenido ver a tu bebé “caminar”, pero asegúrate de darle soporte a su cabeza y sujetarle de forma correcta y firme debajo de los brazos. Este reflejo puede presentarse después del parto, cuando un bebé está acostado sobre el abdomen de su mamá e intenta acercarse a su pecho. El reflejo desaparecerá después de 2 meses, y volverá a presentarse mientras aprenden los movimientos y comportamientos voluntarios para caminar. 
  • Reflejo de Prensión Palmar: Si tocas la mano de tu bebé, automáticamente cerrará los dedos, sujetando tu dedo fuertemente. Con el tiempo, esta respuesta automática se convertirá en un acto voluntario, pero por ahora puedes disfrutar de la forma en que tu bebé sujeta tu mano. Este reflejo dura alrededor de 5 a 6 meses. 
  • Reflejo Plantar de Babinski: Similar al reflejo anterior, esta respuesta automática sucede cuando se toca de forma firme la planta del pie de un bebé, causando que el dedo pulgar se haga hacia atrás y los demás se abran hacia afuera. Este reflejo es normal hasta los 2 años de edad, pero puede desaparecer desde los 12 meses.  

Aprender sobre los reflejos de los bebés, cómo son y cómo funcionan, puede ayudarte a entender mejor el comportamiento y las necesidades de tu pequeño durante sus primeros días de vida. Ahora que puedes reconocer estos reflejos, observa a tu bebé y nota cómo responde a tus movimientos y a otros estímulos a su alrededor. Es importante recordar que cada bebé tiene un desarrollo único y diferente, así que no debes preocuparte mucho si algunos movimientos varían o son un poco distintos. Sin embargo, si tienes alguna preocupación particular o ves algo fuera de lo normal, es importante consultar con tu pediatra.